Conecta con nosotros

Desarrollo Urbano

Cushman & Wakefield remodela oficinas con estándares sustentables

Publicado

el

Para brindar mejor calidad a los colaboradores y reafirmar su compromiso con el medio ambiente, conseguirán certificaciones LEED y Well
El bienestar de los empleados y clientes, así como la optimización de los lugares de trabajo dentro de una empresa están siendo puntos clave para conseguir un beneficio comercial más alto. Cada vez más, los propietarios o directores de oficinas están invirtiendo en el bienestar de los usuarios para eficientar los procesos y registrar mayores ganancias.  

Nuevas oficinas Cushman & wakefield


Es gracias a las demandas de tecnología, sostenibilidad y accesibilidad que Cushman & Wakefield, empresa global líder en servicios inmobiliarios, toma la decisión de asignar presupuestos para remodelar sus 40 oficinas más grandes a nivel mundial debido a la gran interacción que existe en ellas con los clientes, incluyendo México.
Uno de los principales objetivos al planear y desarrollar el proyecto de remodelación de las oficinas ubicadas en Arcos Norte B en la Ciudad de México, fue ofrecer a colaboradores y visitantes un espacio altamente productivo, funcional, dinámico, eficiente y flexible, además de altos estándares de calidad que observan el bienestar tanto ambiental como de sus ocupantes.

Nuevas oficinas Cushman & wakefield

Publicidad

Aspectos como iluminación, disposición de elementos dentro de las oficinas, acústica, transparencia, interacción, uso de tecnologías, accesibilidad, así como sistemas automatizados de aire acondicionado y ventilación, fueron conjuntados para lograr un espacio multipropósito que se adapta a las necesidades tanto de los empleados como de los clientes.
El proyecto fue conceptualizado, supervisado y administrado por el equipo de Yahir Sarmiento, director del área de Project & Development Services en Cushman & Wakefield. En entrevista, señaló que la idea en general fue concebida para convertir la interacción dentro de las oficinas en una experiencia positiva para los usuarios, de manera que los  cambios no sólo fueron físicos sino también en las políticas y forma de trabajar. “Esta renovación está enfocada a mostrar nuestros servicios, los clientes hoy en día están buscando una experiencia, entonces podemos recibir a nuestros clientes en este espacio y mostrarles claramente las ventajas de los servicios que ofrecemos, pues pueden verlo y sentirlo en un entorno real.”
Transformaciones físicas y operativas  

Víctor Lachica, Presidente y CEO para México y Centroamérica de Cushman & wakefield


Víctor Lachica, presidente y CEO para México y Centroamérica de Cushman & Wakefield, recuerda que en septiembre de 2015, la empresa fue adquirida por el fondo americano Texas Pacific Group, por lo que se tomó la decisión de fusionar la marca con DTZ. Al ser una empresa con más tradición e historia, los dueños y directivos decidieron que la marca representativa siguiera siendo Cushman & Wakefield. Durante ese proceso de adquisición, los nuevos directivos que se incorporaron, trajeron consigo ideas más revolucionarias acerca de los servicios inmobiliarios que ofrecía la empresa, por lo que comenzó una transformación operativa interna y externa de atención al cliente.
“En México, se dieron condiciones y tiempos muy adecuados, pues poco antes de ser adquiridos, nuestro contrato de arrendamiento de las oficinas estaba a punto de vencerse, por lo que, inició una búsqueda del mejor espacio para implementar los cambios y nuevas tecnologías que ya eran una tendencia en Cushman & Wakefield”, señaló Víctor Lachica.
Exploraron la posibilidad de una nueva ubicación, y al mismo tiempo, la de remodelar el interior el espacio ante la renovación del plazo, la ubicación que ofrece el conjunto Arcos es muy adecuada para su operación, por lo que eligieron la renovación y remodelación. Comentan que fue un gran reto y al mismo tiempo un excelente ejercicio.

Nuevas Oficinas Cushman & Wakefield


En cuanto al concepto creado para la remodelación, Yahir Sarmiento explicó que se basó en el playbook de la empresa, que indica cuáles son las características estándares de espacio, densidad, y tecnologías; sin embargo, se buscó agregar un toque mexicano al diseño de construcción y distribución de espacios. El objetivo con las oficinas en México era crear un lugar con mucha más apertura, interacción y colaboración.
“El diseño quedó en manos de Juan Pablo Serrano del despacho de arquitectos Serrano Monjaraz quien se encargó de traducir las características de diseño, sustentabilidad y accesibilidad que Cushman & Wakefield exige en cada una de sus oficinas, pero con la personalidad que la marca ha establecido en México”, agregó.
Entrevista: Guillermo Amazo guillermo@inmobiliare.com
Texto: Gabriela Espinosa González gabriela.espinosa@inmobiliare.com
También lee 

Nuevos corredores de oficinas #exni


Elementos de decisión de grandes usuarios de oficinas


 

Publicidad

Construcción

Calzada Ignacio Zaragoza tendrá segundo piso

Publicado

el

Esta semana, el Gobierno de la Ciudad de México emitió la declaratoria de necesidad pública para la construcción y concesión del segundo piso sobre la Calzada Ignacio Zaragoza, entre viaducto Río de la Piedad y el puente de La Concordia (salida a Puebla).

De acuerdo con lo publicado en la Gaceta Oficial, la obra contará con una extensión de 12.7 kilómetros y pasará por las alcaldías Venustiano Carranza, Iztapalapa e Iztacalco.  El principal objetivo es resolver la congestión vial, ya que el aforo vehicular promedio registrado es de 61 mil 376 vehículos diarios, que circulan a una velocidad promedio de 58 kilómetros por hora. 

“Es fundamental contar con vialidades suficientes para aumentar y mejorar la red vial primaria, de manera que se eviten las congestiones y cuellos de botella que provocan una gran pérdida de tiempo de los ciudadanos para trasladarse de un punto a otro”, señala el documento. 

Publicidad

En la declaratoria publicada, las autoridades detallaron que se requiere de la participación pública y privada para realizar la inversión necesaria que permita su edificación, ya que su costo se calcula en 8 mil millones de pesos.

La obra forma parte del Plan de Reactivación Económica de la CDMX, con el que se busca conectar la capital con las autopistas del Estado de México y el sistema de aeropuertos, que incluye al nuevo aeropuerto Felipe Ángeles.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído