A través de un comunicado, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, anunció que no financiará complejos habitacionales que no cuenten con los criterios de ubicación y habitabilidad, y pretendan ser comercializados a personas de ingresos menores a 2.8 UMA’s.

Con el objetivo de proteger la seguridad y el patrimonio de los trabajadores, INFONAVIT no permitirá la inscripción de construcciones con valor de hasta 405 mil pesos que se localicen en zonas de riesgo.

Por esta razón, los inmuebles que deseen venderse a quienes tengan ingresos menores a 7 mil 395 pesos deberán estar ubicados dentro de los Perímetros de Contención Urbana, contar con todos los servicios básicos y tener una extensión mayor a  46 metros cuadrados.

Ya que anteriormente se detectaron malas prácticas de construcción al establecer casas en zonas pantanosas o barrancos, ahora es un requisito para los desarrolladores que al registrar sus proyectos inmobiliarios presenten los planos georreferenciados y demuestren la instalación de material impermeable para zonas húmedas.

Hasta el 31 de diciembre de 2019, INFONAVIT detuvo el 2% de 25 mil 623 solicitudes de crédito que correspondían a inmuebles que no cumplían con los requerimientos establecidos. Además, reestructuró cerca de 186 mil créditos para aminorar las deudas hasta con descuentos del 50% del saldo insoluto de su financiamiento.

De este modo, el Fondo Nacional para la Vivienda busca elevar la calidad de vida de los trabajadores garantizando viviendas con condiciones adecuadas para ser habitadas.