Conecta con nosotros
blank blank

Sustentabilidad

Edificios “Net Zero” la próxima generación de construcciones sustentables

Publicado

el

El apetito por invertir en edificaciones verdes o sustentables ha experimentado un auge fortísimo a nivel global en los últimos 15 años, gracias al reconocimiento de los beneficios económicos, sociales y ambientales derivados. Estas inversiones inmobiliarias diferenciadas se despliegan mediante múltiples estrategias integrativas de planeación, diseño arquitectónico, ingenierías, materiales y equipamientos, procesos constructivos, así como prácticas de operación y mantenimiento con enfoque holístico.
La producción de desechos y emisión de gases efecto invernadero, aunado a la utilización de energía, agua y demás recursos que se consumen a lo largo de la vida útil del edificio, son factores clave a los que distintas instituciones han dirigido su atención. Según el Consejo Mundial de Edificación Sustentable (WorldGBC, World Green Building Council), los edificios y la industria de la construcción generan más del 30% de las emisiones de CO2 a nivel global. Además, estimaciones de la Agencia Internacional de Energía (IEA) sugieren que las emisiones del sector contribuirían al aumento de hasta 6 grados de calentamiento global si se continúa con la actividad y tendencias de esta industria, en ausencia de acciones correctivas o de mitigación.
Existen metodologías y evaluaciones de carácter internacional que promueven la creación de construcciones verdes mediante materiales, planes de acción y medidas que reducen de manera significativa el impacto ambiental y optimizan los recursos utilizados. Destaca particularmente la Certificación LEED® (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés), el sistema de valoración y calificación con mayor popularidad a nivel mundial, que integra de manera efectiva el manejo sustentable del entorno, capacidad de reciclaje, priorización a materiales regionales, aprovechamiento óptimo de agua, climatización pasiva y/o activa de alta eficiencia, y calidad del aire en interiores, entre otros elementos.netzero1
La certificación LEED garantiza edificios que disminuyen considerablemente sus emisiones derivadas de carbono, evitando por igual otros efectos potencialmente dañinos para los usuarios y el medio ambiente, desde su construción y hasta el fin de su ciclo de vida. Sumando a estas iniciativas y metodologías, el International Living Future Institute ha desarrollado una nueva acreditación, más retadora para los denominados “edificios verdes”: la Certificación Net Zero Energy Building (NZEB, o Edificio de Energía Neta Cero, en español).
Por definición misma, un edificio certificado NZEB es una construcción de muy alto desempeño energético, con efectos netos de ‘cero energía’ o ‘cero emisiones de carbono’.

  • Net Zero en Energía: se refiere a la edificación de alta eficiencia que proporciona un consumo neto de cero energía, en bases anuales. El abastecimiento residual necesario para alimentar los sistemas energéticos del edificio son generados a través de energía renovable en sitio.
  • Net Zero en Carbono: se refiere a aquella edificación que produce cero emisiones de carbono como valor neto durante el periodo de un año. La definición de ‘cero neto en carbono’ varía un tanto, por los distintos esquemas interpretativos dispuestos en cada país que se aplica.

La Certificación Net Zero Energy Building (NZEB) es, sin duda, un nuevo desafío que muchos proyectos inmobiliarios alrededor del mundo están en búsqueda de obtener, identificando como una de las claves para el éxito del mismo, el compromiso y formación del usuario sobre hábitos y patrones de consumo energético. Más aún, investigadores estiman que ya existen -técnicamente- cientos de edificios y miles de hogares Net Zero alrededor del mundo.
Como parte de una trascendente iniciativa propia, el WorldGBC trabajará para establecer definiciones más robustas sobre los objetivos ‘Net Zero Buildings’ de acuerdo al mercado local en cada país.
 
2050: el gran hitonet_txt1
Si bien la propuesta del International Living Future Institute por crear y certificar edificios Net Zero representa actualmente un desafío de alto calibre, el WorldGBC contempla un reto todavía más ambicioso que acerca al mundo hacia un futuro mucho más sustentable: la construcción de solamente edificios Net Zero para el año 2050.
El proyecto pone en acción los acuerdos de la reciente COP21 en París, donde el WorldGBC con sus 74 Consejos Nacionales de Edificación Sustentable (Green Building Councils), y junto con sus más de 27 mil compañías afiliadas, confirman el objetivo de reducir dramáticamente las emisiones de CO2 producidas por el sector inmobiliario para el año 2050 a través de nuevos edificios y renovaciones mayores -todos- en condición ‘Net Zero’.
El exigente proyecto global se desarrollará de la mano de múltiples agrupaciones y organismos en cada país participante, para acreditar las certificaciones Net Zero correspondientes. Esta iniciativa contempla también los programas de entrenamiento y desarrollo de capacidades Net Zero específicos para los actores del sector, aumentando la cantidad de profesionales técnicos en Certificación Net Zero hasta 75 mil para el año 2030, e incluso contar con 300 mil para el 2050, distribuidos en todo el orbe.
El viejo continente ha comenzado ya con su marcha hacia las edificaciones ‘Nearly Zero Energy’, a través de la Directiva Europea de Eficiencia Energética para Edificios (2010/31/UE), que exigirá edificios de ‘consumo energético casi nulo’ a partir del 2018 para construcciones públicas, y del 2020 para proyectos privados
El autoabastecimiento de la demanda de energía y la consecuente eliminación de emisiones de gases de carbono en edificios -a través de una máxima eficiencia energética y la generación eléctrica in situ mediante fuentes limpias y renovables- es sin duda alguna un reto monumental por cumplir, mas no imposible; asociaciones profesionales y empresariales en Australia, Brasil, Canadá, Alemania, India, Países Bajos, Sudáfrica y Suecia son los primeros en otorgar su aprobación y respaldo para este trascendente proyecto de escala mundial. Un entorno construido donde todos los edificios devuelvan al ambiente más recursos y prestaciones de los que consume, contrastará contra los apenas 30 proyectos certificados bajo el esquema Net Zero en el mundo.net_txt2
Efectivamente, la citada iniciativa del WorldGBC tiene como finalidad la creación de espacios habitables y productivos, súper eficientes y capaces de abastecerse a sí mismos en términos energéticos. Múltiples e innovadores proyectos NZEB están detonando y liderando las nuevas tendencias edificatorias alrededor del mundo. La cuenta regresiva hacia el 2050 ha comenzado.
Bioconstrucción y Energía Alternativa (BEA), empresa consultora pionera y líder en Edificación Sustentable y Certificación LEED® en México, se une y aporta a los principales programas globales de sustentabilidad del sector inmobiliario. BEA cuenta con los primeros profesionales acreditados por el USGBC, International Living Future Institute y WELL Building Institute, entre otros.
cesar-ulices-trevin%c2%a6ao
 
POR Bioconstrucción y Energía Alternativa, S.A. de C.V.
CÉSAR ULISES TREVIÑO TREVIÑO,MSc LEED Fellow / Director General
utrevino@bioconstruccion.com.mx
ENRIQUE BETANCOURT, Publicidad y Marketing
ebetancourt@bioconstruccion.com.mx

Sustentabilidad

Viva Aerobus y Anaconda Carbon firman alianza para compensar huella de carbono

Publicado

el

blank

Viva Aerobus firmó una alianza estratégica con Anaconda Carbon, empresa dedicada al impulso y desarrollo de tecnologías de energías renovables, eficiencia energética, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) e iniciativas de sostenibilidad. El objetivo de esta colaboración es lanzar un programa de compensación voluntaria de huella de carbono para los pasajeros de la aerolínea.

Viva Aeroubus detalló a través de un comunicado que buscan mitigar la huella de carbono, es decir, la totalidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) liberadas a la atmósfera directa e indirectamente a través de la operación de la aerolínea. En este sentido, el propósito de esta alianza es compensar dicha huella, mediante una serie de acciones que neutralicen la cantidad de emisiones GEI, invirtiendo y apoyando económicamente proyectos para la mejora del medio ambiente.

blank
Imagen cortesía Viva Aerobus

Como parte de su programa de cultura ambiental El Futuro es Verde, la aerolínea lanzó una iniciativa de compensación voluntaria que invita a sus pasajeros a sumarse a la lucha contra el cambio climático. Esto consiste en que, al realizar su compra de vuelo en el sitio web de la aerolínea, los pasajeros pueden elegir la opción de “compensar la huella de carbono”.

Así, junto con Anaconda, se calcula la huella de carbono real por su viaje y se indica el monto correspondiente a compensar de acuerdo con los procedimientos establecidos a nivel global, utilizando las métricas y metodologías establecidas en el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero de las Naciones Unidas y el Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC).

Al realizar esta acción, todos los pasajeros que decidan participar recibirán un Certificado que avala su contribución, especificó Viva. 

“Es motivo de orgullo poder desarrollar un programa conjunto con esta empresa líder en la industria aérea en Latinoamérica; colaborando de esta forma en generar y desarrollar un proceso de concientización, educación y contribución ambiental para los pasajeros de Viva Aerobus, invitándolos a ser parte de la solución del problema de una forma conjunta, colaborativa y contributiva con los diferentes proyectos a los cuales estará apoyando el programa”, indicó Christian Giles, Socio Director de Anaconda Carbon.

La empresa informó que los recursos obtenidos en una primera etapa, serán destinados al proyecto Carbono, agua y biodiversidad indígena en Oaxaca que, avalado por el CAR (Carbon Action Reserve), tiene como objetivo mitigar el impacto ambiental causado por la explotación forestal, así como restaurar áreas con erosión severa o aquellas afectadas por incendios y plagas. 

Además, con esta iniciativa la empresa busca ayudar a proteger y prevenir daños por incendios, pastoreo y uso ilegal de los recursos forestales; y con ello no solo proteger la flora y fauna, sino crear fuentes de empleo para la población local y un desarrollo social y económico regional apalancado de una gestión sostenible del bosque.

“En Viva, la sustentabilidad es un elemento central de la estrategia de negocios. Por ello, estamos trabajando e invirtiendo por una operación en armonía con el entorno. Ya somos la aerolínea más verde de México al tener la menor emisión de CO2 por pasajero, pero llevamos nuestra responsabilidad al siguiente nivel de la mano de Anaconda. Con esta alianza, nos convertimos en la única aerolínea mexicana que permite a los pasajeros compensar de manera voluntaria su huella de carbono real por vuelo y no una aproximación genérica”, mencionó Juan Carlos Zuazua, Director General de Viva Aerobus.

La aerolínea se ha planteado como objetivo reducir en más del 15% sus emisiones de CO2 por asiento por kilómetro y CO2 por pasajero por kilómetro para el 2025. “Viva Aerobus no sólo es la mejor opción de vuelo por los precios bajos, seguridad y confianza que brindamos, también por nuestro compromiso a largo plazo con el medioambiente”, concluyó Zuazua.

Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Eventos

Lo más leído