Conecta con nosotros

Sustentabilidad

Desarrollo biofílico, activo codiciado en la pandemia

Publicado

el

La situación de aislamiento ha modificado las preferencias y hábitos de las personas que, sin distinción, buscan cada vez más el contacto con la naturaleza, un activo que se volvió altamente codiciado. 

Los proyectos en espacios verdes, al aire libre, ubicados en entornos amplios, alejados, privados y sustentables empezaron a cobrar un mayor protagonismo dentro del rubro. Si bien, prima la cautela tanto en inversores como en desarrolladores, bajo este contexto, los emprendimientos inmobiliarios de lujo que presentan estas características se convierten en una opción seductora y segura para los inversores extranjeros. 

Un claro ejemplo es el desarrollo de alta gama Las Cárcavas, el cual toma su nombre de las formaciones generadas por la erosión producto del escurrimiento del agua de lluvia hacia el mar, típicas del paisaje costero de Garzón, en la costa de Rocha, Uruguay.

Publicidad

“La sustentabilidad y el impacto ambiental son dos conceptos que están adquiriendo cada vez más relevancia y que generan un gran interés entre los inversores: si bien estamos viviendo una era de adaptabilidad en múltiples aspectos, nuestras proyecciones son positivas en este sentido”, asegura Fernanda Prece, Directora Comercial de Las Cárcavas.

Los ideales del proyecto se basan precisamente en la sustentabilidad y un estricto compromiso con el medioambiente. Cuenta con 24 chacras y espacio para 16 bungalows distribuidos en cerca de 52 hectáreas que son parte de una reserva nacional de biosfera declarada por la UNESCO. 

El desarrollo ofrece acceso a 250 metros de playa exclusiva de aguas cálidas, gracias a las corrientes tropicales que vienen de Brasil. Asimismo, tiene amenities de lujo: piscina, club de playa a orillas de una laguna, cancha de tenis de césped natural, área de grill, zona de fogones y palenque.

Con relación al diseño, las chacras siguen ciertas normas arquitectónicas preestablecidas para preservar el espíritu natural en su conjunto. El paisajismo y parquización ha sido responsabilidad del inglés John Brookes en colaboración con el estudio Barzi Casares; ambos son grandes referentes en el mercado internacional por sus trabajos vanguardistas e innovadores intercalados con la protección medioambiental.

Este es un ejemplo de lo que hoy en día tiene el interés del mercado, que se inclina por espacios amplios y alejados de las grandes urbes. Lugares donde se puede escapar, encontrar refugio y armonía en el diseño de alta gama en conjunción con la naturaleza y el bienestar personal. 

La irrupción del COVID- 19 en la esfera mundial ha generado innumerables transformaciones en todos los sectores y actores de la economía, lo cual implica  nuevos desafíos.

Publicidad

Sustentabilidad

V2G, la tecnología de movilidad que ahorra energía y dinero

Publicado

el

Al hablar de sustentabilidad en las ciudades la movilidad es un aspecto esencial pues, de acuerdo con ONU Hábitat, las grandes zonas urbanas son responsables de entre el 71 y 76% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). De esa cifra, cerca del 20% es ocasionada por los automóviles.

En este sentido, resulta fundamental pensar en alternativas que hagan de la movilidad una acción humana sostenible. Una de las alternativas cada vez más adoptadas son los automóviles eléctricos, sin embargo, estos también funcionan con energía eléctrica que emite emisiones de Gases de Efecto Invernadero. 

Por esa razón, Nissan, E.ON Drive y el Imperial College de Londres se encuentran estudiando cómo la capacidad de carga bidireccional de los vehículos eléctricos (EVs) podría contribuir a reducir las emisiones y a alcanzar objetivos a largo plazo en relación con el cambio climático.

Publicidad

Pese a que año con año aumenta la demanda de vehículos que no funcionan a base de combustibles fósiles, aún son necesarios incentivos para acelerar su adopción y para que los sistemas de carga Vehicle-to-Grid (V2G), puedan explotar sus beneficios potenciales.

La tecnología Vehicle-to-Grid permite que la electricidad fluya en ambas direcciones entre las baterías de los vehículos eléctricos y la red eléctrica, facilitando que la energía almacenada en la batería se vuelva a vender a la red cuando la demanda de energía es elevada.

Los vehículos pueden recargarse cuando la demanda es menor o cuando la generación de energía renovable es elevada, reduciendo así la dependencia de la generación con combustibles fósiles. De este modo, la tecnología V2G juega un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono. También puede ayudar a liberar la capacidad de las redes eléctricas que distribuyen energía a todo el país.

Así lo explicaron a través de un white paper las tres organizaciones mencionadas, quienes trabajan conjuantemente en un proyecto V2G de flotas comerciales, conocido como e4Future, cuyo objetivo es demostrar cómo las camionetas y los vehículos eléctricos pueden ofrecer apoyo a la red eléctrica del Reino Unido y proporcionar una solución rentable y sostenible para las flotas comerciales.

El proyecto e4Future forma parte del concurso V2G, financiado por el Departamento de Empresa, Energía y Estrategia Industrial (BEIS) y la Oficina de Vehículos de Cero Emisiones (OZEV), en colaboración con Innovate UK, que forma parte de Investigación e Innovación del Reino Unido.

“La tecnología Vehicle-to-Grid tiene un enorme potencial para conseguir grandes ahorros, tanto en términos financieros para los operadores del sistema eléctrico y las flotas de vehículos, como en términos medioambientales, al reducir significativamente las emisiones de CO2 en toda la red eléctrica del Reino Unido. Nissan está a la vanguardia de los proyectos para aprovechar este potencial”, comentó Andrew Humberstone, director general de Nissan Reino Unido.

Cargadores E.ON Drive’s Vehicle to Grid en el Sitio Nissan UK Research and Innovation en Cranfield.

Entre los principales beneficios de esta tecnología, destacan:

  • El potencial de reducción de las emisiones de carbono del sistema energético a tan solo -243 g de CO2/km.
  • Un ahorro en los costos de operación del sistema energético de hasta 16 mil USD anuales por vehículo eléctrico y reducción de CO2 de aproximadamente 60 toneladas anuales por vehículo eléctrico.
  • Los beneficios anuales de la carga V2G de la flota podrían oscilar entre 900 y 1,600 USD por vehículo.

“Nuestra investigación ha demostrado que la tecnología V2G puede ofrecer beneficios económicos sustanciales para el sistema energético, además de reducir las emisiones de carbono. Este hallazgo reveló que la flexibilidad adicional que proporcionan las flotas V2G puede mejorar considerablemente la eficiencia del sistema y reducir la inversión en una nueva generación baja en carbono, al tiempo que se cumplen los objetivos nacionales de descarbonización”, concluyó Goran Strbac, presidente de Sistemas de Energía Eléctrica del Imperial College de Londres.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído