Conecta con nosotros

Negocios

Mercado inmobiliario residencial la mejor opción de inversión en la Riviera Maya

Publicado

el

Quintana Roo es considerado uno de los mejores estados para la inversión inmobiliaria en el sur de México, principalmente por las zonas de playa que posee, las cuales se han posicionado como los mejores destinos tanto para vacacionar como para vivir.

Con el paso del tiempo la entidad ha requerido de mejor infraestructura pública y privada, además de una mayor oferta de vivienda para atender la demanda, tanto de trabajadores al servicio del sector turístico, como de los extranjeros que deciden vivir de manera permanente en el país.

El Reporte de Mercado Inmobiliario 2020 elaborado por Lamudi, destaca que en la región sur, el estado de Quintana Roo es el que muestra una mayor participación en la oferta de vivienda, en los segmentos de Interés Medio con 39% y Residencial 29%, seguido del Residencial Plus con 13% y el Premium con el 4 por ciento.

En cuanto al tipo, predomina la oferta de vivienda vertical con 70% de preferencia frente a la horizontal. Además de una clara tendencia hacia la oferta de vivienda en venta, con una participación del 79 por ciento.

De manera particular, en los municipios de Benito Juárez y Solidaridad se encuentra la mayor concentración de demanda inmobiliaria de la región, con un 43.95% y 35.65%, respectivamente, lo anterior, gracias a su alto crecimiento económico y turístico. Ayuntamientos que cuentan con varias extensiones de tierra para desarrollar proyectos inmobiliarios y comunidades planeadas que permitan una sana convivencia entre sus habitantes, el medio ambiente y la naturaleza.

De acuerdo con Carlos Orozco y Orozco, Director de Ciudad Mayakoba Real Estate, el mercado inmobiliario residencial en la Riviera Maya se encuentra en un periodo excepcional de desarrollo, “está en una etapa que conocemos como buyer’s market, que son momentos donde se encuentran grandes oportunidades en precio y condiciones para invertir”, señala en entrevista para Inmobiliare. Lo que sumado a la baja en las tasas hipotecarias y plazos de pago accesibles, facilitan las transacciones de inmuebles para uso residencial; factores fundamentales que detonarán la demanda de propiedades de nivel medio y residencial por parte de quienes buscan invertir en un patrimonio.

Asimismo, el directivo destaca que las inversiones inmobiliarias en entornos seguros y de rápido crecimiento como la Riviera Maya, pueden generar ganancias superiores al 20% durante el primer año posterior a su adquisición. Sin embargo, esto dependerá de la correcta selección de la ubicación, tipo de inmueble y fiabilidad del desarrollador.

Los desarrolladores deberán enfocarse en crear proyectos que ofrezcan certeza, plusvalía y retornos razonables; de esta manera, podrá ser un foco de atención para los inversionistas que buscan alternativas para mantener seguro su capital y obtener buenos rendimientos. Por lo que el segmento residencial es el más conveniente, ya que por sus características y valor agregado es el que ha registrado mayor apreciación y estabilidad en el mercado inmobiliario”.

Esto, pese al impacto que la actual situación sanitaria ha tenido en la industria de bienes raíces, que lejos de ser un indicador negativo, debe analizarse desde una perspectiva de oportunidad; ya que según comenta Carlos Orozco, la situación está depurando la oferta inmobiliaria y el mercado objetivo, en el que sólo lograrán prevalecer los desarrolladores que tengan visión y capacidad de adaptación.

“En esta nueva normalidad las absorciones y el mercado objetivo será diferente a lo que anteriormente pasaba, venimos de un semestre que cambió los ingresos, las proyecciones, los planes de negocios y en general nuestra forma de vida. Quintana Roo con toda su extensión de tierra disponible se convierte en el sitio ideal para las comunidades planeadas, que se adapten a un nuevo mundo y una nueva normalidad”.

Por lo que la forma de planear y llevar a cabo cada uno de los proyectos se deberá ajustar, de ahora en adelante, en proporcionar una mayor conexión entre los habitantes y los servicios tanto médicos como educativos y recreativos; con trayectos más cortos que permitan desplazarse de forma libre y procurando evitar al mínimo el uso de transporte públicos que pongan en riesgo de contagio a la población.

De igual forma, detalla que actualmente uno de los puntos más importantes a tomar en cuenta es que la mayor parte de las personas están buscando salir de las grandes ciudades para mudarse a zonas como Playa del Carmen, en la que pueden disfrutar de una buena calidad de vida, espacios abiertos, seguridad y tranquilidad. Razón por la que se prevé un aumento en la demanda de vivienda y por ende, un crecimiento de la población estable dentro de Solidaridad y el municipio de Benito Juárez.

Desde hace algunos años, Cancún, particularmente atrás de la zona del aeropuerto, hacia el poniente de la Av. Huayacán, ha tenido un despunte importante debido a que las personas salen de las grandes urbes buscando una forma de vida distinta y Cancún resulta muy atractivo como lugar de residencia. Tiene servicios de primer nivel, cuenta con uno de los aeropuertos más conectados de Latinoamérica, y una belleza natural reconocida a nivel mundial, por esta razón lo convierte en una zona muy adecuada para que el crecimiento residencial continué”, apunta el Director de Ciudad Mayakoba Real Estate.

Situación que se asemeja a la que tiene Playa del Carmen, donde, según comenta, existe una curva de plusvalía mayor; misma que aumentará con la llegada del proyecto federal del Tren Maya, ya que dará solución a uno de los principales problemas de la región: la conectividad de un punto a otro.

Por Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo Mercado inmobiliario residencial la mejor opción de inversión en la Riviera Maya de la edición 122 https://inmobiliare.com/inmobiliare-122/

Negocios

Terrafina vende portafolio industrial por 127 millones

Publicado

el

El Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces industriales Terrafina anunció mediante un comunicado, emitido a través de la Bolsa Mexicana de Valores, que concluyó la venta de un portafolio industrial por US $127 millones; lo que forma parte de su estrategia de reciclaje de capital. 

Esta transacción presenta un beneficio dual fortaleciendo el balance mediante el pago de deuda, así como apoyando la estrategia de desarrollo para inquilinos en sectores y  mercados estratégicos”.

Alberto Cherin, director de Terrafina comentó que la venta significa un logro importante para el Fideicomiso y que la transacción les permite continuar con su crecimiento orgánico en el mediano plazo. 

De acuerdo con el comunicado, la transacción integra la venta de activos por un total de 3.0 millones de pies cuadrados a valor de mercado. Asimismo, se informó que el grupo de activos están ubicados en la región Norte (45%), Bajío (48%) y Centro (6%). 

“Como resultado de la transacción, mejora el valor promedio de mercado por pie cuadrado del portafolio de US$56.0 a US$57.3; la tasa de ocupación de 95.5% a 95.7%; y la renta promedio anualizada por pie cuadrado de US$5.18 a US$5.25”. 

Terrafina comentó que después de esta venta, el porcentaje de contratos denominados en dólares aumentará en su portafolio y disminuirá la edad promedio del mismo. Los recursos de la transacción serán utilizados para el pago de deuda, “disminuyendo nuestro LTV de 42.7% a 39.8% aproximadamente”.  

Hasta el momento, Terrafina tiene 300 propiedades, que incluyen 289 naves industriales, con un total aproximado de 42.3 millones de pies cuadrados de ARB y 11 reservas de tierra.

Sigue leyendo

Lo más leído