Conecta con nosotros

Estilo

Missoni Baia Miami Residences

Publicado

el

El Grupo OKO, la compañía de desarrollo urbanístico con sede en Miami fundada por el magnate inmobiliario y hotelero internacional Vladislav Doronin, reveló detalles sobre Missoni Baia, su torre de condominios de lujo de 57 pisos, que se eleva a lo largo de 200 pies de frente en la Bahía de Biscayne.

Missoni Baia es la primera residencia de la marca de Missoni, la icónica casa de moda y diseño de lujo fundada en 1953. Enfocada en el mantenimiento del patrimonio artesanal de Missoni, la integración experta de estilo, artesanía e ingeniería hacen de esta experiencia residencial un proyecto de calidad incomparable. Presenta al público de clase mundial una edificación impactante que sobresale con una presencia imponente tanto en el horizonte de la ciudad como en el paisaje de la línea costera. La torre de 649 pies de altura, situada en el 777 N.E. 26th Terrace, directamente encima el agua, consta de 229 residencias elegantemente diseñadas, cada una con vista al mar, que ofrecen entre uno y cinco dormitorios, en un área que va entre los 770 a los 3.700 metros cuadrados.

Vladislav Doronin, Presidente y CEO de OKO Group, expresó: “Hace más de tres décadas, en mi primer viaje de negocios a Estados Unidos y justo antes de fundar la compañía inmobiliaria Capital Group, visité Miami y decidí que un día construiría en esta brillante y vibrante ciudad. Missoni Baia representa lo último en calidad diseñado por el galardonado arquitecto, Hani Rashid, recientemente encargado de diseñar el Hermitage Modern Contemporary Museum de Moscú. Los espacios de última generación, influenciados por mi pasión personal en buscar el bienestar, son diferentes a cualquier otro ofrecido en residencias privadas en Miami. Estas residencias son únicas y sofisticadas, con interiores hechos por París Forino, bajo la dirección creativa de Angela y Rosita Missoni y el paisajismo de Enzo Enea; ubicadas en el paseo marítimo de Biscayne Bay, se constituirán un cambio radical para la ciudad¨.

Angela Missoni, Directora Creativa de Missoni, indicó: “Nuestro ADN del diseño está arraigado en la innovación estética y técnica; esa es sólo una de las razones por las que estamos encantados de colaborar con las muchas personas innovadoras y creativas que hacen parte de este proyecto. La idea de aportar no sólo la visión Missoni, sino también el estilo de vida Missoni a un proyecto residencial, es algo que me parece muy inspirador; por ello, cuando escuchamos sobre el concepto del proyecto nos pareció la asociación perfecta. Tengo muchas ganas de presentar la primera colaboración residencial Missoni del mundo y celebrar la seducción que produce socializar y convivir de manera especial, frente al mar.”

Hani Rashid, Cofundadora y diseñadora asociada de Asymptote Architecture, dijo: “Miami es hoy una ciudad globalmente significativa y su nueva arquitectura necesita reflejar y celebrar esta nueva era. La arquitectura de Missoni Baia se inspira tanto en obras esculturales hermosas y prístinas de grandes escultores minimalistas estadounidenses como lo son Sol Lewitt y Donald Judd, como en la poesía matemática del gran artista venezolano Jesús Soto. Estos artistas celebran la pureza, la musicalidad y la elocuencia de forma perfecta, confluyendo para crear el ADN esta torre, concebida como un guiño a un elegante y nuevo Miami”.

El diseño interior del edificio incorpora tanto a colorida paleta de diseño de Missoni como la colección de mobiliario Missoni Home, en formas muy creativas, incluyendo todos los espacios y áreas públicas del edificio. Los residentes tienen acceso a un conjunto completo de espacios con estilo diseñados en colaboración con Missoni, que ofrecen las comodidades de un lujoso resort en un entorno residencial privado. Las características incluyen una cubierta sobre el agua diseñada para tomar el sol todo el día con cabañas bien equipadas, cinco piscinas diferentes, incluyendo una olímpica; piscinas de inmersión caliente y fría, una piscina para niños y una piscina infinita con vista a la bahía, canchas de tenis elevadas y un amplio centro de fitness y spa también con vista a la bahía.

La arquitectura contemporánea de Missoni Baia se construye desde la visión de la compañía, Asymptote Architecture de Nueva York, liderada por Hani Rashid y Lise Anne Couture, pioneras en la convergencia de la tecnología y el arte en la arquitectura. La firma es muy conocida por sus proyectos internacionales poco ortodoxos y muy llamativos, incluyendo el hotel Yas Viceroy de Abu Dhabi y el próximo a construir Hermitage Modern Contemporary Museum en Moscú.

