Conecta con nosotros

Estilo

Las colonias más buscadas en la CDMX

Publicado

el

El portal inmobiliario Propiedades.com presentó sus datos de búsqueda de las colonias más buscada durante el 2018, donde Santa María la Ribera se colocó en primer lugar con precios medios de los departamentos nuevos en 1.40 millones de pesos.

Leonardo González, analista del portal, explicó que la ubicación de esta zona es cada vez más valorada por las personas, debido a los buenos niveles de rendimiento y habitabilidad.

En segundo lugar se ubicó la colonia Nápoles, ofertando inmuebles en 4.46 millones. Mientras que las rentas en ambas colonias estuvieron en un rango de precio de 10,100 a 19,800 pesos mensuales.

En tercer lugar se encontró San Pedro de los Pinos y el cuarto lugar la colonia San Rafael, seguida de Roma Norte, Agrícola Oriental y Doctores. Aquí los precios de un departamento en venta se situaron en el rango de 975,000 pesos en Agrícola Orienta y 5.11 millones de pesos en Roma Norte. Por otro lado, las rentas fueron de 6,500 pesos mensuales a 21, 200 pesos mensuales.

De todas las colonia la más cara para vivir es la Roma Norte debido a que ofrece un alto valor arquitectónico, así como una buena calidad de vida con rendimientos capitalizables a largo plazo, comentó Leonardo González.

El top 10 lo cierran Clavería, Guerrero y Cuauhtémoc, en donde las rentas oscilan entre 8,000 pesos mensuales y 20,200 pesos mensuales; y las propiedades a la venta se encuentran entre 858,000 pesos en la colonia Guerrero y 2.15 millones en Cuauhtémoc.

González destacó “muchas de estas colonias se encuentran cercanas a corredores de oficinas esto permite optimizar un balance vida-trabajo, lo que resuelve un alta demanda de millennials por un estilo de vida funcional y accesible”.

Publicidad
mercado libre octubre

Estilo

Workation tendencia laboral que resurge tras pandemia

Publicado

el

Muchos trabajadores se despidieron de la oficina en marzo y no volverán en mucho tiempo ante la crisis de salud causada por el Covid-19. Esto ha afectado económicamente al sector inmobiliario, pero también ha creado nuevas tendencias laborales y residenciales. 

“Esta situación de confinamiento ha llevado a cambiar la mentalidad de mucha gente respecto a la vivienda; mucha gente está valorando (aquella que tiene la posibilidad) dónde quiere vivir y en qué tipo de vivienda y población”, afirma Xavier Anzano Bergua, profesor colaborador del máster universitario de Ciudad y Urbanismo de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Algunas ciudades han tenido un repunte en el número de habitantes y de empadronamientos, y algunas viviendas han pasado de segundos hogares a viviendas habituales. 

“El teletrabajo puede contribuir a repoblar algunas zonas rurales de nuestro país: para el trabajador supone conseguir un nivel de vida mucho más sostenible e impulsa mucho más su respuesta desde el punto de vista psicoemocional”, afirma Manel Fernández Jaria, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC y experto en bienestar laboral.

Esta crisis también ha afectado al precio del alquiler y a los lugares turísticos que, en muchos casos, han dejado de serlo. 

Sin embargo, ha surgido una nueva tendencia que intenta unir teletrabajo con un estilo de vida más saludable o con una mejor calidad de vida ha llevado a lo que se conoce como workation

De la suma de work (‘trabajo’) y vacation (‘vacaciones’) nace esta tendencia que permite trasladar el trabajo remoto a lugares más relajantes que la propia vivienda. Desde islas hasta pueblos perdidos, no sólo empresas de alquiler de viviendas, como Booking, se han sumado a esta tendencia, sino que algunas de las grandes compañías hoteleras del mundo, como Marriott International, ya lo están ofreciendo. 

Habitaciones con facilidades e instalaciones para teletrabajar, espacios diseñados para hacer videollamadas y un buen servicio gratuito de wifi son algunos de los cambios. Los hoteles buscan atraer a empleados y altos directivos que quieran unir teletrabajo y placer, algunos ofrecen también paquetes de educación en casa (homeschooling) para tener ocupados a los niños mientras se teletrabaja. “Siempre que se presenta un problema aparece una oportunidad: un hotel puede ofrecer otras alternativas y vincular el trabajo con el ocio”, explica Fernández Jaria.

No solo se han sumado las cadenas hoteleras, esta oferta ya la han puesto en marcha países que ofrecen visas de residencia de hasta doce meses a aquellos que quieran teletrabajar desde estos lugares. “Se trata de reconvertir la oferta para dar salida a una demanda cada vez más creciente de poder trabajar en diferentes espacios con comodidad y a la vez cerca de otras personas, generando sinergias diferentes; esto se puede convertir en una oportunidad para ver cómo podemos hacer transitar nuestro negocio hacia nuevas direcciones”, advierte Fernández Jaria.

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
BeckBrickCiudad MayakobaAltio CapitalAxezaBanner skyhaus
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído