La compañía Habitas recaudó 20 millones de dólares para expandir las sedes de sus hoteles fabricados con impresión en 3D en los mercados de Asia, Medio Oriente y África.

En un perfil financiero de la empresa, el co-fundador Oliver Ripley destacó que la idea original es proporcionar experiencias centradas en la comida, la música y el bienestar, de una forma más orgánica y lejos de los “lujosos lobbies”, para así crear interacciones personales valiosas.  Esto lo comparó con el conocido formato “todo incluido” de Club Med, por lo que decidió referirse al proyecto como “Club Med para Millennials”.  Los cuartos tendrán un costo aproximado de entre 200 y 400 dólares por noche y están diseñados como espacios de descanso simples con elementos rústicos y en contacto con la naturaleza.

Una de las características más innovadoras de la start-up es su método de construcción basado en impresión 3D, mediante el cual, los cuartos serán fabricados en México y posteriormente enviados a las locaciones donde serán armados “como legos” en un tiempo récord, logrando así construir 100 cuartos por mes y un hotel entero entre seis y nueve meses, lo que se traduce en la recuperación del total invertido en aproximadamente dos años.

Habitas fue fundada inicialmente como una agencia de organización de eventos, creada por Oliver Ripley, Kfir Levy y Eduardo Castillo en 2014. El concepto era reunir a la gente por medio de intereses en común para que a través de ello pudieran crear interacciones personales valiosas.  A partir de esto, comenzaron a ofrecer retiros similares en Nevada, Ibiza y California, que finalmente evolucionaron a una propuesta hotelera con una visión humana, creativa y sustentable. El primer modelo fue instalado en Tulum, Quintana Roo durante 2016, y gracias a su éxito decidieron expandirse proyectando 8 locaciones nuevas para 2020 y 12 para los años siguientes.