Con más recursos e influencia que muchos cargadores, las compañías de logística de terceros (3PL) ofrecen ventajas que ayudan a los minoristas pequeños a sostenerse contra sus competidores.

Por ejemplo, el proveedor de muebles Burrow planea usar un 3PL para ampliar su huella de distribución a medida que aumenta su variedad de productos de asientos de sala tapizados para incluir alfombras, muebles y otros accesorios para cada habitación.

En la actualidad, una planta de manufactura en Carolina del Norte fabrica los muebles modulares de la compañía y los envía a clientes en todo Estados Unidos. Cuando su catálogo crezca, Burrow dependerá de fabricantes en múltiples ubicaciones. La compañía quiere entregarlos lo más rápido posible y organiza el cumplimiento de modo que un cliente que hace un pedido, por ejemplo, una sala, obtenga un sofá, sillas, mesas y alfombras, todo al mismo tiempo.

“Estamos construyendo una re d de distribución con un 3PL que nos permita satisfacer ambas necesidades”, comenta Ashutosh Panchang, gerente senior de operaciones comerciales de Burrow en Nueva York. “La tercera necesidad es la construcción de esta red de la manera más eficiente en términos de capital”. Si un 3PL se mantiene en varias instalaciones ubicadas estratégicamente, Burrow puede acortar el tiempo de entrega de los paquetes y reducir el costo.

Sin importar cuán lejos viajen los productos para llegar a los consumidores finales o tiendas físicas, un 3PL a menudo puede ayudar a un minorista más pequeño a reducir los costos de envío.

Los cargadores pequeños por lo general no tienen las tarifas de envío favorables o los contratos que suelen tener los 3PL”, dice Sean Mueller, vicepresidente de desarrollo de negocios y soluciones del 3PL Symbia Logistics.

Para los minoristas que intentan proporcionar un servicio al cliente excelente, un 3PL puede ofrecer un trato especial con un servicio de valor agregado, como la envoltura de un producto en papel de seda y empacarlo en una hermosa caja con el logotipo del comerciante, o la adición de una nota escrita a mano.

Un 3PL también puede tener herramientas que ayuden al minorista a perfeccionar su estrategia de la cadena de abastecimiento. ¿Dónde debe mantener el inventario la empresa para reducir los costos de transporte? ¿Qué diseño de paquete le brinda al cliente una gran experiencia de desempaque?

Finalmente, para un minorista pequeño que intenta convertirse en uno grande, un 3PL ofrece escalabilidad. “Podemos transportar de cinco a 100 pallets, o hacer crecer a una empresa de unos cuantos empleados a 50, o retroceder si el producto es estacional”, concluye Mueller.

Gastos de envío, servicio al cliente

Si bien los minoristas pequeños no pueden negociar tarifas bajas de la manera en que los expedidores gigantes lo hacen, pueden ahorrar dinero al trabajar con un 3PL. Ahora bien, si desean proporcionar entrega a domicilio con servicios exclusivos pueden trabajar con la plataforma uShip.

“No seremos los más baratos, pero el servicio es asequible”, observa Vito. La empresa se enfoca en artículos grandes envueltos en mantas, que un transportista entrega en el sitio de elección del consumidor. El conductor realiza cualquier ensamblaje necesario y elimina los restos.

Si bien los transportistas en uShip por lo general licitan por las cargas, la empresa ha desarrollado un algoritmo de precios para el servicio de entrega al hogar. Este calcula una tarifa fija para el envío de un artículo hacia un destino en particular. El minorista puede usar esa cifra para calcular el cargo por el envío al comprador.

O si quieren ofrecer envío gratuito o subsidiado, el minorista sabe exactamente cuánto costará con anticipación”, explica Vito.

Trabajar con uShip permite a las pequeñas tiendas que pertenecen a Design Kollective hacer sus entregas en cualquier lugar de Estados Unidos, un servicio que de otro modo no podrían haber ofrecido. “Eso era un problema para muchas de estas tiendas”, recuerda Pace.

“Estaban compitiendo con gigantes en línea que podían hacer envíos a cualquier parte del país”. Ahora el problema se ha resuelto. Y, si así lo desean, los miembros pueden ofrecer “envío gratuito”, calculado por uShip, en el precio del producto.

Un punto competitivo donde los pequeños minoristas pueden sobresalir de manera natural es el servicio al cliente. El servicio es clave para la estrategia en Burrow, que trabaja duro para brindar a los clientes una experiencia fácil y placentera.

“En cada punto, queremos entender cómo están comprando los clientes y qué consideraciones están haciendo, pero también cuáles son sus puntos débiles”, comenta el director de operaciones Steve Finnern.

La cadena de abastecimiento de Burrow apoya este esfuerzo para ofrecer una experiencia al cliente excelente. Considere, por ejemplo, un cliente que compra un sofá seccional y luego lo ve en su sala de estar, decide que en realidad le gustaría algo más grande, con los brazos en un estilo diferente.

Una empresa de muebles estándar puede tardar de cuatro a 12 semanas en recuperar el sofá original y enviar uno nuevo. Pero la estrecha relación entre el equipo de experiencia del cliente, el equipo de la cadena de abastecimiento y el socio de fabricación y cumplimiento permite a Burrow dar una mejor respuesta.

“Los cambios al producto se pueden facilitar rápidamente, con el mismo cronograma que el pedido original”, observa Panchang.

Es importante que los minoristas pequeños y medianos hagan que los consumidores se sientan geniales al comprar con ellos. “Podría ser un servicio al cliente exagerado”, señala Congro. “O a través de la personalización del producto, por lo que los grandes no son conocidos”.

“Desde las pequeñas empresas hasta las grandes, la experiencia y la historia del cliente lo son todo”, asegura Mueller. “Es la manera en que se hace frente a las empresas grandes y se mantiene el crecimiento y las ventas satisfactoriamente”.

AUMENTAR LA DENSIDAD DE LOS DATOS

Entre las muchas ventajas que tienen los grandes minoristas, está el volumen de los datos sin procesar que generan todos los días.

“El negocio de una empresa grande como Walmart y Amazon está impulsado por grandes cantidades de datos, que se utilizan para decidir cómo colocar el inventario cerca de los consumidores en cualquier parte del mundo”, dice Steve Dowse, vicepresidente senior de gestión de productos de Global Blume, un proveedor de tecnología de la cadena de abastecimiento. “Tienen mucha ‘densidad de datos’”.

Al tener menos clientes y transacciones, los minoristas pequeños carecen de la información que necesitan para realizar los análisis que permiten a las empresas percibir factores como los cambios sutiles en la demanda de los consumidores.

Es ahí donde una plataforma tecnológica como la de Blume, que atiende a cargadores, transportistas y terceros a nivel mundial, puede ayudar. “Podemos reunir datos que hemos capturado de varias partes a lo largo de la cadena de abastecimiento para ensamblar esa densidad de datos”, explica Dowse. Estos datos agregados dan a los pequeños minoristas la misma base para un análisis complejo que los minoristas grandes obtienen de sus redes.

Por ejemplo, al analizar los datos agregados, un minorista de tamaño medio con una carga de suéteres morados con destino a Chicago puede descubrir que una ola de frío repentina en el sureste ha aumentado la demanda de suéteres en Atlanta. Más datos extraídos de la plataforma de Blume pueden ayudar al minorista a determinar la forma más efectiva de interceptar algunos suéteres en el camino y enviarlos a Atlanta.

“Sin ese conocimiento, esos suéteres morados terminarán en Chicago”, señala Dowse. “Entonces el minorista tendrá que conducir de Chicago a Atlanta, un ejercicio que consume más tiempo y es más costoso”.

Por Merrill Douglas

Este es un fragmento del artículo PYME Y COMERCIO ELECTRÓNICO CÓMO PUEDEN DESARROLLAR MÚSCULO LOS DÉBILES DE 97 LB PARA TENER ÉXITO de la edición 118 http://inmobiliare.com/inmobiliare-118/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.