Conecta con nosotros
blank blank

Tecnología

El Covid-19 aceleró la adopción tecnológica proyectada a 10 años en tan sólo tres meses: WEF

Publicado

el

La transición digital avanzó una década en tan sólo tres meses, a causa de la pandemia, expresó Silvio Dulinsky, Director de Compromiso Empresarial del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) en Latinoamérica, durante su participación en el webinar organizado por Coparmex titulado “Reinvención empresarial: afrontemos la nueva normalidad”.

“Tuvimos un fast forward y nos hemos visto inmersos en un contexto que esperábamos para dentro de 10 años. La velocidad del cambio en los negocios nunca ha sido tan acelerada, y aquellas empresas que ya contaban con modelos digitalizados han podido adaptarse con facilidad a la nueva realidad”, expuso. 

Destacó que el mundo se enfrenta a una de las recesiones más profundas que repercute de manera distinta a cada país y sector económico. “No podemos saber qué sucederá después de la pandemia, hay mucha especulación y poca acertividad; pero algunos acontecimientos que se pueden predecir con seguridad es que la economía global presentará las siguientes características: digitalización, endeudamiento, cambios en las cadenas de valor, polarización política, y cambios en los patrones de consumo”, añadió. 

blank

Por esta razón, el sector privado debe pensar en cómo reconstruir el modelo económico para que sea más inclusivo y sostenible, haciendo uso de las tecnologías de la cuarta revolución industrial, las cuales modificarán el mercado, el empleo, y la desigualdad de los ingresos, según Klaus Schwab, autor del libro “La cuarta revolución industrial”.

En este sentido, el sector inmobiliario como el resto de las actividades económicas, ha encontrado no solo las ventajas sino la necesidad de recurrir a la tecnología para digitalizar sus procesos, ya que la emergencia sanitaria lo ha impactado directamente.  Por ello, las empresas proptech comienzan a tener mucho mayor auge debido a las prácticas soluciones que brindan a la industria.

El big data es un ejemplo de lo anterior, ya que su uso mejora la operatividad de los negocios, pues a partir de información exacta, los individuos y las compañías pueden tomar mejores decisiones al momento de invertir, administrar, o vender.  Del mismo modo, hace más eficaz el cálculo del valor de un inmueble y su difusión en portales inmobiliarios. 

blank

Por otra parte, el uso del blockchain puede beneficiar y agilizar los métodos de pago, eliminando intermediarios y reduciendo costos extras generados por las transacciones. Empresas como JLL hacen uso del blockchain para validar la tasación de viviendas y tener un punto de comparación, lo cual da mayores detalles y confianza a los usuarios en los procesos de compra o solicitudes de hipotecas. 

La realidad virtual (RV) y la realidad aumentada (AR) son otro ejemplo de cómo la cuarta revolución puede beneficiar al sector inmobiliario, pues gracias a estas herramientas es posible mostrar a los compradores cómo es el interior de un inmueble sin la necesidad de acudir a él de manera presencial. Esto resulta una buena estrategia sobre todo al considerar las medidas de distanciamiento social que la emergencia sanitaria ha ocasionado. Asimismo, permite a los desarrolladores ver con exactitud detalles sobre sus proyectos, incluso antes de que se construyan, lo que permite elaborar pruebas y distinguir cuál es la mejor opción sin generar costos extra. 

blank

Por otro lado, la inteligencia artificial y los algoritmos, son útiles para predecir o identificar la afinidad de los compradores con la oferta de propiedades. También pueden integrarse en los canales de contacto entre vendedores y clientes a través de un chatbot, el cual, podrá resolver la mayoría de las dudas de los clientes, sin la necesidad de agendar una reunión personal.  De igual forma, aplicaciones para realizar y firmar trámites de manera digital, hacen posible continuar con el procedimiento de compra, sin importar la distancia entre los interesados. 

Finalmente, el uso de las Fintechs para la parte financiera y de pago, no solo facilita dichas acciones, sino que reduce los riesgos, además de favorecer el desarrollo de las plataformas de crowdfunding inmobiliario

En resumen, la adopción tecnológica en el sector de real estate será una de las mejores herramientas para que esta industria pueda adaptarse a las necesidades de la nueva normalidad y hacer frente a los desafíos que la pandemia por Covid-19 ha traído para la economía global. 

Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio BANORTE-BESO-Display_300x600
Anuncio blank