Conecta con nosotros

Desarrollo Urbano

Conoce el parque urbano La Cañada

Publicado

el

La creación del Parque Público Metropolitano “La Cañada” fue anunciada por Miguel Ángel Mancera el mismo día que dejó el cargo como Jefe de Gobierno. Se trata de un proyecto de 27 hectáreas planeado en la Barranca de Tarango -delegación Álvaro Obregón declarada Área de Valor Ambiental en julio de 2009 por el entonces Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard.

La declaración implicaba la prohibición del uso de suelo para vivienda, industria, servicios y agricultura, permitiendo así la restauración, protección y preservación del terreno para mantener la calidad ambiental de la ciudad debido a las  y morfológicas de la barranca.

Imagen de archivo

Sin embargo, en junio de 2017 se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México un acuerdo que autoriza la participación de la administración pública a través de un Sistema de Actuación por Cooperación -SAC- en el espacio antes mencionado. Los SAC son un instrumento legal que articulan al sector público, social y privado para el desarrollo de proyectos que beneficien el entorno urbano y permiten la construcción de viviendas.

Por lo que el anuncio y planeación -del parque- causaron controversia debido a que el ex mandatario capitalino comentó que el financiamiento para la construcción podía realizarse con el mismo esquema de “La Mexicana”, es decir, 70% área verde y 30% desarrollo inmobiliario.

Razón por la que los vecinos de la delegación mostraron su desacuerdo al argumentar que la obra violaría el decreto del 2009 al “levantar” edificios y centros comerciales, con lo que aumentaría la escasez de agua en la zona, misma que sufrió un desabasto de este líquido a principios de año.

Por otro lado, el Gobierno de la Ciudad de México mencionó que el rescate de estos espacios es con el objetivo de frenar el crecimiento urbano y evitar la construcción de 10 o 20 mil viviendas, a través de la recuperación de la zona que se encuentra en abandono, además de brindar un nuevo pulmón al poniente de la ciudad.

Imagen de archivo

Asimismo, Miguel Ángel Mancera detalló que de autorizarse, el proyecto emplearía tecnologías sustentables y acciones para la regeneración de las barrancas, saneamiento de los cuerpos de agua existentes, infiltración a mantos acuíferos, captación de aguas pluviales y su reutilización para riego, entre otras necesidades de la zona.

Tendría un costo estimado de más de mil 600 millones de pesos y estaría conformado por seis elementos: Recreación, con foro al aire libre, juegos para niños, espejo de agua, vivero, laguna, espacio para mascotas, rincón gastronómico, área de jardín y de descanso. Cultural, con una biblioteca, salón para tareas, Centro Cultural de Música, Pabellón Cultural, Centro Interactivo y corredor artístico. Deportiva, con una ciclopista, sendero para jogging, canchas de usos múltiples y pista de patinaje. Servicios, accesos peatonal y vehicular, estacionamiento, enfermería y guardería; WiFi , Jardines y reforestación.

De acuerdo con el ex Jefe de Gobierno, las dimensiones serían parecidas al tamaño de La Mexicana, y las decisiones se tomarían a partir de la participación ciudadana, así como el mantenimiento, también se basaría en un fideicomiso como en el parque ubicado en Santa Fe. El total del área de la Barranca de Tarango es de 280 hectáreas, sin embargo, el proyecto
de La Cañada sólo “recuperará” 27 hectáreas.

Imagen de archivo

Si bien es cierto que aún hace falta más conciencia ecológica, en México cada día es mayor el número de políticas, programas y proyectos públicos en pro del ambiente que buscan resolver y/o regular problemáticas sociales como la escasez de agua, inseguridad y crecimiento inmobiliario en zonas altamente pobladas; que a pesar de ser planes a largo plazo, se esperan tenga un impacto positivo en la vida y salud de los ciudadanos.

Por Mónica Herrera Peña

Desarrollo Urbano

Sedatu, Comex y Colectivo Tomate presentan ANDA Mérida

Publicado

el

Colectivo Tomate, una organización de la sociedad civil junto a Comex por un México Bien Hecho y la Secretaría de Desarrollo, Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) han desarrollado la propuesta ANDA Mérida, un proyecto de infraestructura emergente que recupera espacios públicos peatonales y promueve la movilidad activa y sustentable, a través de intervenciones artísticas en calle que fomenten el uso de medios de transporte no motorizados y los traslados a pie.

ANDA Mérida tiene como referente el Plan de Movilidad 4S de la Sedatu y el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable 2040 del Municipio de Mérida (PIMUS Mérida), además del apoyo del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN) y de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ).

Para conocer las necesidades de los residentes, se realizó un estudio etnográfico, participativo y de consulta en los barrios de San Sebastián y La Ermita de Santa Isabel, ubicados en la zona centro de la capital yucateca. A partir de esto, se pudo elaborar una propuesta de rediseño vial que incluye aforos vehiculares, peatonales, ciclistas; observaciones del espacio y su funcionamiento; observaciones conductuales de los peatones y vehículos; así como un análisis de la geometría vial a partir de fotografías con dron. Aunado a lo anterior, cinco muralistas plasman elementos culturales históricos, festivos y gastronómicos que identifican a las comunidades.

“Los cruces peatonales, el mobiliario urbano y los murales que hoy se encuentran en las calles del Centro Histórico de Mérida son una muestra de que peatones, ciclistas, motociclistas y automovilistas pueden convivir y  habitar en un espacio público seguro e incluyente rodeados de arte y cultura”, dijo Mai Hernández, Directora de Operaciones del programa de impacto social Comex por un México Bien Hecho.

Por su parte, Maribel Benítez, Directora de Colectivo Tomate comentó, “Un proyecto como este es importante y necesario para Mérida y para el país entero; aquí exploramos otras formas de vivir, convivir entre habitantes y andar las calles de forma segura, luego de una emergencia sanitaria sin precedentes”.

Edgardo Bolio, Director del Instituto Municipal de Planeación, Mérida, consideró que este proyecto busca dar respuesta a la problemática de movilidad dentro del espacio público y ganar más espacios comunes para el peatón y la población vulnerable, con el fin de promover ciudades más seguras y con infraestructura urbana de calidad. 

Mariana Orozco, Directora de Vinculación Metropolitana de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano describe el carácter de ANDA Mérida como “bajo costo y alto impacto, sumándose a la tendencia mundial de preparar a las comunidades hacia una nueva normalidad más saludable, resiliente, capaz de reducir los riesgos de contagio y prevenir enfermedades”

De este modo, los creadores de esta iniciativa destacan la importancia de la cooperación entre los sectores público y privado y la sociedad, para transformar las ciudades y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído