La desarrolladora Javer  vendió durante  el 4T de 2016  cuatro mil 801 unidades de  vivienda, según su información,  el sector  de vivienda media  creció 6.8%  comparado  con  2015,  mientras que  los segmentos  de  bajo ingreso y residencial  disminuyeron 13.6% cada uno.
La empresa al cierre del año  registró  aumento en la utilidad neta mayor al 10% de según  el comentario  de su director General René Martinez.  De acuerdo con los datos publicados, durante los 12 meses de 2016  vendieron un total de 18 mil 352 unidades de  vivienda y  los ingresos netos  de la empresa se  incrementaron en 3.2%  comparados con  el 2015.
Se especificó  que  el monto  de unidades vendidas disminuyó 1.5% con respecto  al año anterior, esto debido “en su mayoría por el retraso en la obtención de permisos en algunos proyectos en Nuevo León, Jalisco y Quintana Roo” especifica  el documento de eventos relevantes de Emisnet. El incremento en los ingresos se  deriva – según se indica – del aumento de 4.7%   a los precios promedio.
El director  General de Javer  comentó “nuestro negocio funcionó bien durante el cuarto trimestre a pesar de la intermitencia en la distribución de subsidios y la poca visibilidad con respecto a la política de los mismos para el año 2017.  Terminamos el año con un crecimiento de más del 10% en la utilidad bruta, impulsado principalmente por nuestro cambio en la mezcla de ventas hacia el segmento de vivienda media”.
En el mismo sentido  dijo   que  a  pesar de la reducción al presupuesto de subsidio a la vivienda,  para  2017  las reglas de operación  indican  que la distribución se enfocara  principalmente  en los derechohabientes  que se encuentran en el cajón salarial  inferior a 2.6 SMG  y se disminuirá el monto máximo, lo que  permitirá que el  fondo de subsidio alcance para  todo el 2017  y agregó “en un esfuerzo por contrarrestar la reducción en los montos de los subsidios, Infonavit ha anunciado su intención de modificar su régimen de suscripción para permitir que los derechohabientes que se encuentran en los cajones salariales más bajos puedan acceder a un monto de crédito más alto. Estas modificaciones no implican cambios en las tasas de interés, ni mueven el pago total de acuerdo a los niveles de ingresos de manera significativa, sino que amplían la duración esperada del préstamo bancario con la contribución del trabajador del 5%. Una vez que dicho régimen sea aprobado, que se espera que sea durante el mes de mayo, nuestro análisis inicial indica que el poder adquisitivo combinado del típico derechohabiente de bajos ingresos será ligeramente superior a lo que era con los criterios anteriores.”
Comento también que estiman que  los desarrollos retrasados  de 2016  estén en funcionamiento  para  el segundo  trimestre  de 2017 , además de  10 desarrollos nuevos  que se abrirán durante el año.
Por Liz Areli Cervantes