Conecta con nosotros
blank blank

Arquitectura

Cuba la singularidad del diseño Design Week México

Publicado

el

Como parte de la 11a edición de Design Week México (DWM), la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBA) presentaron la exposición ‘Cuba. La singularidad del diseño’, instalada durante el marco de celebración por los 500 años de la fundación de La Habana, considerada el centro económico-cultural y principal polo turístico de la República de Cuba.

Integrada por planos, carteles, sillas, documentos, libros, fotografías y reproducciones contemporáneas, esta muestra alojada en el Museo de Arte Moderno (MAM), exhibe al público -hasta marzo próximo-, la arquitectura y el diseño bajo el modelo ideológico de la revolución cubana (1959), plasmando los distintos alcances y materializaciones en el ámbito de la construcción y producción material e iconográfica. Asimismo, presenta de qué manera el modelo insurrecto utilizó estratégicamente al diseño como una herramienta para el cambio social, donde la educación fue primordial para incentivar la práctica de las artes y el deporte, a fin de propiciar la equidad.

blank

“El diseño y la arquitectura se pensaron en la Cuba revolucionaria a partir del concepto de cubanidad, es decir, de consolidar el desarrollo cultural que representara a lo cubano. En aquel entonces se percibía la necesidad de asumir una nueva identidad nacional que se basara en la cultura afrocubana predominante en oposición al legado urbano heredado del colonialismo español […] Había por ello que pensar las formas creativas en términos de una tradición local con menos influencia internacional ”, se lee en uno de sus muros.

Esta muestra colectiva curada por Jimena Acosta del MAM e Inbal Miller, curadora invitada de DWM, también hace referencia a la educación del pueblo cubano y el diseño de espacios propicios, aspectos que fueron prioritarios para el nuevo régimen socialista. La edificación de escuelas rurales, centros deportivos y de salud, estadios, viviendas, hoteles y huertos urbanos, estuvieron a cargo de diversos arquitectos y diseñadores.

blank

Con ello, la modernidad fue sinónimo de renovación, lo que abrió paso a finales de la década de 1950, a un diseño cubano vanguardista, para más tarde lograr una integración entre modernidad y tradición.

“El arte debe expresar la cultura de un pueblo determinado. Es la expresión de la acción recíproca entre el hombre y el medio en donde se desenvuelve, la suma de sus experiencias, la expresión de las características espirituales comunes de una sociedad. La tradición artística de un lugar equivale a la reinterpretación de constantes psicológicas a través de todas las épocas”.

El hotel Habana Libre, paradigma ideológico en la arquitectura cubana, fue diseñado por el despacho californiano Welton and Beckett en asociación con el despacho de arquitectos cubanos Arroyo y Menéndez, y operado por el grupo hotelero American Hilton.

Por Danae Herrera

Este es un artículo de la edición 117 http://inmobiliare.com/inmobiliare-117/

Publicidad
Altio CapitalGlobal BusinessBeck
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank