Conecta con nosotros

Desarrollo Urbano

Más de 5 mdd de inversión en 30 centrales solares: Asolmex

Publicado

el

La Asociación Mexicana de Energía Solar -Asolmex- comunicó en su asamblea general que actualmente se cuentan con 30 centrales solares de gran escala en operación comercial, los cuales suman 1 mil 572 megavatios -MW- instalados en once estado del país, en los cuales se han invertido 5.2 mil millones de dólares, generando más de cinco mil empleos. Cinco de estos proyectos son resultado de asignaciones por medio de la primera y segunda subasta, las cuales entraron en operación en 2018.

Imagen proporcionada por ASOLMEX

Héctor Olea, presidente de Asolmex explicó la decisión del sector por mantener la continuidad de la inversiones bajo un marco regulatorio e institucional. Así mismo comentó que México podría ser una potencia mundial de energía solar y que la nueva administración podría acompañar al país en dicha transformación.

De igual modo, dio a conocer el inventario de proyectos en operación comercial, es decir, los diseños que se encuentran entregando energía al sistema eléctrico nacional “en el país ya se generan más de dos mil MW de energía solar, una de las más competitivas y de mayor dinamismo del portafolio de generación en México. En particular, observamos que los vinculados a las pasadas subastas son ya una realidad”, indicó Héctor Olea.

Imagen tomada de Cubic 33 Group

Respecto a la ampliación de la generación distribuida a nivel nacional, de acuerdo con informes de la Comisión Nacional Federal de Electricidad -CFE-, hay 82 mil 823 contratos existentes, esto representa una capacidad instalada de 496 MW en techos solares, los cuales generan ahorros de 95% para los usuarios residenciales, comerciales e industriales.

Por Rubi Tapia

Desarrollo Urbano

Importancia del urbanismo y retos para el sector inmobiliario

Publicado

el

En el marco del Día Mundial del Urbanismo, celebrado el domingo 8 de noviembre, es importante resaltar su importancia para el desarrollo de mejores ciudades que cumplan con las necesidades de sus habitantes al mismo tiempo que sean sostenibles. 

“El urbanismo es una transdisciplina, no una disciplina. Su idea principal es planificar los entornos urbanos y resolver sus problemas. Esto con la finalidad de brindar calidad de vida a sus habitantes”, comentó el urbanista David Salinas al portal inmobiliario Propiedades.com. 

Esa transdisciplina se compone por áreas como economía, arquitectura, ingeniería, construcción, geografía, entre otras, e involucra diversos mecanismos de gobernanza y participación. Por otra parte, Leonardo González, analista de Real Estate del portal, comentó que el urbanismo también ayuda a crear marca de ciudad, lo cual, beneficia su plusvalía. En este sentido, es fundamental que el desarrollo inmobiliario mejore más allá del buen cumplimiento de los códigos de edificación. 

El Covid-19 marcó cambios significativos en la forma en que se experimentan las ciudades, opinó Salinas. Por su parte, González afirmó que “El urbanismo jugará un papel estratégico durante este periodo. Los espacios públicos y el derecho a la ciudad serán el pivote para consolidar a nuevas plazas o reactivar aquellas que están en declive”. 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas urbanismo y arquitectura deben “maximizar la capacidad de las ciudades para generar empleo y riqueza, fomentar la diversidad y la cohesión social entre diferentes clases, culturas, etnias y religiones y facilitar la utilización sostenible de recursos compartidos”.

En esa línea, Isadora Vargas, arquitecta del despacho Diagrama Arquitectos del grupo inmobiliario Levy Holding, señala los tres aspectos que deben considerarse para que el desarrollo urbano de las ciudades sea más efectivo. 

  1. La transformación de la manera en que vivimos. Los estilos de vida y las dinámicas familiares han cambiado. Existen diversos acuerdos de convivencia al habitar los espacios, como los roomates; y nuevas formas de trabajo como el freelancing y el home office, los cuales, han trasladado la oficina a la propia casa. Por ello, pensar en espacios diferentes que puedan albergar una multiplicidad de usos será clave para diseñar las viviendas del futuro.
  2. El sector inmobiliario debe atacar varios frentes. Cambiar la dinámica de una ciudad requiere tiempo y empuje desde diversos frentes, por lo que el sector inmobiliario además de velar por sus intereses económicos debe hacerlo por el beneficio de las urbes. Para esto se requieren especialistas capacitados y críticos con conocimiento del valor patrimonial del suelo así como de las condiciones para construir vivienda digna que sea responsable con el medio ambiente, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Se necesita, adicionalmente, de la sociedad civil organizada y de la clase política para que los recursos no se queden en el camino, apunta Vargas.
  3.  Balancear las necesidades de la ciudad y sus habitantes. Es urgente encontrar un equilibrio entre las necesidades de las ciudades mexicanas, dice la experta. El centro de éstas, se presenta como una alternativa que aunque parece poco rentable, en realidad ofrece oportunidades. Las viviendas unifamiliares pueden convertirse en complejos plurales, con proximidad a servicios y comercios; mientras que el transporte multimodal puede suplir los traslados en automóvil. Del mismo modo, propone repensar el uso de edificaciones históricas.

Las áreas involucradas en el desarrollo urbano tienen diversos retos por resolver, pero a través de estrategias íntegras pueden mejorar significativamente aspectos como la construcción, vivienda, movilidad y uso del espacio público.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído