Con una inversión de 118 millones de pesos, el Gobierno de la Ciudad de México rehabilitó la primera etapa de las obras del Bosque de Aragón de la alcaldía Gustavo A. Madero. De acuerdo con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, la restauración del parque beneficiará la calidad de vida de 500 mil habitantes de 20 colonias, los cuales podrán aprovechar el espacio para realizar actividades deportivas y culturales. 

La construcción de la rehabilitación tuvo una duración de seis meses en el que se regeneraron 18.67 hectáreas del bosque, se reforestó un área de 8 mil 241.93 m2, en donde se sembraron 2 mil 500 árboles de diferentes especies y 27 mil 718 plantas de diferente tipo. 

Asimismo, se construyeron espacios sustentables, se instalaron 199 pozos de absorción a lo largo de todo el bosque, los cuales filtrarán el  agua de lluvia al subsuelo y contribuirán en la recarga de los mantos acuíferos; también destinarán el líquido pluvial a las áreas verdes. En la trota-pista se instalaron cerca de 600 luminarias solares, con tecnología LED. 

Además, se habilitó un nuevo parque canino que tiene un espacio de 3 mil 500 m2, el cual cuenta con 25 juegos para perros, dos túneles de polietileno y dos laberintos hechos de arbustos. 

El bosque tiene un nuevo humedal artificial, para su diseño participó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la cual propuso que el proyecto ayude al tratamiento de aguas residuales, reducir riesgos de inundaciones y con esto ofrecer un espacio recreativo de 3 mil 115 m2 construidos con materiales reciclables. 

Además de estas instalaciones, en el módulo productivo del bosque se invirtieron 7 mil 350 m2 para hacer acciones de limpieza y deshierbe de la zona, además se equipó con mobiliario, iluminación y una red de riego, y en este espacio se impartirán cursos de reciclaje, agricultura urbana, etnobotánica y de educación ambiental.

El Secretario de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, mencionó que en la rehabilitación participó la secretaría que encabeza, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y la Secretaría del Medio Ambiente. Cabe mencionar que el Bosque de Aragón es el segundo más visitado de la Ciudad de México con 3.5 millones de usuarios al año.