Missoni Baia es una torre escultural con una estructura innovadora y de alto rendimiento, como lo demuestran las súper columnas aerodinámicas que hacen que las fachadas de cristal aparezcan sin maineles. Las columnas esquineras en forma de aletas dan la apariencia de velas y cascos de elegantes yates, una metáfora apropiada, dado el entorno prominente de la construcción del edificio frente al mar. El paisajismo dado por las plantas tropicales y las piscinas espejo, diseñadas por el renombrado arquitecto suizo Enzo Enea, entrelaza a la perfección los espacios interiores y exteriores.

Muchas de las 229 residencias ofrecen diseños de piso por nivel con múltiples vistas a la ciudad, la bahía, Miami Beach y el horizonte del océano Atlántico. La edificación cuenta con tres espectaculares residencias dúplex con amplias terrazas privadas cerca del borde del agua, y dos penthouses dúplex equipados con piscinas infinitas con vistas a la bahía y ventanales completos de cielo abierto. El diseñador de interiores Paris Forino ha ideado fondos neutros pero lujosos para permitir la conjugación de una amplia gama de mobiliario y arte.

Este es un artículo de la edición 120 https://inmobiliare.com/inmobiliare-120/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.

Estilo

Islas Caimán ofrece visado de trabajo remoto con una gran condición…

Publicado

el

Muchos sueñan con vivir en una isla paradisíaca en el Mar Caribe y seguir manteniendo su empleo a distancia. Hoy podría hacerse realidad con el visado de residencia que otorgan en las Islas Caimán por dos años, sin embargo, para acceder a ella hay que cumplir con una condición que difícilmente cualquier persona puede cumplir.  

Frente a la contingencia sanitaria causada por el coronavirus Sars-CoV-2, actualmente las Islas Caimán se encuentran cerradas al turismo para mantener la seguridad en el lugar; no obstante, el pasado 21 de octubre fue lanzado el Programa Global Citizen Concierge, el cual declara que se invita a los trabajadores con altos ingresos a viajar durante los próximos años en las tres islas del territorio: Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeño Caimán. 

Hasta el momento, en aquellos puntos turísticos, se han contenido los contagios por el coronavirus con mayor éxito que en muchas otras islas caribeñas. Es por ello que las autoridades locales pusieron como condición que cualquier individuo que aplique a la visa deberá ganar anualmente una suma superior a los 100 mil dólares.

La idea del gobierno es contener los brotes e impedir una llegada masiva de turistas. Al colocar el filtro de altos ingresos, se aseguran un alto costo de vida y que no cualquiera volará hasta las islas para disfrutar de sus aguas cristalinas y sus arenas blancas. 

Pero las condiciones no terminan allí, los empleados digitales podrán solicitar la visa llamada “Certificado de ciudadano global”, sólo si tienen una carta de trabajo de una entidad que acredite dicho salario mínimo anual, asimismo para parejas (estén casadas o no) deben juntar un salario de 150,000 y 180,000 para parejas con hijos.

Los certificados no sólo se otorgan a núcleos familiares, sino que puede ampliarse si hay una razón bien justificada por parte del aplicante. Otros miembros de la familia también pueden ser elegibles para unirse a la aventura en Caimán, entre ellos hermanos, padres, abuelos y nietos. Sin embargo, estos deberán ser “total o sustancialmente dependientes” del solicitante.

“Muchos empleados buscan un cambio de lugar y de estilo de vida ahora que las empresas están adoptando la flexibilidad del trabajo remoto. Ahora tienen la oportunidad de pasar dos años viviendo y trabajando en las Islas Caimán, revitalizando sus horarios y mejorando el equilibrio entre su vida laboral y personal con el sol, la arena, el mar y la seguridad”, afirmó el ministro de Turismo, Moses Kirkconnell.

Además de los criterios mencionados, el interesado deberá completar otros formularios. Una referencia bancaria certificada por notario público, un seguro médico en vigencia e internacional para todos los solicitantes y una autorización policial emitida por las autoridades del país de origen.

De resultar exitoso el trámite, el certificado permite vivir en aquel paradisíaco destino por hasta 2 años, pero el solicitante deberá ingresar a las Islas Caimán dentro de los 12 meses posteriores a la fecha de aprobación. Si alguna vez se termina el empleo remoto, el certificado vencerá automáticamente en la fecha de terminación.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído