El presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Yon de Luisa, detalló más información sobre la remodelación del Estadio Azteca, previo a que cierre sus puertas en 2023 para el inicio de las obras.

El denominado “Coloso de Santa Úrsula”, en la Ciudad de México, albergará la Copa del Mundo 2026, por lo que debe cumplir ciertas normas.

Aunque el inmueble ha sido utilizado para las finales de las copas de 1970 y 1986, en esta nueva edición se consideró un recinto que necesita reparaciones.

Para preparar el terreno, los trabajos preliminares podrían durar hasta siete meses y se desmantelarán servicios de drenaje y energía.

También se realizará el trazo, la nivelación del suelo y el montaje de servicios temporales para utilidad de los trabajadores de la obra. Para ello, se derribarán 582 árboles al interior de los predios.

Respecto a la construcción, ésta tendrá una duración aproximada de 17 meses, en los que se deberá trabajar la cimentación y edificación de la estructura.

El proyecto incluye obras de albañilería, levantamiento de fachadas, instalaciones hidráulicas, sanitaria, pluvial, eléctrica, sistema de bombeo, aire acondicionado e instalaciones especiales.

Estadio Azteca será de primer mundo tras remodelación

El primero y más importante de los requerimientos de la FIFA es que los estadios contemplados deben ser de primer mundo. Para lograrlo, deben seguir protocolos de seguridad, capacidad, tecnología, servicios y accesibilidad para todos.

Las empresas que están detrás de los cambios son Altavista Sur Inmobiliaria y Fútbol Distrito Federal.

Ambas firmas encabezan un proyecto nombrado “Conjunto Estadio Azteca” que busca que el inmueble no tenga solo un uso deportivo, sino turístico.

Yon de Luisa, indicó que este proyecto es respaldado por inversión privada y que el gobierno capitalino participará únicamente con la remodelación vial.

Sin embargo, no se descarta más participación de las autoridades, debido a que el titular de la FMF se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard, durante la visita de Gianni Infantino, director de la FIFA.

Las dos firmas responsables continúan trabajando, tanto en el diseño general como en el de accesibilidad universal para apegarse a las normas establecidas.

Cabe destacar que el Estadio Azteca abrió sus puertas en 1966 y esta será, de acuerdo con la federación, la remodelación más grande hasta ahora.

Modernización y nuevos sitios de interés del inmueble

La superficie total del “Conjunto Estadio Azteca” será de 323 mil 223 metros cuadrados (m2). Esto significa más de 316 mil m2 de amenidades que se sumarán a los 7,140 m2 de construcción del propio estadio.

Contará con un hotel y un estacionamiento mejor equipado, ambos de siete niveles, así como una plaza comercial de cuatro pisos con zonas recreativas. También dispondrá de áreas verdes y diferentes opciones de restaurantes.

Estadio_Azteca_alt

En cuanto a capacidad, la federación recordó que para 1985 se habían aumentado más de 5 mil butacas, pero, tras tragedias en otros estadios como el de Liverpool, en 1999 se bajó a solo 110 mil espectadores.

En 2001 se instalaron más zonas de palcos, reduciendo a 105 mil asientos. Finalmente, la remodelación de 2016 lo dejó en su actual capacidad de 87 mil aficionados, debido a la apertura de nuevos restaurantes y áreas VIP.