Conecta con nosotros
blank blank

Sin categoría

INSAR Confianza en desarrollo

Publicado

el

** Guillermo Almazo y David Cedillo
Con 100 personas en su equipo, INSAR ocupa el puesto #1 de las Mejores Empresas para Trabajar en México.
Corría el año 2000 cuando Federico Sada Rivero, en aquel entonces de 24 años de edad, decidió crear una empresa desarrolladora, la llamó INSAR. Su motivación principal no fue el dinero, sino ofrecer una opción segura para quienes desearan invertir en el desarrollo inmobiliario.
“Cuando entré al sector inmobiliario me di cuenta que había varias cosas que se podían hacer mucho mejor”, señaló Sada Rivero.u (55)
9
El primer proyecto fue Residencial Dinastía, proyecto residencial de 25 hectáreas, compuesto por 250 lotes unifamiliares y 5 multifamiliares, ubicado en el municipio de Monterrey. Dinastía es un ejemplo moderno de urbanismo que logró aprovechar la topografía, para convertirla en un desarrollo habitacional sobresaliente.
INSAR ES UNA OPCIÓN SEGURA PARA QUIENES DESEAN INVERTIR EN EL DESARROLLO INMOBILIARIO
Su incursión en el negocio fue un éxito, el cual se debió en buena medida a su talento y sus convicciones: “Antes de INSAR, yo había trabajado únicamente en una empresa familiar; sin embargo, me di cuenta que deseaba hacer las cosas por mi cuenta”.
87Desde el inició demostró que no le gustan las cosas fáciles, sino que prefiere las cosas bien hechas, y prueba de ello fue que para el proyecto Dinastía, se remangó las mangas de la camisa y se hizo cargo prácticamente de todo: “Me tocó desde ir a negociar los permisos a las dependencias hasta involucrarme en contratos, diseños, temas legales, ventas, mercadotecnia, etcétera”.
EL SALTO: “SER LA EMPRESA INMOBILIARIA MÁS ADMIRADA DEL PAÍS”
Para 2010, Federico ya sabía que la presión, la tramitología y la adrenalina eran iguales para un proyecto pequeño que para uno grande, por lo que quiso ir más allá y conformó un equipo de expertos capaces de hacer frente a desarrollos de gran escala. Como él mismo lo comenta: “Busqué perfiles que se complementaran unos a otros para convertir a INSAR en un jugador diferente”. Pero para el empresario no bastaba con destacar, su meta era superior: ser la empresa más admirada de México. Poco después ésta se convertiría en la misión de la compañía.
VALORES A TODA PRUEBA
Además de su formación como ingeniero industrial y su maestría en finanzas, valores como la confianza, la integridad y la calidad le han permitido a Federico Sada Rivero llevar a INSAR al lugar que ocupa hoy en el mundo empresarial. “Somos una empresa seria, de metodologías, de procesos, que nos permite superar las expectativas de inversionistas, socios, clientes, proveedores y trabajadores”, señala. Sin embargo, acepta que no lo ha hecho solo, pues en su camino se ha encontrado con gente muy valiosa de quien ha aprendido lo mejor, tal es el caso de Salvador Alva, empresario de gran trayectoria y Rector del Tecnológico de Monterrey, a quien no duda en expresarle su gratitud: “La visión y experiencia de Salvador me permitieron entender y soñar en lo que quería lograr con esta empresa. Él estuvo a mi lado, brindándome su tiempo y su apoyo”.mjjjjjjjjjj

También reconoció la importancia que Sebastián Garza, de Gava Capital, ha tenido en su carrera empresarial: “Sebastián es una persona que me ha influido extraordinariamente; con él arranqué un modelo de negocio hace 7 años, el cual se ha traducido en éxitos compartidos para nuestras compañías”.
UN LÍDER DE NUEVA GENERACIÓN
Para los empresarios de antaño, el negocio era lo primero y lo único, la gente estaba relegada a sus escritorios y a generar ganancias para la compañía. Hoy, empresarios como Sada Rivero desafían el status quo, apostando por el desarrollo y beneficio de sus colaboradores. Estas acciones elevan el desempeño de todo el equipo, lo que permite entregar desarrollos de excelente calidad al cliente.
“INSAR es una empresa que recompensa a su gente con altos bonos, pero también nos ocupamos del aspecto humano, pues cuando alguien se integra al equipo le hacemos un plan de crecimiento en donde identificamos su talento, su pasión y trabajamos para que se realice en lo personal, lo profesional y lo formamos en nuestros procesos internos para elevar la calidad de los servicios que entregamos al cliente”.
Estos esfuerzos comenzaron hace 5 años cuando se abrió el Departamento de Desarrollo de Talento, cuya misión era convertir a INSAR en una empresa más humana, y lo lograron.jj
SER LA MEJOR EMPRESA PARA TRABAJAR EN MÉXICO
Cada año, desde 2002, se publica en México el prestigiado Ranking Great Place to Work, que lista las mejores empresas para trabajar en el país y que las define como “lugares en donde uno confía en las personas para las que trabaja, está orgulloso de lo que hace y disfruta de las personas con las que trabaja”.
En 2012, Federico tuvo la inquietud de inscribir a INSAR en esta certificación, sobre todo para ver cuáles eran los puntos que se evaluaban; sin embargo, su sorpresa fue mayúscula cuando su compañía recibió una calificación de 97/100.uu
“En aquel entonces sacamos una de las calificaciones más altas, pero no nos incluyeron en el ranking porque necesitas tener 50 empleados o más, y nosotros éramos 28”. Sin embargo, este antecedente le confirmó que estaba llevando su empresa por el camino correcto y motivado por el éxito obtenido, certificó a INSAR en Great Place To Work en 2013 y 2014. En 2015, ya con 100 personas en su equipo, su compañía obtuvo el puesto #1 de las Mejores Empresas para Trabajar en México.
HECHO EN INSAR
Éste es un esquema de pensamiento que reúne Calidad en la Operación, Innovación, Servicio, Profesionalismo y Calidad de Vida para el equipo de casa. Además, se ve soportado por una metodología propia que genera beneficios para socios, clientes y trabajadores.
“Somos una compañía muy profesional, comprometida con nuestros clientes, trabajadores y comunidad. Tenemos especial atención a los procesos, las metodologías y a la calidad, y esto lo notan nuestros clientes ysocios estratégicos”. Tal es el caso de Gava Capital, un fondo de inversión con el que INSAR ha colaborado durante 5 años, lapso en el cual ambas empresas se han fortalecido mutuamente. También es notable que la mayoría de sus clientes tienen más de un proyecto con ellos. “Hemos dado servicio a clientes que nos compran un desarrollo en Monterrey y después nos piden otro en otro estado, por ejemplo en Veracruz, Querétaro o Tijuana”.
INSAR EN MÉXICO
A diferencia de otros empresarios regios,Federico ha decidido expandir sus negocios más allá de su estado natal, y actualmente INSAR tiene 12 proyectos activos con un valor de más de 8 mil millones de pesos en Nuevo León, Coahuila, Veracruz, Querétaro y Baja California.
EL FUTURO
En el corto plazo, la compañía tiene miras a seguir creciendo el número de desarrollos en las principales ciudades del país. Además, está por lanzar una plataforma de inversionistas patrimoniales.

Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank