Conecta con nosotros
blank blank

Finanzas

Inclusión y poca accesibilidad a productos financieros

Publicado

el

Aunque México es uno de los países con mayor número de empresas Fintech en Latinoamérica, también es cierto que el porcentaje de personas con cuentas bancarias es pequeño. Hasta el año pasado la CNBV tenía identificadas más de 500 plataformas que operan en México, de las cuales 201 operaban bajo las figuras que reconoce la Ley Fintech.

Según el IX Informe de Tendencias de Medios de Pago realizado por Minsait Payments, solo 36.9% de la población del país está bancarizada. Situación que se da principalmente por la poca accesibilidad a los productos; Tomás González, Head of Communications de Oyster, Fintech especializada en servicios financieros para emprendedores, señala que el problema con la banca tradicional es abrir una cuenta de
manera sencilla, ya que piden varios requisitos y el proceso también es tardado.

De igual forma, Carlos Orta, Socio Líder de Riesgo Regulatorio en Deloitte México, detalla que uno de los principios de la Ley antes mencionada, es fomentar la competencia, mediante un mayor números de participantes y productos para impulsar la inclusión financiera.

blank

“Existen casos muy exitosos en otro países donde el tamaño de las entidades fintech cada vez es más relevante con respecto a los participantes tradicionales. En la medida en que el sector Fintech madure en México, las instituciones tradicionales podrían ver nuevos participantes compitiendo de manera directa con ellos”, comenta el Socio Líder de Riesgo Regulatorio en Deloitte México.

Asimismo, señala que al existir una amplia penetración de teléfonos móviles en la población mexicana, es posible llegar a más personas que deseen o necesiten utilizar dichos productos; puesto que existen Fintech y bancos tradicionales que permiten aperturar cuentas sin la necesidad de acudir a una sucursal.

Un claro ejemplo es Banco Sabadell, quien a finales del año pasado, firmó una alianza con Fintonic, una tecnofinanciera española para ofrecer al mercado mexicano, dos productos digitales, mismos que estarán disponibles en el segundo trimestre del 2020. El primero de ellos se trata de una cuenta
bancaria con un modelo 100 % digital y el segundo una tarjeta de débito con funciones en línea como:
contrataciones, bloqueos y transferencias que se ampliará al sistema de Cobros Digitales (CoDi)

Dicho sistema de cobro (CoDi), fue puesto en operación en 2019 y tiene como finalidad reducir el uso del dinero en efectivo y los riesgos de robo o clonación de tarjetas. Sin embargo, a pesar de haber superado la meta de un millón 500 mil usuarios que tenía previsto el Banco Central, en los primeros meses de uso, aún no ha tenido la penetración esperada.

blank

Y es que uno de los puntos importantes para aumentar el número de usuarios en este tipo de herramientas es incrementar los comercios que acepten este tipo de pago. “Falta complementar
el ecosistema, una cosa es que existan productos financieros, pero también falta donde lo puedes utilizar
, por ejemplo en comunidades remotas donde no hay terminales punto de venta, el efectivo sigue siendo el rey, pues para pagar en las tienditas por mucho que tengas una cuenta electrónica con un saldo no vas poder disponer de este o hacer un pago si la otra parte del ecosistema no se complementa”, comenta Carlos Orta.

En el país, más del 90% de los pagos que se realizan continúan siendo mediante el uso del efectivo, según datos de Banxico. Además, el 22.3% de los municipios no cuentan con bancos o empresas financieras, por lo que es de suma importancia buscar soluciones que puedan llevar infraestructura bancaria o de pagos a todas las comunidades del país.

Por Mónica Herrera

Este es un fragmentó del artículo ¿CÓMO SE ENCUENTRA EL SECTOR FINTECH EN MÉXICO? de la edición 119 https://inmobiliare.com/inmobiliare-119/

Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank