Conecta con nosotros

Industria

Error en cálculo estructural principal factor del derrumbe en Plaza Artz

Publicado

el

Plaza Artz Pedregal y Grupo Sordo Madaleno notificaron que peritajes independientes realizados tras el derrumbe de la plaza comercial, el pasado 12 de julio, mostraron que el incidente se debió a un error en el cálculo estructural.

En un anuncio, refirieron que el Instituto de Ingeniería de la UNAM, después de haber realizado un estudio independiente, consideró que la capacidad de los elementos estructurales no fueron suficientes para soportar la combinación de cargas gravitacionales.

Asimismo, la firma estadounidense Wiss Janney & Elstner -WJE- concluyó que la resistencia de las secciones de viga se calculó tomando en cuenta el efecto de la sección compuesta con la plancha de concreto.

Imagen tomada de Forbes México

“Nuestro análisis indica que los coeficientes de exigencia-capacidad del LRFD1 -cargas de diseño consideradas divididas entre la capacidad máxima del diseño- para las vigas objeto del mismo exceden el 1.0 para la suma de cargas muertas y vivas”, abundó.

La empresa Stark+Ortiz S.C. mencionó que para la combinación de cargas gravitacionales, las trabes eran insuficientes para soportar las solicitudes de diseño.

“Cabe mencionar que los cálculos estructurales del volado fueron responsabilidad de la empresa Vargas de la Rosa, y éste es un diseño único que no se repite en otra parte del complejo”, añadió.

Grupo Sordo Madaleno asentó que se cumplieron cabalmente todos los procedimientos al contratar una supervisión de obra, un corresponsable estructural y un director responsable de obra, que exige la normatividad de construcción de la CDMX.

Por equipo de Redacción Inmobiliarie con información de Forbes México y El Universal

Industria

Las compañías tendrán que adaptarse a un futuro flexible: WeWork

Publicado

el

Como líder global en espacios colaborativos, y con miles de compañías instaladas en sus espacios alrededor del mundo, WeWork, está en buena posición de entender cómo las organizaciones imaginan el mundo laboral en un futuro post pandemia; y el futuro luce flexible.

Después de meses navegando por una crisis sanitaria que ha permeado en casi todas las esferas de la vida, ahora existe un consenso colectivo de que el futuro del trabajo será flexible e incluirá opciones de oficina y de trabajo remoto en distintas combinaciones; pero la naturaleza de su alcance todavía es una pregunta abierta.

En un estudio realizado por Hamilton Place Strategies en asociación con Réplica, encontramos que el 70% de las personas quieren regresar a sus oficinas gran parte de la semana y han empezado a demandar mayor flexibilidad a sus empresas”, comentó Claudio Hidalgo, director de WeWork para América Latina. “En general hace falta la conexión e intercambio con colegas; somos seres sociales y los contactos cara a cara generan confianza, agilizan la toma de decisiones y sobre todo estimulan la innovación, fundamental para el desarrollo de cualquier empresa”.

Sin duda, las empresas tendrán que adaptarse y repensar sus estrategias frente a un entorno en constante transformación, incluida la planificación de los espacios de trabajo y los esquemas laborales.

Cuando sea el momento de volver, las compañías se enfrentarán con el desafío de una fuerza laboral que ha probado las ventajas y desventajas del home office, y que ha superado diversos obstáculos para adaptarse a la nueva normalidad laboral. Frente a este escenario se espera que los colaboradores demanden mucha más flexibilidad y busquen esquemas híbridos de trabajo que les permitan decidir cómo utilizar su tiempo y desde donde.

Gracias a su visión global y las oportunidades que ofrece en cuanto a flexibilidad de espacios, contratos y ubicaciones, WeWork puede ser una solución idónea en medio de un clima de incertidumbre. Ya sea que las empresas necesiten reconfigurar sus espacios, descentralizar sus oficinas, reducir o ampliar su fuerza laboral u ofrecer diversas ubicaciones en la ciudad, WeWork está en una posición inmejorable para colaborar con empresas de todos los tamaños. Incluso cuenta entre su cartera con grandes compañías multinacionales en toda Latinoamérica.

Claudio Hidalgo,Head of WeWork LATAM.

“Somos una plataforma flexible que permite a las compañías usar el espacio en sus propios términos y mirar hacia adelante con confianza. No sólo tenemos soluciones a la medida, sino que hemos invertido gran cantidad de recursos en adaptar nuestros espacios conforme a los nuevos protocolos sanitarios, brindando a nuestros miembros un espacio cómodo y seguro. Para nosotros esta es una tremenda oportunidad de ayudar a que las empresas se adapten de forma eficiente a los nuevos retos de esta transición”, concluyó el ejecutivo.

Los espacios de trabajo flexibles se encuentran en una posición única para ayudar a que las personas y empresas vuelvan a trabajar de forma segura y eficiente. Sin embargo, no todas las compañías tienen los recursos, financieros o de otro tipo, para implementar rápidamente un modelo de espacio de trabajo flexible que se extienda por toda la ciudad. Empresas como WeWork se basan en proporcionar esta flexibilidad y están redefiniendo el futuro del trabajo por medio de eficiencia en costos, soluciones flexibles y entornos seguros.

Por WeWork

Este es un artículo de la edición 122 https://inmobiliare.com/inmobiliare-122/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son
responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan
la posición de Inmobiliare.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído