Conecta con nosotros

Arquitectura

MVRDV y Airbus colaboran para desarrollar un plan de movilidad aéreo urbano

Publicado

el

MVRDV, firma de arquitectura y paisajismo urbano holandés, colabora con el fabricante de aviones Airbus para desarrollar un plan de movilidad aérea urbano, es decir, sobre cómo los centros de aterrizaje para aviones no tripulado de pasajeros (Vertiports) puedan formar parte de las redes de transporte en futuras ciudades. 

“A medida que las ciudades se vuelven más densas y las tecnologías mejoran, cada vez es más claro que la ciudad verdaderamente se hace tridimensional, en la que se incluyen vehículos voladores, que seguramente es uno de los modelos de ciudades del futuro”, expresó en el informe Winy Maas, socio fundador de MVRDV. 

En el informe Urban Air Mobility (UAM) City Integration se centra en cómo los vertipuertos pueden servir a la tecnología de vehículos aéreos y complementar las redes de transporte existentes. 

MVRDV analizó cómo los vertipuertos pueden integrar enlaces de transporte aéreo y terrestre en ciudades de todo el mundo cómo Shenzhen, Yakarta, Sao Paulo, Los Ángeles y San Francisco. Asimismo se informa que podrían conectar a vecindarios alejados o proporcionar enlaces de transporte a áreas actualmente desatendidas por las rutas ferroviarias y viales más tradicionales. 

En cuestión a la sostenibilidad que ofrecerían este tipo de transporte, tanto para ambiental como en planeación urbana, Winy Maas dijo, “Los vertipuertos se consideran no sólo como estaciones sino también como centros de energía renovable, de datos y servicios públicos, que puede escalar sin dejar de ser sostenible y resistente”. 

También en el informe se analiza cómo los vertipuertos podrían duplicarse como “centros de oportunidad” al albergar instalaciones médicas y educativas, asimismo servir como incubadora para nuevos negocios. 

Cabe señalar que la idea de este plan de movilidad no es reemplazar a la actual red de infraestructura de las ciudades, sino que se mejoren y sean complementarias.  

Con información de New Atlas y Dezeen 

Publicidad
mercado libre octubre

Arquitectura

Programa Nacional de Reconstrucción promueve arquitectura popular y vernácula

Publicado

el

Ante los sismos de septiembre de 2017 y febrero de 2018 en la región centro-sur de México, los gobiernos estatales y municipales han trabajado de manera conjunta para la protección y garantía de los derechos humanos de la población afectada, esto mediante el Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), cuyas acciones se han enfocado a la reconstrucción, rehabilitación, acondicionamiento, reparación y restauración de la infraestructura.

Con una inversión de ocho mil millones de pesos aprobados en 2019 por el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se ha promovido la reconstrucción de viviendas, planteles educativos, infraestructura de salud y la conservación de bienes culturales, históricos, arquitectónicos y artísticos en los estados de México, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Ciudad de México.

Además se han utilizado recursos provenientes del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), aseguradoras y el Instituto Mexicano del Seguro Social; así como aportaciones de fundaciones y organizaciones de la sociedad civil que han manifestado su interés de apoyar, como Fideicomiso Fuerza México, Fundación Televisa, Fomento Social Citibanamex, Fundación BBVA Bancomer, Fundación Carlos Slim, Fideicomiso Proviváh.

Sin embargo, el programa no ha implicado únicamente la reparación o reconstrucción de los inmuebles, sino que tiene un enfoque de gestión integral de riego. Por ello, en el proceso se ha tenido un especial cuidado en restaurar, mantener y rehabilitar los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos, como templos, capillas, casas de cultura, museos, centros culturales, vivienda histórica, así como otros edificios catalogados.

Al mismo tiempo, se ha procurado la conservación y mantenimiento de la arquitectura popular y vernácula de los sitios que dan identidad y son parte del patrimonio cultural de las comunidades. En el caso de vivienda, se busca utilizar los procedimientos y materiales tradicionales adecuados, respetando las distintas formas de uso y características de los espacios de vivienda y las tipologías de las construcciones.

Un ejemplo claro del programa son las casas que la Comisión Nacional de Vivienda construyó en el municipio de San Dionisio del Mar, en el estado de Oaxaca, en las cuales se respetan los usos y costumbres de la comunidad.

Cabe mencionar que durante el 2020 se invirtieron 3,143 millones de pesos para la reconstrucción en el estado de Oaxaca divididos en: 3,903 viviendas, 12 centros educativos, 6 de salud y 448 inmuebles de valor cultural. Sin embargo, de acuerdo con David Cervantes Peredo, Comisionado Nacional para la Reconstrucción, se encuentran en proceso más de 600 obras en toda la entidad. 

Los sismos de 2017 y 2018 impactaron severamente la región, ocasionando pérdidas humanas, la destrucción o daño de 208 mil inmuebles así como afectaciones a la infraestructura y redes de comunicación, que provocaron afectaciones sociales y económicas a las comunidades, mismas que al no haber sido atendidas, o no haber sido atendidas adecuadamente (en la mayoría de los casos), ha impedido a las personas el retorno a la normalidad de su vida cotidiana. 

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
BrickCiudad MayakobaBeckBanner skyhausAxezaAltio Capital
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído