Contar con una vivienda es uno de los principales objetivos de las personas cuando se piensa en independizarse, para esto, los créditos hipotecarios se han convertido en opción para lograr tener una propiedad. A pesar de que en el país la edad mínima para adquirir este financiamiento es de 18 años, es importante considerar la estabilidad económica al momento de solicitarlo.

Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com señaló que anteriormente la edad ideal era comprar casa entre los 25 y 30 años; actualmente oscila entre los 30 y 35 años. Tendencia que según Leonardo se debe a una fase de alquiler o uso residencial con fórmulas de cohabitación como roomies, coliving o uso colaborativo.

Imagen de archivo

De acuerdo con el estudio La edad sí importa al contratar un crédito hipotecario, elaborado por BBVA Bancomer, la edad promedio de contratación es de 41 años, mientras que para remodelación es de 46 años.  Pablo Sadek, director de Negocio Hipotecario de BBVA, comentó que cuando se trata de la compra de un terreno es común que jóvenes mayores de 30 años soliciten un crédito y las personas mayores de 55 lo pidan para adquirir una segunda vivienda.

“Aunque lo mejor es invertir en bienes raíces a temprana edad para potenciar la riqueza de largo plazo, los factores para hacerlo varían dependiendo del nodo laboral, uso personalizado del inmueble, planes o necesidades del usuario como la orientación al home office y la riqueza per cápita” comentó González.