Conecta con nosotros

Industria

Gobierno y potencial del mercado inmobiliario en la CDMX

Publicado

el

El propósito de seguir concentrándose en la capital, se debe al potencial de crecimiento que Federico Cerdas, Co-fundador de Global Businesses Inc. y Cobra Development Fund, su equipo de trabajo e inversionistas, observan en el centro del país. Esto, a pesar de la continua y no tan reciente incertidumbre que gran parte de los empresarios del sector perciben en territorio nacional.

Ya que consideran, es el mejor momento para invertir, puesto que todos y cada uno de los proyectos que se tienen en puerta proporcionan rendimientos en un período de dos a tres años, tiempo en el que su producto será parte de la poca oferta presente para ese entonces.

Asimismo, señala que la ‘crisis’ no sólo se ubica en México, “en Europa las tasas de interés son negativas, en Canadá y Estados Unidos las tasas de referencia están en 1.5 o 2%; pero si tu le ofreces aquí 6 u 8%, por mínimo que sea, es mejor que lo que tienen allá y obviamente van a venir”.

Por otro lado, y consciente del déficit de vivienda existente, comenta que la opción no es hacer más grande la mancha urbana ni extenderla hacia las orillas, sino desarrollar inmuebles más pequeños para densificar la ciudad y que todas las personas tengan servicios cercanos, sin tener que pasar más de dos horas en el transporte para llegar a los centros de trabajo.

“La ciudad no aguanta los megadesarrollos, lo óptimo es crecer con edificios de 6, 7 u 8 niveles, […] pero debemos zonificar entre los desarrollos que hacemos, yo dejaría Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuauhtémoc como la parte residencial plus e Iztacalco, Iztapalapa y partes de Coyoacán para residenciales más modestos”.

En algún momento de su trayectoria como desarrollador, recuerda una construcción en la zona de Chalco, trabajo con el que no se sentía a gusto, ya que para él, el tiempo de traslado es una de las cosas que no proporciona una buena calidad de vida.

Razón por la que la idea de crecer hacia adentro va acompañada del mejoramiento de vialidades y servicios que proporcionen una mejor movilidad para los ciudadanos, como ejemplo, alude a las ciudades de Seúl, Singapur, Tokio, Nueva York, París y Londres, todas con algo en común: han incrementado su densidad en las partes centrales y con ello, mejorado situaciones de seguridad.

De igual manera, comenta que el problema de los desarrolladores es que no se está haciendo vivienda social, “hay una falta de opciones para este tipo de vivienda, no las estamos creando y es un gran error, pues las estamos enviando a la periferia y es lo que hace que esta ciudad sea un caos. Si logramos con orden, definir zonas para cada tipo y empezar a desarrollar por etapas, se podrá trabajar de la mano con la infraestructura del lugar”.

Aunque ir de la mano y al margen de las normas que la ley requiere es de suma importancia para el Ingeniero, recalca que uno de los puntos más complicados que ha encontrado a lo largo de su trayectoria son los procesos de tramitología para todo tipo de permisos, ya que cada alcaldía tiene diferentes requisitos, lo que se añade al tiempo de espera para cada uno de ellos.

“Estamos viendo al gobierno como si fuera nuestro enemigo y no lo es, en realidad está haciendo su función […] tiene sus áreas de mejora y en este caso, si los trámites los hicieran mucho más sencillos, todo el mundo tendría la capacidad de hacerlo bien, habría una transparencia absoluta y un orden específico”, situación que generaría mayor certidumbre a la industria, por lo que espera se logre en un corto plazo.

Igualmente, acepta que no todo es trabajo del gobierno local y federal, pues como desarrolladores, considera que tienen la obligación de mejorar el entorno donde se va a construir, lo que proporciona una mayor plusvalía a la zona y mantiene una buena relación con los vecinos, “si eres capaz de también repartirles valor a ellos a través de mejoras urbanas organizadas, nadie se va a quejar”, afirma.

Por Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo Global Businesses Inc una empresa preocupada por el entorno y bienestar de los mexicanos de la edición 117 http://inmobiliare.com/inmobiliare-117/

Publicidad
mercado libre octubre

Industria

El sector inmobiliario en la nueva normalidad: el gran motor para la reactivación económica

Publicado

el

AMEXCAP

La Asociación Mexicana de Capital Privado, A. C. (AMEXCAP), fundada en 2003, es una organización sin fines de lucro cuya misión es fomentar el desarrollo de la Industria de Capital Privado y Capital Emprendedor en México, reuniendo más de 120 firmas de capital emprendedor, capital de crecimiento, bienes raíces, infraestructura y energía; asimismo, agremia a cerca de 50 firmas de asesoría especializada.

El capital acumulado de la industria en México asciende a USD $60 mil millones. Los fondos invierten en un amplio espectro de sectores como: productos de consumo, salud, transporte, servicios financieros, medios, telecomunicaciones, centros comerciales, hoteles, bienes raíces, infraestructura y energía entre otros.

La Asociación Mexicana de Capital Privado agremia a fondos de Capital Privado de diversas estrategias de inversión. Una de ellas son los fondos dedicados a invertir en proyectos de bienes raíces de diversos segmentos. En los últimos 10 años (considerando datos a diciembre del 2019), el capital comprometido acumulado para proyectos de bienes raíces, alcanzó un monto de USD $20.1 mil millones, de los cuales se han colocado USD $10.3 mil millones en 361 empresas o proyectos. Esto hace que bienes raíces sea la estrategia de inversión de mayor tamaño a la fecha en nuestra asociación. Las principales inversiones se han dado en el segmento industrial, comercial y de vivienda.

El impacto del sector en el empleo

De acuerdo a un estudio, realizado por la AMEXCAP, la ADI (Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios) y la AMEFIBRA (Asociación Mexicana de FIBRAs Inmobiliarias), enfocado en identificar el impacto en el empleo en toda la cadena de valor del desarrollo inmobiliario, durante 2019; dicho sector (incluyendo los segmentos de vivienda, oficinas, comercial, turístico e industrial) generó un total de 6.4 millones de empleos (incluyendo empleos directos, indirectos y los generados por los inquilinos de los inmuebles), lo que equivale al 11% de la población económicamente activa. A continuación se desglosa el impacto en empleo anual y el crecimiento 2019-2018 a nivel nacional para cuatro ejemplos específicos de desarrollo inmobiliario (ver Tabla 1).

En términos de inversión, se estima que en 2019 se invirtieron MXN $483 mil millones en los principales giros del sector inmobiliario.

Es evidente que el sector inmobiliario es clave para impulsar la reactivación del empleo y de la economía del país. Esto se vuelve particularmente importante en el contexto de la reactivación económica post Covid-19. En ese sentido las perspectivas a corto y mediano plazo para los bienes raíces comerciales, industriales y hoteleros presentan retos importantes a futuro. Muchos fondos se han visto en la necesidad de renegociar contratos con sus inquilinos, ya que la naturaleza de algunos negocios denominados no esenciales causó cierres temporales (unos más largos que otros) generando problemas de flujos de caja. Sin embargo, como se ha visto en crisis anteriores, la industria de bienes raíces es resciliente; no tendría porque ser distinto esta vez.

Por Asociación Mexicana de Capital Privado

Este es un fragmento del texto El sector inmobiliario en la nueva normalidad: el gran motor para la reactivación económica de la edición 121 https://inmobiliare.com/inmobiliare-121/

Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
BrickAltio CapitalCiudad MayakobaAxezaBanner skyhausBeck
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído