Conecta con nosotros

Industria

Incertidumbre después de 25 años tras la llegada de Donald Trump

Publicado

el

El TLCAN representó más que sólo libre comercio para México, “significó que México de cara al mundo mostrara un país con instituciones más fuertes(…) México pasó de ser una economía muy cerrada a empezarse a abrir(…), pasó a ser un país con un banco central independiente con tipos de cambio flexibles, es decir, un país que no solamente tuvo el TLC sino que fue un país dispuesto a someterse a paneles de arbitraje, dispuesto a tener reglas de inversión pareja para quienes vinieran de fuera”, así lo explica Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.
Sin embargo, después de 25 años de ser promovido por las tres regiones de América del Norte, el gobierno de Estados Unidos encabezado por su actual presidente, Donald Trump, apelaba a que dicho acuerdo reflejaba un modelo de políticas lesivas para los trabajadores estadounidenses, exigiendo así, una renegociación o amenazaba con abandonar el acuerdo comercial bilateral.

imagen tomada de El Universal

Renegociación TLCAN


Ante este panorama de incertidumbre y con el comienzo de una eventual renegociación, diferentes sectores comenzaban a cuestionar el panorama que México enfrentaría si se planteaba como una realidad la salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio, se hablaba de la posición de México y su dependencia económica con su país vecino. En contraste, algunos líderes empresariales y representantes de los diferentes sectores afianzaban la capacidad de México por mantenerse a flote y su oportunidad de reforzar relaciones comerciales con otras regiones.
Posición económica de México ante la renegociación del TLCAN
Reglas de origen, eliminación de los mecanismos de solución de controversias y reducción del déficit comercial anual con México, fungían como parte de los aspectos prioritarios del gobierno de Donald Trump para la renegociación.

Imagen de Archivo


Pese a ello, en México la parte de inversión extranjera directa, continuaba ingresando de manera importante aún con las amenazas de Trump, “Estados Unidos representa menos del 40-38%, el resto son de otros países del mundo y lo que hemos visto en lo que va del año, es exactamente el promedio de lo que hemos visto durante los últimos años”, apunta el director general de GEA, Ernesto Cervera. El riesgo en cambio, se hacía latente en la parte del comercio mexicano que incluía una tasa de dependencia del 82% hacia los Estados Unidos.

Imagen de archivo . Exportación


México ha presentado un crecimiento fuerte en materia de exportaciones y el panorama pone al país en una disyuntiva inmediata, “seguir viendo solo hacia el norte, este parón que se nos ha venido enfrente nos ha hecho caminar respecto a que tanto nos debemos diversificar hacia otras regiones del mundo, qué tanto debemos considerar nuestro mercado interno y empujarlo bajo condiciones de estado de derecho”, refiere Cervera.  
“Cada mes que pasa salen nuevas cifras del crecimiento de nuestro país, todo mundo empieza a revisar su expectativa de crecimiento a la alza (…) La propia Secretaría de Hacienda, Banco de México y los 52 especialistas de la economía más importantes del país están aumentando sus expectativas de crecimiento para México, no poquito, prácticamente un punto porcentual de uno y medio por ciento a 2.2, 2.3 y hasta 2.5 por ciento”, prevé.
Texto Danae Herrera
Entrevista Catalina Martínez
También lee 

Sector manufacturero domina comercio entre México y EU: Bancomer


A 25 años de la firma del TLCAN


 

Industria

Las compañías tendrán que adaptarse a un futuro flexible: WeWork

Publicado

el

Como líder global en espacios colaborativos, y con miles de compañías instaladas en sus espacios alrededor del mundo, WeWork, está en buena posición de entender cómo las organizaciones imaginan el mundo laboral en un futuro post pandemia; y el futuro luce flexible.

Después de meses navegando por una crisis sanitaria que ha permeado en casi todas las esferas de la vida, ahora existe un consenso colectivo de que el futuro del trabajo será flexible e incluirá opciones de oficina y de trabajo remoto en distintas combinaciones; pero la naturaleza de su alcance todavía es una pregunta abierta.

En un estudio realizado por Hamilton Place Strategies en asociación con Réplica, encontramos que el 70% de las personas quieren regresar a sus oficinas gran parte de la semana y han empezado a demandar mayor flexibilidad a sus empresas”, comentó Claudio Hidalgo, director de WeWork para América Latina. “En general hace falta la conexión e intercambio con colegas; somos seres sociales y los contactos cara a cara generan confianza, agilizan la toma de decisiones y sobre todo estimulan la innovación, fundamental para el desarrollo de cualquier empresa”.

Sin duda, las empresas tendrán que adaptarse y repensar sus estrategias frente a un entorno en constante transformación, incluida la planificación de los espacios de trabajo y los esquemas laborales.

Cuando sea el momento de volver, las compañías se enfrentarán con el desafío de una fuerza laboral que ha probado las ventajas y desventajas del home office, y que ha superado diversos obstáculos para adaptarse a la nueva normalidad laboral. Frente a este escenario se espera que los colaboradores demanden mucha más flexibilidad y busquen esquemas híbridos de trabajo que les permitan decidir cómo utilizar su tiempo y desde donde.

Gracias a su visión global y las oportunidades que ofrece en cuanto a flexibilidad de espacios, contratos y ubicaciones, WeWork puede ser una solución idónea en medio de un clima de incertidumbre. Ya sea que las empresas necesiten reconfigurar sus espacios, descentralizar sus oficinas, reducir o ampliar su fuerza laboral u ofrecer diversas ubicaciones en la ciudad, WeWork está en una posición inmejorable para colaborar con empresas de todos los tamaños. Incluso cuenta entre su cartera con grandes compañías multinacionales en toda Latinoamérica.

Claudio Hidalgo,Head of WeWork LATAM.

“Somos una plataforma flexible que permite a las compañías usar el espacio en sus propios términos y mirar hacia adelante con confianza. No sólo tenemos soluciones a la medida, sino que hemos invertido gran cantidad de recursos en adaptar nuestros espacios conforme a los nuevos protocolos sanitarios, brindando a nuestros miembros un espacio cómodo y seguro. Para nosotros esta es una tremenda oportunidad de ayudar a que las empresas se adapten de forma eficiente a los nuevos retos de esta transición”, concluyó el ejecutivo.

Los espacios de trabajo flexibles se encuentran en una posición única para ayudar a que las personas y empresas vuelvan a trabajar de forma segura y eficiente. Sin embargo, no todas las compañías tienen los recursos, financieros o de otro tipo, para implementar rápidamente un modelo de espacio de trabajo flexible que se extienda por toda la ciudad. Empresas como WeWork se basan en proporcionar esta flexibilidad y están redefiniendo el futuro del trabajo por medio de eficiencia en costos, soluciones flexibles y entornos seguros.

Por WeWork

Este es un artículo de la edición 122 https://inmobiliare.com/inmobiliare-122/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son
responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan
la posición de Inmobiliare.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído