El Gobierno capitalino anunció una inversión de 800 millones de pesos a través del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), para la atención de grietas y obras de sustitución de drenaje en Iztapalapa, esto con el objetivo de mitigar el riesgo de inundaciones en la zona.

Al realizar un recorrido por la demarcación, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, destacó que será en septiembre cuando inicie el proyecto hidráulico en la colonia Ejército de Oriente 4ta. Sección, con una inversión de 20 millones de pesos. 

“Vamos a hacer varias obras a partir de septiembre para que no se vuelva a inundar y vamos a darle seguimiento, vamos a revisar que en efecto no haya ningún problema para que esta zona quede resguardada”. También informó que se realizarán trabajos en colectores y plantas de bombeo para corregir la pendiente en el área y mitigar encharcamientos.

Foto: Alcaldía Iztapalapa

Por otro lado, Sheinbaum Pardo aseguró que una vez que concluya la temporada de lluvias, se revisará el posible daño causado en Ejército de Oriente derivado de las lluvias, con el fin de otorgar apoyos a viviendas a través de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (SIBISO).

En lo que respecta a Santa Martha Sur, precisó que en esta colonia se rehabilitará toda la infraestructura de drenaje y la construcción de un nuevo colector para desalojar agua al Túnel Emisor Oriente (TEO). La inversión de este proyecto es de 60 millones de pesos, cuya obra empezará en el mes de octubre.

Por su parte, Clara Brugada Molina, alcaldesa de Iztapalapa, destacó que de manera conjunta con el Gobierno capitalino se ha trabajado en la mitigación de 300 grietas de 2 mil 400 registradas en la demarcación y que el principal objetivo es que el próximo año se concluya con estas obras. 

Señaló que con el programa de reconstrucción también se atenderá a las casas que resultaron afectadas por grietas y afectaciones del sismo del 19 de septiembre de 2017. Autoridades capitalinas informaron que brigadas del SACMEX apoyarán en ambas colonias para atender cualquier reporte derivado de las lluvias que pudieran afectar a los habitantes o su patrimonio.