Conecta con nosotros

Industria

Innovar para la actualidad: Custom by Público

Publicado

el

Los escenarios presentes y futuros comienzan a definirse por los cambios que ha originado la pandemia en los hábitos de las personas, así como en la economía y la demanda en los mercados, entre ellos, los inmobiliarios. Sin duda, las rápidas variaciones representan retos pero también oportunidades para innovar y mejorar los modelos que conocemos.

En ese sentido, el cambio ha sido un motor de ingenio para Público desde antes de la coyuntura, pues se enfocan en identificar cómo las modificaciones en el pensamiento colectivo y la tecnología influyen en la forma en que se usan los inmuebles. Y en este momento, reconocen que las tendencias estimadas a 5 años, se aceleraron durante los últimos 6 meses a causa del Covid-19, explica Emilio Illanes, Director de Nuevos Negocios y socio fundador de Público.

La digitalización ha sido una eficaz herramienta para las compañías en el confinamiento pero en cuanto al futuro de los sitios de trabajo se esperan modelos híbridos entre lo remoto y presencial. “Los humanos llevamos viviendo muchos años del mismo modo y no evolucionamos tan rápido como la tecnología, por eso la gente seguirá necesitando el contacto físico”, considera Emilio. “Los usuarios van a buscar espacios más flexibles; empresas grandes se están dando cuenta de que no todas las personas tienen que trabajar en la oficina y están pensando en reducir el tamaño de sus sedes fijas, porque aunque algunos puedan trabajar en casa, eventualmente tendrán que tener juntas u otras actividades”, detalló.

Andrés señala que remote work no es lo mismo que home office; el primero implica poder trabajar desde cualquier lugar sin tener que acudir a la oficina central. Este esquema resuelve las dificultades de hacerlo en casa y lo inviable de desplazarse largas distancias a la sede principal de la empresa, lo que a la vez, crea necesidades específicas que pueden ser atendidas con la oferta de los coworkings.

Las personas a las que llamamos knowledge workers, pueden hacer su trabajo desde cualquier punto, pero realizarlo desde su casa puede ser difícil por diversos motivos. Son este tipo de clientes los que nos están buscando muchísimo, porque pueden trabajar de manera remota pero requieren un ambiente adecuado y con mayor tranquilidad”, añade Alfonso.

Al respecto, Andrés comenta que el mercado de oficinas parecía contar con todo tipo de alternativas, por un lado, están aquellos propietarios que ofrecen pisos enteros y miles de m2 para ser acondicionados con contratos a largo plazo. Por otro, los coworkings, que proporcionan lugares chicos, amueblados y con todos los servicios, así como contratos con mayor flexibilidad y enfocados en usuarios particulares. “Pero en medio no hay nada” expresa Andrés. “Tenemos oficinas tradicionales y lugares como Público, pero la pandemia nos hizo ver que necesitamos algo más en medio de estos”.

Por esa razón, han desarrollado un nuevo producto: Custom by Público un modelo que atiende las necesidades particulares de cada compañía. Consiste en subdividir las plantas corporativas tradicionales en espacios más chicos, en los que se incluyen áreas comunes que brindan servicios necesarios, pero que generalmente no se ocupan todo el tiempo, como salas de capacitación, consejo, reuniones, entre otros, los cuales pueden compartirse con las empresas vecinas.

“Las personas nos rentan, digamos, 400 metros cuadrados, nosotros los acondicionamos para ellos según sus necesidades y con base en nuestra experiencia, y les ofrecemos contratos a mediano plazo. Así no tienen que hacer una inversión inicial fuerte para adaptar sus instalaciones de manera propia y obtienen lo que necesitan, hecho a su medida”, aclara Andrés. Custom by Público será lanzado al final de este año en la Ciudad de México con al menos dos proyectos.

Además, han desarrollado una aplicación para administrar las áreas de los inmuebles, que facilita la organización y ocupación de los mismos, pues con ella se pueden reservar salas de juntas, oficinas y hasta escritorios antes de acudir al edificio. También simplifica el acceso a los inmuebles, pues genera un código QR que puede usarse en las entradas de los corporativos y abrir las salas apartadas. “Llevamos un año y medio trabajando esta tecnología y recientemente la lanzamos. Hará muy eficiente el uso de espacios y algo muy novedoso es que con ella logramos controlar perfectamente el aforo de edificios. Como cada persona se registra al entrar, la aplicación sabe cuánta gente hay y en dónde está. Creemos que es una manera más avanzada y eficaz para controlar el contagio del virus dentro de nuestros espacios”, indica Martínez.

Lo anterior se suma a otras medidas de bioseguridad que han implementado, las cuales van desde lo obligatorio como el uso de cubrebocas y gel antibacterial, hasta tapetes sanitizantes, termómetros infrarrojos y el rediseño de las salas de juntas y áreas comunes para la sana distancia.

Por Daniela González

Este es un fragmento del artículo Público Coworking continúa innovando los espacios de trabajo, vivienda y hotelería de la edición 123 https://inmobiliare.com/inmobiliare-123/

Industria

Por primera vez Chile reporta una gran desocupación de oficinas

Publicado

el

De acuerdo con el Reporte de Oficinas 4º Trimestre 2020 de Newmark de Contempora, Chile finalizó el 2020 con una disminución de 39.553 m2 en la absorción de oficinas de clase A+B

Según Contempora ese periodo es el de menor crecimiento económico desde la crisis de 2009. “Los indicadores sanitarios de la pandemia provocada por el Covid-19 se mantuvieron estables durante el último trimestre del año, si bien la fragilidad de este equilibrio, tal como se ha evidenciado en Europa, no permite a los agentes económicos ni al Estado retomar las actividades con normalidad”. 

Por su parte, la vacancia de oficinas de Clase A+B en Santiago aumentó 1.7% durante el año hasta ubicarse en 6,4% del total de la superficie, pero de acuerdo con la empresa de servicios financieros, las anteriores cifras deben ser vistas con cautela, debido a que las estadísticas son equivalentes a las de 2018 y más bajas que las de peak de vacancia registradas en 2016, las cuales fueron de 10,6 por ciento. 

Lo inédito es que la absorción neta anual de todas las oficinas Clases A+B en Santiago destinadas para renta, sean negativas. Lo que se observa con mayor frecuencia son absorciones netas negativas trimestrales, que luego se revierten en los próximos periodos,  o en un determinado submercado o Clase (A o B), pero no el total general anual. Y hay que tener presente que la vacancia hubiese crecido aún más si en el 2020 se hubieran entregado al mercado los proyectos de oficinas que estaban previsto inaugurarse, especialmente superficie en la comunidades de Providencia, Las Condes y La Dehesa”, explica Ignacio Errázuriz, gerente de servicios corporativos Newmark Contempora.

Asimismo, se destaca en el comunicado que una absorción neta negativa refleja que se restituyó a los propietarios de los inmuebles más superficie de la que se les fue arrendada, comparado el último periodo de medición versus el anterior. 

En el informe también se comenta que debido a la nueva forma de trabajo de las empresas se han optimizado espacios y recursos en el corto plazo, por lo que “una decisión activable rápidamente es comercializar sus propias oficinas a terceros, y si bien es prematuro hacer una estimación y cuantificar su impacto en el mercado, la sensación predominante apunta a una reducción en la demanda agregada como consecuencia del teletrabajo y la incertidumbre respecto a las nuevas tendencias”. 

Contempora menciona que grandes ocupantes que son propietarios en la industria de los servicios financieros han reorganizado por completo su layout de sus edificios corporativos haciendo más espacios flexibles. En tanto que los pisos de cada oficina se han rediseñado para que tengan plantas libres con menor cantidad de espacios privados, con el fin de promover la interacción informal y espontánea. 

El submercado que alcanza la mayor vacancia en Clase A es el Central Bussiness District (CDB), que en Santiago corresponde a El Golf, delimitado a grandes rasgos por los ejes de Andrés Bello, presidente Riesco, Vespucio, presidente Errázuriz y Tobalaba, con un 7,0%. En la Clase B, el submercado con mayor vacancia es el sector de Estoril, que presenta una desocupación de un 18,37% de desocupación.

Con respecto a este año, la empresa de servicios financieros indicó que la mejora en el desempeño del mercado de oficinas dependerá de una solución de manera permanente como es la vacunación del Covid-19.

Sigue leyendo

Lo más leído