Conecta con nosotros

Sustentabilidad

Elementos clave en el diseño eficaz de un producto residencial

Publicado

el

 
El diseño y desarrollo inmobiliario de edificios de vivienda ha adquirido una velocidad pocas veces vista antes en México. Se ha convertido en una competencia feroz y los “gurúes” consejeros de los desarrolladores han encontrado soluciones “disruptivas” para crear diferenciadores que distingan los proyectos del resto de la oferta.
Como en la revistas de modas, se anuncian por doquier fórmulas mágicas que aseguran el éxito. En días pasados me di a la tarea de buscar literatura que hable sobre el tema y encontré este tono grandilocuente de expresión: “Las 5 claves del desarrollo…”, “Cómo quintuplicar tus ganancias en 10 pasos”, “El secreto del futuro inmobiliario”, y varios más por el estilo. De hecho, me atreví a poner este título a esta colaboración tratando de llamar tu atención
Asistimos a una época donde la inmediatez de la información nos ha puesto frente a la necesidad imperiosa de respuestas instantáneas a problemas complejos.
En el caso del desarrollo de vivienda residencial, he atestiguado cómo algunos desarrolladores ponen mucho énfasis en la promoción de sus proyectos; algunos contratan firmas internacionales de enorme prestigio: los “starchitects”, tratando de darle un cariz de producto de alto perfil diseñado por una estrella, para terminar pagando muy poco a una firma local que desarrolle esas ideas de manera anónima; otros apuestan por formas y fachadas novedosas, algunos (cada vez más), por las amenidades de sus proyectos, dando nombres inverosímiles a soluciones poco estudiadas… y así la lista continúa.
Cual alquimistas, todos estamos en la búsqueda de la fórmula que transforma el plomo en oro, proyectos buenos en extraordinarios.

elementos-clave-1

Los cristales con tecnología low-e (baja emisión) pueden proporcionar grandes ahorros al consumo energético. En esta gráfica se muestra la comparativa entre dos soluciones de cristal: a la izquierda, una solución “económica”, donde se prefiere gastar menos en los cristales; a la derecha, una solución más “costosa”. Nótense los valores para el calor y la luz ultravioleta, el primero va directamente al consumo energético, el segundo a la degradación de los materiales interiores por la exposición solar.


En el andar por la vida profesional -ya casi 30 años para mí-, he aprendido que no existen fórmulas mágicas ni recetas milagrosas. Existe el trabajo, el análisis y el estudio profundo, para conocer el mercado y sus clientes potenciales. Sin embargo, muchas de las lecciones aprendidas sobre proyectos exitosos nos han conducido a replicar ideas que siguen siendo exitosas, si se aplican con criterio y cuidado. La mayoría son elementos de sentido común, que aunque al principio parecen poca cosa, han resultado en grandes beneficios económicos en la escala de proyectos. En este caso, las recomendaciones están en función del diseño de los espacios vendibles; las áreas comunes y amenidades seguirán siendo una variante de atracción inicial.

  1. Estandarización. Ésta ha sido la clave del éxito de los países desarrollados: a partir de elementos simples  se han logrado cosas extraordinarias. En los Estados Unidos, la industria ferroviaria, por ejemplo, se basó en dos estándares elementales: el ancho y forma de las vías, y en los clavos en forma de “L” invertida que ahorraban tiempo de colocación por cada durmiente, pero que en la escala de millones colocados, ahorraron tiempo muy valioso, trayendo enormes beneficios. En el caso de los edificios, diferentes elementos estándar pueden causar el mismo efecto: ventanas, puertas, clóset, baños, barandales, cubiertas de lavabos, cocinas, etc. Se elaboran industrialmente y entre menores variantes, mejor. No tiene nada que ver con acabados y aspecto final.
  1. Menor variedad de modelos. Se diseñan las distribuciones de modo que pueden ofrecerse variantes de un modelo o dos muy específicos y que implica quitar elementos en lugar de añadirlos. Por ejemplo, dar opción de dos o tres recámaras con áreas públicas más grandes, según sea el caso. Este movimiento no involucra cambios en las instalaciones “rígidas” como drenajes y agua; es sencillo y da opción al comprador.
  1. Evitar a toda costa la personalización de los modelos. Esto implica no tener ni siquiera variedades en los acabados. Muchas veces para dar gusto a los clientes se ofrecen dos o tres esquemas de acabados, pero esto es sólo el principio, representa la puerta de entrada para modificaciones y personalización de la distribución, lo cual da al traste con la obra y genera retrasos y confusiones por falta de claridad en la información y versiones distintas a las planeadas, aun cuando el cliente pague los cambios.
  1. Clósets, cocina y áreas de servicio. Los departamentos y la vivienda en general son espacios de uso, y muchas veces nos perdemos en privilegiar las áreas sociales por encima del resto. Los espacios de servicio son los que dan calidad de vida cotidiana, la falta de atención produce incomodidad en sus habitantes. Las áreas de lavado, aunque peque-ñas, deben ser funcionales y ubicadas en zonas estratégicas donde puedan ser accesibles cotidianamente, además de ser fáciles de mantener. Los clósets deben ser tan grandes como sea posible, los compradores aprecian mucho los espacios de guardado.
  1. Las esquinas. Son las partes más apreciadas de los edificios y preferentemente deben estar ocupadas por los espacios públicos; esto complica la solución de la distribución del departamento, pero aprovechar las esquinas con espacios abiertos hace lucir los departamentos más espaciosos y luminosos.
    elementos-clave-2

    Las esquinas en los edificios son las partes más valiosas de la planta y es recomendable explotar su potencial.

  1. Bodegas. Los espacios de guardado siempre son muy apreciados y necesarios. Los departamentos son compactos y los espacios de guardado son costosos dentro de los mismos para el cliente. En áreas residuales de estacionamientos se pueden colocar o construir espacios de guardado pequeños que son baratos y apreciados. La pregunta a responder está más enfocada a la cantidad que puede proporcionarse en lugar de si debe o no haber estas bodegas. Hoy en día hay proveedores que las instalan como muebles, son seguras y visualmente atractivas.
  1. Balcones y terrazas. Estos elementos exteriores son muy apreciados pero poco usados, son más elementos de venta que a los
    elementos-clave-3

    Las terrazas son objetos del deseo para los compradores, es muy importante que no se conviertan en espacios muertos e inútiles con costos muy altos de inversión y mantenimiento para el comprador.


    clientes les gusta ver y tener aunque muchos no los utilizan. Es mejor tener espacios que se integran al interior mediante cancelería que permite una máxima apertura con barandales seguros e inmediatamente detrás del cancel. De esta forma no es necesario tener espacio permanentemente exterior que no se utiliza.
  1. Plafones. Deben ser tan lisos como sea posible, los registros de instalaciones siempre terminan arruinándose, y además del aspecto que quita limpieza al plafón, deben evi-tarse toda clase de cambios de nivel innecesarios, ingletes y en general todo aquéllo que produzca boquillas. La razón es que todos los cambios de dirección son costos y un plafón bien resuelto y diseñado no requiere de estos elementos.
  1. Cristales. Estos dependen en gran medida de las condiciones climáticas y la orientación; pero si el edificio está bien orientado, ya tenemos una gran ventaja respecto a la ganancia térmica por asoleamiento. En general, en los climas extremos, es deseable un poco de sol en el invierno, y evitarlo durante el verano. A veces, las mejores vistas están en las orientaciones críticas, como el poniente, que es en general muy caliente y molesto al interior. El uso de cristales con alto desempeño y baja transmisión de energía son recomendables, aunque muy costosos. La adecuada valoración de los beneficios de su utilización debe incluir los costos de equipos de acondicionamiento, como los equipos eléctricos, transformadores y subestaciones, además de los alimentadores, sin mencionar el costo de operación que es el más caro a la larga.
  1. Ventilación. En donde sea posible, la ventilación natural es siempre mejor, y en estos días parece que se ha olvidado su importancia, así como los principios básicos que la rigen. Para que las ventilas funcionen necesitan una entrada (obvio), pero más importante aún, una salida para que el aire fluya. El principio general es semejante al de los fluidos líquidos; una vez que se llenó un depósito, ya no entra más líquido; el aire funciona igual, así que provocar que fluya no sólo lo hace eficiente, sino que ayuda a mantener los lugares sanos.

