A pesar de la fluctuación en los precios del petróleo y de las alteraciones en las leyes de inversión que se presentaron durante el 2015, el sector inmobiliario en diversos mercados emergentes reportó un interesante crecimiento que los consolida como prometedores focos de inversión para 2016, de acuerdo con el portal inmobiliario Lamudi. Entre ellos destaca la Ciudad de México, que experimentará una importante dinamización del mercado de inmuebles gracias a la inversión extranjera y la incursión de nuevas empresas, las cuales han reservado alrededor de 52 millones de metros cuadrados para los próximos tres años.

Otro de los mercados a considerar durante este año es el de Ciudad Quezón, en Filipinas, que  presentó una elevada cantidad de tráfico en búsquedas por internet de enero a junio de 2015, con lo cual el volumen de búsqueda en relación a la ciudad creció un 22% por mes durante este periodo. Además, es la ciudad con los precios más baratos para rentar oficinas, pues éste es de alrededor de diez dólares por metro cuadrado al mes.

Nairobi, Kenia, se consolida también como un mercado a tomar en cuenta debido al aumento de población, pues la renta disponible y la inversión en inmuebles se incrementarán como consecuencia del mismo. Por su parte, en Mandalay, Myanmar, el repunte del sector se debe principalmente al turismo debido a que se impulsa la construcción de hoteles para los visitantes. En esta ciudad es más barato obtener una vivienda a comparación de otros sitios en Myanmar; sin embargo, la oferta de propiedades es escasa.

De acuerdo con el portal, Riad, Kandy y Casablanca -ubicadas en Arabia Saudí, Sri Lanka y Marruecos, respectivamente- se consolidan dentro de esta lista  gracias a  factores como el aumento de construcción, la inversión extranjera, la eliminación de impuestos en la renta de terrenos y el desarrollo de tecnología, así como rentas estables y su potencial turístico.