Conecta con nosotros
blank blank

Finanzas

FUNO celebra su décimo aniversario con un GLA de 10.7 millones de m2

Publicado

el

FUNO celebra 10 años de operar en México como el mayor Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces (FIBRAs); comenzó con 13 propiedades en 2011 y cerró el 2020 con un área bruta rentable (GLA, por sus siglas en inglés) de 10.7 millones de metros cuadrados y 646 ubicaciones del ámbito comercial, laboral e industrial. La ocupación de sus propiedades el año pasado fue de 93.1%, a pesar del Covid-19.

El fideicomiso cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) desde que inició en el sector bursátil de los bienes raíces. Se caracteriza por tener una diversa gama de instrumentos y productos para ofrecer a los inversionistas de todo el mundo. 

blank
Foto vía pexels.com

El 65% de las Ofertas Públicas Iniciales (OPIs) en México se genera en el rubro de las FIBRAS, en el cual FUNO es principal; tan solo 1% de los mexicanos invierte en este sector aunque es una inversión de bajo riesgo. 

“Nos enorgullece llegar a este momento, es una década de mostrar una enorme confianza en el desarrollo de México y por eso apostamos por invertir en el país […] Estos 10 años hemos incrementado nuestra área bruta rentable significativamente, lo cual equivale a generación de empleo y una participación activa en la economía mexicana”, señaló Gonzalo Rubina, director general adjunto de FUNO.

FUNO ha dibujado el camino del fideicomiso de inversión en bienes raíces en México que ha crecido sus inversionistas institucionales y patrimoniales. 

Al invertir en FIBRAS se financia la adquisición y/o construcción de bienes inmuebles, las ganancias se obtienen cuando las oficinas, hoteles o locales entran en funcionamiento y generan una renta. El ingreso mensual se divide entre accionistas y propietarios de manera proporcional.

Finanzas

Tipos de Instrumentos de inversión: CKD’s y CERPI’s

Publicado

el

blank

CKD’s

Creados en 2009, la BMV define a los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD’s), como “títulos o valores fiduciarios destinados para el financiamiento de uno o más proyectos o para la adquisición de una o varias empresas”.

Impulsan proyectos de infraestructura como carreteras, aeropuertos, entre otros; así como proyectos empresariales, inmobiliarios y mineros, además de algunos especializados en el desarrollo de tecnología y de capital privado.

Al igual que los Fibras, funcionan a través de un fideicomiso, por lo que el vehículo legal identificado en la regulación es el “Certificado Bursátil Fiduciario” (CBF), con la diferencia de que los instrumentos que participan en el Sector Inmobiliario se complementan con la palabra “inmobiliario” (ya sean CKD’s o Fibras) y el resto de los CKD’s participando en otros sectores se complementa con la palabra “de desarrollo”.

Cabe destacar que no cuentan con un valor nominal, solo tienen un valor de referencia, y los rendimientos de estos instrumentos son variables dependiendo de los beneficios de cada proyecto. Asimismo, en su estructura existen dos periodos importantes: inversión y desinversión con un plazo de liquidación o vencimiento fijo.

Deloitte México destaca que los CKD’s surgen como una respuesta a la necesidad de las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (SIEFORES), entidades que invierten los recursos de las AFORES, de diversificar sus portafolios a través de activos alternativos como son compañías y proyectos de carácter privado.

Al mes de marzo de 2020, la suma colocada exclusivamente en Certificados de Capital de Desarrollo ascendió a 240 mil millones de pesos.

blank

CERPI’s

Los Certificados Bursátiles Fiduciarios de Proyectos de Inversión surgieron en 2015. De acuerdo con la BMV, se definen como los recursos que obtiene una empresa y que son destinados para el financiamiento de sus proyectos, así como a la inversión en acciones, partes sociales o al financiamiento de Sociedades, ya sea directa o indirectamente a través de uno o varios vehículos de inversión.

Al igual que los instrumentos antes mencionados, los CERPI’s funcionan a través de un Fideicomiso cuyos recursos se destinan a financiar proyectos y deben ser operados por un administrador que cuenta con amplia experiencia en el sector de inversión al que se enfocan.

“Dirigidos a inversionistas institucionales, pueden emitirse bajo el mecanismo de llamadas de capital al igual que los CKD´s que permite invertir los recursos captados en proyectos de distintos sectores productivos que aún se encuentren en etapa de desarrollo”.

blank

Asimismo, deben contar con una estructura de Gobierno Corporativo similar al que tiene una empresa de acciones, mediante el cual la toma de decisiones está basada en un grupo colegiado de expertos, es decir, tiene que estar conformado por una Asamblea de tenedores, un Comité Técnico y un Comité de inversiones.

Fueron diseñados como un vehículo equiparable con los Fondos de Capital Privado Internacionales y, de igual manera, permiten que los Fondos de pensiones, aseguradoras y otros Inversionistas Institucionales nacionales y extranjeros, puedan invertir en una amplia gama de proyectos en los diferentes sectores productivos de la economía.

Por: Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo Instrumentos de inversión inmobiliaria, ¿Por qué es importante invertir en este sector? de la edición 124 https://inmobiliare.com/inmobiliare-124/

Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Eventos

  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Lo más leído