Como mencioné al inicio, estas recomendaciones son generales, y su aplicación depende del criterio y la necesidad. En VFO nos dedicamos a producir proyectos de gran valor para nuestros clientes, basados en la experiencia acumulada. Espero que esta información básica sirva de referencia, porque cada proyecto es único y solamente hay una oportunidad de hacerlo bien.
luis-fernandez-de-ortega
 
 
Por Luis Fernández  De Ortega 
luis.fdeortega@v-fo.com
@vfoarquitectos

Sustentabilidad

Canadevi Valle de México promoverá nueva certificación de sustentabilidad EDGE

Publicado

el

A través de un boletín de prensa, la Cámara Nacional de la Industria del Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) delegación Valle de México, informó que trabaja como parte de una alianza en la promoción de la certificación EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias), una innovación de la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), un organismo del Banco Mundial dedicado a impulsar el desarrollo del sector privado. 

Con esta colaboración, Canadevi Valle de México busca lograr el óptimo desarrollo de nuevos proyectos de vivienda que aporten soluciones al cuidado y protección del medio ambiente, a partir de la implementación de elementos ecológicos para brindar bienestar y calidad de vida a las personas. 

Joel Sánchez, Líder de Construcción Sostenible de IFC en el país, comentó que esta alianza es un gran paso para posicionarse en el tema de vivienda sostenible en México, al promover el uso de elementos de eficiencia energética en las construcciones con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

“Estamos seguros que el trabajo en conjunto que estaremos realizando estos próximos meses a través de capacitaciones, talleres técnicos, logrará que más empresas puedan acceder a los beneficios de la certificación EDGE”, expresó. 

Por su parte, Alejandro Trillo, Director de Sustentabilidad de IACSA & Asociados, señaló que esta iniciativa no pretende encarecer los proyectos, sino crear una ventaja competitiva en el mercado contra una construcción tradicional, para brindar al consumidor un espacio alineado con la sustentabilidad. 

Yuri Zagorin, Presidente de la Canadevi Valle de México, informó que esta asociación es parte de un proyecto vital para la Cámara: el Sello de calidad Canadevi VM, que próximamente se dará a conocer de manera oficial. “Es un esfuerzo que nos va a validar como la agrupación de los mejores desarrolladores, los mejores proyectos de la Ciudad de México y el Estado de México”, finalizó.

Una de las metas respecto a la certificación EDGE,  es conseguir que se implemente tanto en la Ciudad de México como en el Estado de México, en todo tipo de desarrollos: horizontales, verticales o conjuntos urbanos, expuso Manuel González, Director General de Canadevi VM. 

“Es necesario proporcionar al usuario final una vivienda que persiga el objetivo de la sustentabilidad en términos reales prácticos, no es simplemente poner un foco ahorrador, se trata de todo un sistema que parte del mismo usuario hasta su comunidad inmediata y la ciudad en general. Nuestros desarrollos deben de ser más amigables con el medio ambiente y la comunidad a la que llegamos”, manifestó el Arq. Manuel García Mass, Director General de DCM al presentar su proyecto Elements como caso de éxito de la certificación EDGE. 

Asimismo, el Gerente de Innovación y Sustentabilidad en Vinte, Tobias Contreras, comunicó que recientemente certificaron 3 mil 916 viviendas y están en proceso de certificar 2 mil más.  “VINTE tiene la experiencia de certificar en diferentes climas y prototipos como vivienda vertical y horizontal. La sustentabilidad no necesariamente es más cara, se pueden encontrar oportunidades con mejoras en procesos y ahorros en costos”.

El IFC creó EDGE como una herramienta de evaluación y solución medible, para utilizarse en la etapa inicial de diseño y así determinar la viabilidad financiera de un proyecto de construcción sustentable. El software ofrece soluciones técnicas para lograr un ahorro mínimo de 20% en energía, materiales de construcción y consumo de agua, calculando los costos iniciales y reducciones operativas potenciales. 

De acuerdo con la Cámara, este sello ofrece ventajas competitivas al brindar valor agregado a los proyectos, al mismo tiempo que permite ser parte de la solución para combatir el cambio climático, además de promover la inversión financiera a nivel internacional para este propósito. 

Esta iniciativa es la base para próximamente llevar a cabo la firma de un convenio de colaboración entre la Canadevi Valle de México y expertos y auditores de EDGE. 

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído