Conecta con nosotros
blank blank

Sustentabilidad

Grupo BMV impulsor de la sostenibilidad en el mercado financiero

Publicado

el

Grupo Bolsa Mexicana de Valores (Grupo BMV) es el principal impulsor de la sostenibilidad en el mercado financiero mexicano desde el año 2011. Esto lo ha logrado mediante instrumentos de financiamiento e inversión en el rubro, así como con proyectos que impulsan la cultura financiera en el país.

El Grupo continuará trabajando en reforzar su modelo de sostenibilidad a través de una serie de acciones encaminadas a fortalecer la oferta de productos y servicios, generando valor agregado para los grupos de interés, elevando las prácticas de inversión y confirmando su liderazgo bursátil en México mediante el desarrollo de los mercados financieros.

Dicho modelo aparte de integrar los factores ASG  (Ambientales, Sociales y Gobernanza), mantiene ocho dimensiones: Gobernanza, Productos y Servicios, Factor humano, Tecnología, Medio ambiente, Social/Relacional, Intelectual y Económico.

blank

Uno de los primeros esfuerzos fue la creación del IPC Sustentable hace nueve años, y que fue sustituido en junio de 2020 por el índice S&P/BMV Total México ESG, bajo una nueva metodología que da mayor peso a los factores de gobernanza, medioambientales y sociales (ESG por sus siglas en inglés).

A través de bonos verdes, sociales y sustentables seis empresas emisoras han logrado obtener recursos por más de 14 mil millones de pesos en los últimos tres años. Entre los emisores de este tipo de bonos se encuentran Vinte, Rotoplas, Bancomer, Banobras, FEFA y el Gobierno de la Ciudad de México. De igual forma, en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) se han listado más de 30 Exchange Trade Funds (ETFs) verdes o sostenibles en la BMV.

“Grupo BMV es la Bolsa Sostenible de México. Desde hace una década hemos dado pasos firmes en materia de sostenibilidad, alineando nuestra estrategia al contexto actual y a las necesidades de nuestros grupos de interés, asegurándonos en todo momento en dar valor

sostenible a México”, dijo Nalleli Barajas, subdirectora de Sostenibilidad del Grupo BMV.

El liderazgo del Grupo se manifiesta con la creación de MÉXICO2, plataforma dedicada al desarrollo de los mercados ambientales y el impulso del mercado voluntario de carbono. Asimismo, es parte de los fundadores del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes, integrado por asociaciones financieras, banca comercial, multilateral y de desarrollo, calificadores y emisoras, con el objetivo de impulsar las finanzas sustentables y el diálogo dentro de cada sector.

Las alianzas son clave en su estrategia para fortalecer la sostenibilidad de los mercados, por ello, es parte de la iniciativa de Bolsas de Valores Sostenibles del Pacto Mundial (SSE Initiative) y de la World Federation of Exchanges, impulsando los Objetivos de Desarrollo Sostenible. De igual manera, el Grupo BMV está adherido a los 10 principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas e integra el Comité de Sostenibilidad de la Federación Iberoamericana de Bolsas, impulsando las mejores prácticas ASG en el sector.

Promover la cultura financiera ha sido un elemento trascendental para también impulsar el crecimiento y desarrollo del mercado bursátil. Bajo este objetivo nació la Escuela Bolsa Mexicana (que hoy es uno de los centros educativos financieros para profesionales), el Museo de la Bolsa (MUBO), así como el desarrollo de plataformas enfocadas a universitarios y público en general como Jueves de Bolsa, Blog Hablemos de Bolsa y podcast.

Publicidad
blank

Sustentabilidad

Emprendedora keniana crea ladrillos con residuos plásticos

Publicado

el

blank

Nzambi Matee, una joven ingeniera keniana, es la fundadora de Gjenge Makers, empresa creadora de “ladrillos plásticos” que, además de ayudar al medio ambiente dando la posibilidad de reciclar toneladas de este material, son más resistentes que los ladrillos comunes de hormigón.

blank
Fotografía tomada de la página de Gjenge Makers en Facebook

Según datos de Greenpeace, solo se recicla el 9% de todo el plástico generado a nivel mundial, e incluso en los países desarrollados, la tasa de reciclaje de los desechos recolectados en viviendas no llega al 50 por ciento. 

Su fábrica, ubicada en Nairobi, recolecta residuos de botellas y bolsas, los mezcla con arena y los funde a alta temperatura para moldearlos en forma de ladrillos. Este lugar es capaz de producir hasta 1.500 ladrillos al día.

Desde sus inicios en 2017, esta emprendedora y su equipo formado por cinco trabajadores han logrado reciclar 20 toneladas de desechos plásticos. Se estima que cada 24 horas se generan alrededor de 500 toneladas, solo en la ciudad de Nairobi. Gjenge Makers está trabajando día y noche para pavimentar un bloque de viviendas con 14.600 ladrillos.

blank
Fotografía tomada de la página de Gjenge Makers en Facebook

En una entrevista con EFE, Matee declaró que, el motivo por el cual buscó emprender con esta idea, fue el cansancio de ver que no se hacía nada: “Los desechos plásticos no son un problema keniano sino global y, si no somos capaces de ofrecer soluciones prácticas y pedir a las personas que adopten una cultura del reciclaje, puede ser un desafío“, declaró.

Al principio, la idea era recolectar restos plásticos para venderlos a empresas de reciclaje locales, pero al acumular más cantidad de la que conseguían vender, decidieron intentar transformar ese plástico en apariencia inservible en ladrillos más duros que el propio hormigón.

Matee, graduada en Física y Geofísica, especializada en Ciencias de los Materiales, afirma que sus ladrillos son tres o cuatro veces más resistentes que los tradicionales porque el plástico, al ser un material fibroso, crea menos bolsas de aire.

En el año 2020, fue reconocida como uno de los siete Jóvenes Campeones de la Tierra 2020, galardón con el que el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), con sede en Nairobi, reconoce la labor de organizaciones, científicos, activistas o emprendedores menores de 30 años capaces de promover un impacto transformador.

blank
Fotografía tomada de la página de Gjenge Makers en Facebook

Al igual que otras voces que exigen una recuperación verde postpandemia, la fundadora de Gjenge Makers considera que este es un buen momento para pulsar “el botón de pausa”.

“Los datos revelan que, durante la pandemia, las personas han vuelto a lo más básico: a cuidar los unos de los otros y a cuidar del medioambiente. Llevará tiempo, pero esta pausa y el cambio mental que ha provocado el COVID-19 podría ser el comienzo de una generación más concienciada“, finalizó la empresaria.

Publicidad
blank
Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Lo más leído