Conecta con nosotros

Sustentabilidad

Edificios ultra-eficientes, prioridad para lograr ciudades descarbonizadas

Publicado

el

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) publicó el informe Ciudades con Carbono Cero-Neto: un enfoque integrado, que propone una serie de medidas y acciones para ser aplicadas por las urbes del mundo con el fin de neutralizar sus emisiones y disminuir el impacto ambiental

La iniciativa se centra en reducir el uso de combustibles fósiles y  aumentar el de energías renovables, a través de la integración de sistemas digitales que puedan optimizar desde la movilidad hasta los edificios.

Asimismo, propone una colaboración de toda la cadena de valor, incluyendo a los sectores público y privado respecto a temas de infraestructura, desarrollo inmobiliario, movilidad, equipamiento tecnológico para generar estrategias óptimas. 

Publicidad

Para alcanzar el objetivo de tener ciudades con emisiones cero de carbono, el WEF identifica cuatro oportunidades prioritarias: mejorar la eficiencia y distribución energética; electrificar el transporte; descarbonizar sistemas de enfriamiento y calefacción; y optimización de la demanda.

Edificios ultra-eficientes

Uno de los ejes del enfoque se centra en conseguir edificios ultraeficientes con infraestructura energética inteligente y electrificación limpia que sean parte de un proyecto de urbanización compacta.

“Los edificios están en el corazón de la ecuación. Son la fuente de aproximadamente 40% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, de las cuales, aproximadamente el 30% proviene de las actividades de construcción y el 10% de los materiales”, indica el informe.

Sin embargo, la combinación de eficiencia, electrificación, gestión activa de la energía, el diseño integrado y las tecnologías digitales pueden reducir significativamente el consumo de energía de un edificio y sus emisiones. 

Esto se puede lograr mediante nuevos enfoques colaborativos para la planificación urbana y formulación de políticas, combinado con la aplicación de tecnologías inteligentes y diseño innovador, todo respaldado por una financiación eficaz, afirma el WEF.

Los edificios pueden contribuir a ciudades más sustentables de manera concreta en tres aspectos:

Integrando tecnologías

Las edificaciones pueden ser proveedoras y beneficiarse de otros sectores como la movilidad al integrar, por ejemplo, estaciones de carga para vehículos eléctricos, que pueden alimentarse mediante paneles solares instalados en los mismos inmuebles. De acuerdo con el Foro, esto facilitará, agilizará y mejorará la competitividad de las energías renovables.

“Los edificios también pueden compartir su electricidad con comunidades locales de energía renovable, permitiendo modelos de intercambio emergentes, eficientes y resilientes evolucionar”.

Retrofit

El informe destaca que antes de pensar en la construcción de nuevos edificios sustentables, lo ideal sería aplicar reformas a las edificaciones existentes. Para ello será de utilidad ejecutar monitoreos de rendimiento permanentes, para identificar piso por piso la cantidad y el origen de las emisiones de carbono para así poder poner en práctica alternativas, ya sea en los sistemas de aire acondicionado, electricidad, entre otros.

Nuevas construcciones

El Foro Mundial considera pertinente el diseño de políticas y códigos en materia de construcción que especifiquen requerimientos sobre el uso de energía, incentivando principalmente la renovable. 

“Los códigos de construcción también pueden requerir evaluación del uso del ciclo de vida y parámetros de referencia de carbono con objetivos de reducción”.

Del mismo modo, la recomendación es dar prioridad a un enfoque circular de desperdicio cero, mediante el uso de materiales reutilizados y reutilizables, construcción modular y métodos fuera del sitio, así como enfoques de diseño para el mantenimiento. En conjunto, estas acciones ayudarán a mitigar el impacto del carbono de los edificios.

Publicidad

Sustentabilidad

Aeropuerto de Dublín lidera emisiones neutras de carbono en la industria

Publicado

el

El Aeropuerto de Dublín, Irlanda ha sido designado formalmente como neutro en emisiones de carbono como parte de un programa medioambiental reconocido a nivel mundial.

Dublin Airport es el primero en Irlanda en alcanzar el estatus de carbono neutral, lo cual, ha conseguido a través de una extensa estrategia para reducir y compensar sus emisiones en los últimos años. 

El aeropuerto redujo su huella de carbono en un 12% entre 2018 y 2019 y ha bajado sus emisiones totales en un 25% entre 2013 y 2019, a pesar de un aumento del 63% en el número de pasajeros durante el mismo período. La acreditación recibida se basó en datos de 2019.

Publicidad

Asimismo, ha introducido una amplia gama de medidas de gestión de energía que le permiten controlar y mejorar su uso en todo el campus. Ha implementado también sistemas de gestión de edificios, instalación de iluminación LED eficiente y un proyecto piloto de parque solar que han ayudado a reducir significativamente su consumo total de energía. En 2019, el aeropuerto de Dublín redujo sus niveles en un 48% en comparación con los niveles de consumo promedio en 2006-2008.

“Hemos trabajado incansablemente para reducir la cantidad de energía que utilizamos en el aeropuerto durante muchos años y estamos muy satisfechos con el reconocimiento formal del estatus de carbono neutral. Pero la neutralidad de carbono no es suficiente. Debemos ir mucho más lejos y estamos dedicados a hacerlo. Planeamos reducir nuestro consumo total de energía en un 30% más para 2030 y estamos comprometidos a convertirnos en cero neto para nuestras emisiones de carbono para 2050 a más tardar ” detalló Vincent Harrison, Director Gerente del Aeropuerto de Dublín.

El año pasado,  junto con otros 200 aeropuertos europeos, Dublin Airport se comprometió a lograr emisiones de carbono neto cero para 2050 . El plazo de 2050 se alineó con la estrategia de descarbonización establecida por la Comisión Europea y adoptada por el Consejo de la Unión Europea.

Los planes futuros del puerto aéreo incluyen trasladar toda su flota de vehículos ligeros a vehículos de bajas emisiones (LEV) para 2024 y construir una segunda granja solar en el campus, con el potencial de generar hasta 7,5 megavatios de energía.

La acreditación fue otorgada por el Programa de Acreditación de Carbono del Consejo Internacional de Aeropuertos, iniciativa que evalúa y reconoce de forma independiente los esfuerzos de los aeropuertos para gestionar y reducir sus emisiones de carbono. 

Dublin Airport se ubica ahora en el nivel 3 del programa que consta de 4 niveles, siendo el número cuatro el más destacado. Antes de invertir en compensaciones, los aeropuertos neutrales en carbono en el nivel 3+ del esquema de acreditación, deben proporcionar evidencia de haber realizado todas las acciones requeridas por el programa, como mapear sus emisiones, reducirlas e involucrar a otras partes interesadas en el campus del aeropuerto para hacer lo mismo.

El aeropuerto de Dublín es la principal puerta de entrada internacional de Irlanda y desempeña un papel clave en la economía irlandesa. La conectividad que proporciona sustenta el comercio, el turismo y la inversión extranjera directa de Irlanda. Según un estudio de impacto económico de 2019, el aeropuerto de Dublín apoya y facilita casi 130.000 puestos de trabajo en la República de Irlanda y genera 9.800 millones de euros en valor añadido bruto (VAB) para la economía irlandesa

México y Latinoamérica

El Airport Carbon Accreditation contempla toda las regiones del mundo, entre ellas, América Latina y El Caribe. 

En México el Aeropuerto Internacional de Querétaro; los aeropuertos de ASUR Aeropuertos del Sureste y los de Grupo Aeroportuario del Pácifico se encuentran certificados en el nivel 1 del programa. 

En el resto de Latinoamérica Aeropuertos Argentina 2000, Aeropuerto Internacional Reina Beatrix (AUA), Aeroporto de Brasília-Natal, Curaçao International Airport, EDEIS Group, Guadeloupe Pôle Caraïbes, Lima Airport Partners, Nuevo Pudahuel, Lynden Pindling y Vinci Airports también ostentan la certificación nivel uno.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído