Conecta con nosotros

Industria

La demanda corporativa de la CDMX se contrajo 57% en abril 2020

Publicado

el

La parálisis global que se vive actualmente, derivado de la pandemia del COVID-19, ha impactado de manera significativa a la industrial inmobiliaria. México no ha sido la excepción, las múltiples ramas de la industria en nuestro país se han visto afectadas como consecuencia del confinamiento que se está
viviendo actualmente.

A pesar que el inicio de la cuarentena en nuestro país ocurrió en el mes de marzo, los efectos reales se comenzaron a sentir durante el mes de abril, mes en el cual las actividades se paralizaron por completo.

Partiendo de esto, la plataforma de información y comercialización inmobiliaria líder del país, Solili, ha analizado las cifras de demanda que se reportaron en similares periodos del año anterior para conocer el impacto en volúmenes de metros cuadrados que la pandemia a generado en el mercado corporativo de la Ciudad de México. La capital del país concentra aproximadamente el 90% del inventario corporativo a nivel nacional, y por ende es la que resiente los efectos en mayor medida.

El último trimestre de 2019 y el primero de 2020, la economía mexicana reportó contracciones en su Producto Interno Bruto (PIB), pero a pesar de ello este efecto no se percibió en la demanda de espacio corporativo en la Ciudad de México, ya que la demanda mantenía su curso positivo.

Si comparamos los resultados del primer trimestre del 2020 con el mismo periodo de 2019, tendremos que la demanda bruta corporativa de la Ciudad de México creció en 16%, al pasar de 167 mil m2 que se reportaron en el primer trimestre del 2019 a casi 200 mil m2 en el mismo periodo del 2020. La demanda de espacio corporativo seguía presente en este mercado, empresas de coworking, seguros, servicios, etc. rentaron espacio corporativo durante el 1T 2020.

De acuerdo con Solili, los montos de demanda que se reportaron mes a mes en el 1T 2019 tuvieron un comportamiento creciente, similar tendencia que se estaba presentando en el 1T 2020. Si analizamos específicamente el mes de Marzo 2020, fecha en que las empresas y la sociedad civil inician a tomar medidas por el COVID-19, observamos contracción respecto al mes precedente aunque a pesar de ello los resultados del trimestre fueron positivos.

A partir de abril 2020, el país ya se encontraba paralizado, las empresas enviaron a sus empleados a trabajar vía remota desde casa, centros comerciales y lugares públicos cerraron, grandes empresas manufactureras de todos los giros suspendieron operaciones y el país inició una fase de cuarentena obligatoria auspiciada por parte del gobierno. Todo esto provocó que la economía prácticamente se detuviera y funcionaran solo los establecimientos con actividades esenciales como son los supermercados y bancos.

Ajuste en las estrategias comerciales no se hicieron esperar en empresas de todos los tipos. En lo que respecta a los grandes desarrolladores de espacio corporativo de la Ciudad de México, optaron por paralizar cualquier obra próxima a iniciar por lo que durante el mes de abril no se reportó el inicio de construcción de ningún nuevo edificio de oficinas, incluso Solili identificó proyectos ya iniciados detuvieron la construcción.

La parálisis generalizada de la actividad económica en el país y buena parte del mundo, como efecto del COVID19, provocó que el mercado corporativo de la Ciudad de México, al mes de abril, reporta una contracción anual del 57%. Durante este mes se comercializaron solo 25 mil m2, respecto a los casi 60 mil m2 que reportó el mismo mes del 2019. Si la comparativa se hace mensual, es decir, el comportamiento que tuvo abril de 2020 con respecto marzo 2020, vemos una disminución del 55%. Los corredores Santa Fe, Norte y Periferico Sur fueron los que en conjunto concentraron el 60% de la demanda de este mes, por lo que corredores como Polanco, Reforma e Insurgentes, es decir, los que tradicionalmente concentran la demanda, no figuran como demandantes principales, por lo que han sido estos los que han sentido en mayor medida el impacto negativo en la disminución de este indicador.

Durante el mes de abril, este mercado reportó una desocupación de aproximadamente 31 mil m2, siendo esta cifra superior a la demanda. Considerando esto, la demanda neta del mes de abril reportaría una cifra negativa de 5,603 m2. Los corredores que desocuparon mayor espacio corporativo fueron Santa Fe, Insurgentes, Periférico Sur y Norte, que en conjunto suman 75% de la desocupación total.

La desocupación es un fenómeno que se considera normal en cualquier mercado corporativo; sin embargo, los volúmenes que el mes de abril reportó en Ciudad de México son de tomar en cuenta, ya que superan a la demanda. Es importante mencionar que la desocupación de abril corresponde en su mayoría a vencimiento de contratos, no necesariamente a empresas que están dejando este mercado para mudarse a otro del país, reduciendo espacio o saliendo del país.

El escenario adverso por el que transita el mercado corporativo de la Ciudad de México se dejó sentir en los precios de salida de las propiedades. Con la depreciación que ha tenido el peso, respecto al dólar, como efecto colateral del COVID-19, ha provocado que los desarrolladores corporativos en la Ciudad de México disminuyan los precios de salida, específicamente los que se encuentran comercializando en dólares. Aproximadamente el 15% de las propiedades que cuentan con precios de salida en dólares han disminuido su precio, proyectando que este porcentaje se incremente en los próximos meses. Los precios en estos espacios han reportado una disminución en rangos que van del 8% al 10%. Por otra parte, los espacios que se encuentran comercializando en moneda nacional, por ahora, se han mantenido estables, esto con la finalidad de volverlos más competitivos respecto a los que se comercializan en dólares.

El mercado corporativo de la Ciudad de México en abril, como efecto del COVID-19, mostró una contracción en la demanda, altos volúmenes de desocupación, precios con tendencia a la baja, tasas de vacancia proyectadas al alza y una actividad de construcción prácticamente paralizada. Los corredores mayormente afectados son Polanco, Reforma e Insurgentes, los que tradicionalmente concentran los volúmenes más altos de demanda en la ciudad.

El escenario por el que transita la economía global y nacional permite inferir que el mercado inmobiliario corporativo tenderá a constreñirse de manera más acentuada, al menos, en los próximos tres meses.

Por Solili

Este es un artículo de la edición 120 https://inmobiliare.com/inmobiliare-120/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.

Industria

Mercado inmobiliario industrial del Bajío muestra signos positivos al cierre del 3T2020

Publicado

el

Al cierre del tercer trimestre de 2020, el mercado inmobiliario industrial del Bajío mostró un incremento del 28% en la absorción neta, es decir, 268 mil m2 en con respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras que la absorción bruta ascendió a 300 mil m2, lo que significa un incremento de 13 por ciento.

De acuerdo con el Reporte Industrial del Bajío y ZM de Guadalajara, publicado por CBRE, la reactivación del sector continúa avanzando en la región, principalmente en Guanajuato y Querétaro, impulsada por las nuevas inversiones y expansiones recientes.  

“Se espera que el T-MEC aporte un impulso adicional a la confianza en la región, que a nivel nacional es la que cuenta con más superficie para desarrollo industrial dentro y fuera de parque. Sin bien en esta parte del país predominan los espacios BTS, al cierre del trimestre se desarrolla un proyecto para un inquilino de e-commerce que satisfaga el incremento en la demanda de espacio logístico causada por la pandemia”.

El Bajío suma más de 400 mil m2 en proyectos en construcción, con Guanajuato a la cabeza ya que registra 48% de las obras, seguido de San Luis Potosí (27%) y Querétaro (20%). En cuanto al inventario, este tuvo un incremento anual de 3% con respecto del 3T de 2019. Mientras que su tasa de vacancia cerró el 3T-2020 en 6.2%, a la baja durante los últimos 9 meses. 

Por su parte, la capital de Jalisco ha vivido un año récord en términos de construcción de espacios industriales, con 375 mil m2 reportados, es decir, un crecimiento del 86% con respecto al mismo periodo de 2019.

Pese a las dificultades económicas derivadas de la pandemia, Jalisco se mantiene como uno de los estados con mayor captación de Inversión Extranjera Directa (IED), sólo por detrás de la CDMX y Nuevo León.

La reactivación de la construcción propició la incorporación de nuevos espacios al inventario, que al cierre del 3T de 2020 cerró en 3.4 millones de m2, un incremento del 8.8% con respecto al mismo periodo del año anterior. La tasa de vacancia se ubicó en 5.1%, con 172 mil m2, un incremento de casi 1 punto porcentual con respecto al año anterior. 

Asimismo, el reporte señaló que 95% de las operaciones al cierre del 3T-2020 corresponden al sector de logística, transportación, distribución y almacenamiento, siendo los submercados de El Salto y Periférico Sur los que muestran mayor crecimiento en oferta.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído