Roman Meyer Falcón, Titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu),  comentó en una reunión que en México existe un rezago habitacional de 9.4 millones, en estados como Chiapas, Tabasco, Guerrero, Oaxaca y Veracruz; sin embargo en Sinaloa, Jalisco, Nuevo León, Estado de México, Ciudad de México, Aguascalientes y Tlaxcala se llevaron a cabo más acciones en colocación de créditos, principalmente por el Infonavit

Durante la asamblea con integrantes de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), el Secretario comentó, “como Estado mexicano y como sociedad, tenemos una deuda histórica en estas regiones y con la población que no tiene acceso adecuado a crédito barato para mejorar sus viviendas pues al no ser derechohabientes, tienen que pagar intereses de hasta el 70 por ciento”. 

Actualmente 80% de las acciones que se requieren son de mejoramiento, ampliación o sustitución, por lo que se necesita una inversión de entre 70 y 160 mil pesos. Mientras que 20% son de vivienda nueva, por lo cual el financiamiento puede variar entre 200 y 250 mil pesos, según Sedatu. 

“Hablar de vivienda es hablar de la adecuación cultural; de los usos y costumbres, de lo que cada familia requiere específicamente”. Es por ello que el Titular de la dependencia expresó que es un proceso de sensibilización de todas las partes involucradas en materia de vivienda; asimismo hizo énfasis en que el mercado no sustituye al Estado, por lo que el deber de los representantes federales es trabajar para que nadie se quede atrás.  

En la reunión participaron: Carina Arvizu Machado, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda; José Iracheta Carroll, director general del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus); Lirio Rivera Calderón, titular del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo) y Agustín Rodríguez López, vocal ejecutivo del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste).