Conecta con nosotros

Sustentabilidad

Normatividad y eficiencia energética en la edificación

Publicado

el

El gobierno federal ha establecido las NOM-008-ENER-2001 y NOM-020-ENER-2011, para regir la ganancia o pérdida de calor en las construcciones. Dichas normas son obligatorias para edificios nuevos y favorecen el buen desempeño energético en las construcciones, beneficiando tanto a usuarios como a propietarios.
De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (IEA), el aumento de desarrollos inmobiliarios en México y América Latina, asociado al crecimiento de la economía regional, sostiene una tendencia a la alza para el sector. Esta condición prevalecerá por lo menos durante los próximos 30 años hasta llegar a una estabilización. Atender el crecimiento urbano y la demanda de energía de manera conjunta, y oportunamente es una línea de acción estratégica que proporciona beneficios a largo plazo, tales como la desaceleración de los efectos negativos de cambio climático o incluso como una tarea de seguridad energética a nivel nacional.Normatividad
En este sentido, el gobierno federal ha establecido Normas Oficiales Mexicanas (NOM). Dentro de éstas, destacan la NOM-008-ENER-2001 y NOM-020-ENER-2011, que rigen la ganancia o pérdida de calor de las construcciones. Dichas normas son de observancia obligatoria para edificios nuevos, y favorecen el buen desempeño energético en las construcciones al tiempo de beneficiar tanto a usuarios como propietarios de los inmuebles.
En particular, la NOM-008-ENER estableció la primera reglamentación oficial sobre eficiencia energética para la envolvente de edificios comerciales, tales como oficinas, restaurantes, aeropuertos, hoteles, hospitales, etc. La “envolvente” de un edificio está constituida por los elementos constructivos que separan los espacios interiores del exterior, y a través de ellos se intercambia calor, como lo son muros, puertas, ventanas, techos y pisos; de tal forma que, en gran medida, el consumo energético exigido para climatización artificial de un edificio se ve afectado importantemente por el tipo de la envolvente.
La NOM-008-ENER propone los requerimientos básicos que un instrumento de evaluación debe tener: aplicación en todo el territorio nacional, considerar la variación en condiciones climáticas a lo largo del país, y además definir un método de cálculo sencillo y consistente que sirve para evaluar cualquier tipo de proyecto.
Por otro lado, se encuentra la NOM-020-ENER, una norma que cumple con el mismo propósito que la que la anterior, pero aplicable exclusivamente a las construcciones de orden residencial; es decir, casas y departamentos. Esta regulación es de creación más reciente, vigente desde el año 2011, y se basa en la misma metodología que la NOM-008-ENER.
Sobrecosto, el principal mito a derrumbarart.3img1.1
A pesar del tiempo que ha pasado desde su publicación, la cantidad de proyectos que registran cumplimiento con la NOM-008-ENER, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE), hasta el año 2013 era de 145 proyectos. Una cifra extremadamente baja para la cantidad real de proyectos que están dentro del campo de aplicación de la norma. De igual manera, el número de construcciones que ha pasado por la evaluación de NOM-020-ENER es mínima. El bajo número de verificaciones se asocia a la percepción del sobrecosto que el cumplimiento de éstas puede suponer para un proyecto inmobiliario.

La inversión inicial adicional, que supone construir una envolvente que cumpla las normas anteriores, se tornará atractiva en la medida que puedan identificarse y cuantificarse los beneficios que proporcionará el edificio al dueño y a sus ocupantes. Éstos van desde la reducción significativa en la demanda de energía por parte del equipo de climatización e infraestructura eléctrica, hasta las ganancias económicas asociadas a la mejora en el bienestar y la salud de los ocupantes. Más aún, cuando todos los edificios de un centro urbano cumplen una normativa de eficiencia energética, ayudan a reducir la demanda energética de la zona y, consecuentemente, la exigencia a la red eléctrica, lo que finalmente puede traducirse hacia los usuarios en tarifas de menor costo. Particularmente es éste el caso de los mercado eléctricos, como el que entrará en operación próximamente en México derivado de la reforma energética.
Cumplimiento de las reglas: tarea de las unidades verificadorasarchitecture-69194_960_720
Imaginar la evaluación de las normas para todas las construcciones es una labor imposible para una sola entidad; conllevaría análisis, costos y procesos demasiado grandes para una sola dependencia.
Con el fin de comprobar el cumplimiento óptimo de las reglas y el involucramiento de los interesados, se ha establecido que las organizaciones que lo deseen puedan acreditarse como Unidades Verif icadoras de Normas. Éstas deberán haber pasado por un proceso de acreditación por parte de la CONUEE y la EMA (Entidad Mexicana de Acreditación), tras el cual estarán autorizadas para evaluar edificaciones, tanto en proceso de construcción como construidas, y elaborarán un dictamen de carácter oficial con el veredicto de la evaluación, mismo que no tiene art.3img2expiración.
La reducción de la demanda y el consumo de energía es uno de los varios frentes que un proyecto inmobiliario comercial debe enfrentar -ahora y en el futuro-, ya que su ciclo de vida se extiende regularmente por encima de 30 años. En este punto es evidente la importancia de un buen diseño, construcción y mantenimiento de un edificio que contribuya no sólo a las necesidades básicas de protección ante los elementos exteriores, sino que sirva como ejemplo de apego a las leyes y que acuse los beneficios del cumplimiento de éstas.
 
Bioconstrucción y Energía Alternativa (BEA), empresa consultora líder y pionera en Edificación Sustentable y Certificación LEED® en México y Latinoamérica, está acreditada como Unidad Verificadora de las normas oficiales mexicanas de eficiencia energética en envolvente NOM-008-ENER-2001 y la NOM-020-ENER-2011.
Normatividad_CesarUlises
Por Bioconstrucción y Energía Alternativa, S.A. de C.V.
César  Ulises  Treviño Treviño,

MSc LEED Fellow / Director General
utrevino@bioconstruccion.com.mx
Rafael Olvera
M.Ing. / SubGerente de la Unidad Verificadora
rolvera@bioconstruccion.com.mx
www.bioconstruccion.com.mx
 

Sustentabilidad

Grupo BMV impulsor de la sostenibilidad en el mercado financiero

Publicado

el

Grupo Bolsa Mexicana de Valores (Grupo BMV) es el principal impulsor de la sostenibilidad en el mercado financiero mexicano desde el año 2011. Esto lo ha logrado mediante instrumentos de financiamiento e inversión en el rubro, así como con proyectos que impulsan la cultura financiera en el país.

El Grupo continuará trabajando en reforzar su modelo de sostenibilidad a través de una serie de acciones encaminadas a fortalecer la oferta de productos y servicios, generando valor agregado para los grupos de interés, elevando las prácticas de inversión y confirmando su liderazgo bursátil en México mediante el desarrollo de los mercados financieros.

Dicho modelo aparte de integrar los factores ASG  (Ambientales, Sociales y Gobernanza), mantiene ocho dimensiones: Gobernanza, Productos y Servicios, Factor humano, Tecnología, Medio ambiente, Social/Relacional, Intelectual y Económico.

Uno de los primeros esfuerzos fue la creación del IPC Sustentable hace nueve años, y que fue sustituido en junio de 2020 por el índice S&P/BMV Total México ESG, bajo una nueva metodología que da mayor peso a los factores de gobernanza, medioambientales y sociales (ESG por sus siglas en inglés).

A través de bonos verdes, sociales y sustentables seis empresas emisoras han logrado obtener recursos por más de 14 mil millones de pesos en los últimos tres años. Entre los emisores de este tipo de bonos se encuentran Vinte, Rotoplas, Bancomer, Banobras, FEFA y el Gobierno de la Ciudad de México. De igual forma, en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) se han listado más de 30 Exchange Trade Funds (ETFs) verdes o sostenibles en la BMV.

“Grupo BMV es la Bolsa Sostenible de México. Desde hace una década hemos dado pasos firmes en materia de sostenibilidad, alineando nuestra estrategia al contexto actual y a las necesidades de nuestros grupos de interés, asegurándonos en todo momento en dar valor

sostenible a México”, dijo Nalleli Barajas, subdirectora de Sostenibilidad del Grupo BMV.

El liderazgo del Grupo se manifiesta con la creación de MÉXICO2, plataforma dedicada al desarrollo de los mercados ambientales y el impulso del mercado voluntario de carbono. Asimismo, es parte de los fundadores del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes, integrado por asociaciones financieras, banca comercial, multilateral y de desarrollo, calificadores y emisoras, con el objetivo de impulsar las finanzas sustentables y el diálogo dentro de cada sector.

Las alianzas son clave en su estrategia para fortalecer la sostenibilidad de los mercados, por ello, es parte de la iniciativa de Bolsas de Valores Sostenibles del Pacto Mundial (SSE Initiative) y de la World Federation of Exchanges, impulsando los Objetivos de Desarrollo Sostenible. De igual manera, el Grupo BMV está adherido a los 10 principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas e integra el Comité de Sostenibilidad de la Federación Iberoamericana de Bolsas, impulsando las mejores prácticas ASG en el sector.

Promover la cultura financiera ha sido un elemento trascendental para también impulsar el crecimiento y desarrollo del mercado bursátil. Bajo este objetivo nació la Escuela Bolsa Mexicana (que hoy es uno de los centros educativos financieros para profesionales), el Museo de la Bolsa (MUBO), así como el desarrollo de plataformas enfocadas a universitarios y público en general como Jueves de Bolsa, Blog Hablemos de Bolsa y podcast.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído