El pensamiento global, impulsado por la velocidad y accesibilidad a la información, está mutando en trascendentes cambios para las maneras tradicionales de trabajo. Entre ellos, uno de los más importantes: la llegada de los millennials como fuerza laboral. Esta generación, que conjuga una ideología ligada hacia el empoderamiento personal y un sentido de cambio positivo por su comunidad y el planeta, se convertirá en el 75% de la fuerza laboral de Estados Unidos para el año 2025. De acuerdo a publicaciones realizadas por Rubbermaid, 9 de cada 10 millennials consideran importante trabajar en una empresa con prácticas sustentables y que 82% buscan ayudar a su empresa en los retos de la sustentabilidad.

Imagen de archivo

Las empresas que optan por programas de eficiencia energética suman también a los valores ambientales en sus operaciones, fomentando espacios de trabajo diseñados y funcionales bajo esa misma consciencia, creando así la nueva generación de espacios de trabajo preparados para recibir a los nuevos integrantes millennials de la organización.

Programas para la nueva generación de oficinas de alto rendimiento

A nivel mundial, existen diversos programas de carácter voluntario que permiten ser una guía para la creación de espacios de trabajo que conjunten la valía de la sustentabilidad con un enfoque en el bienestar humano. Un ejemplo de esto es la Certificación LEED® -Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés-, siendo ésta la escala de evaluación para edificios verdes más utilizada a nivel mundial. Con ella, los edificios integran estrategias de sustentabilidad que se transforman en espacios que brindan beneficios a los ocupantes al mismo tiempo que ahorran recursos, agua y energía. Las oficinas comerciales constituyen el nicho más representativo en materia de espacios sustentables certificados en nuestro país, representando 465 de los 923 proyectos LEED -tanto registrados como certificados- en México.

Imagen de archivo

Otro programa de transformación en los espacios de trabajo es la Certificación WELL®, un sistema basado en la medición, monitoreo y calificación del desempeño del ambiente construido y su impacto en la salud y bienestar humano a través de siete conceptos fundamentales: agua, aire, nutrición, iluminación, bienestar físico, confort y mente. Este programa cuenta con casi 700 proyectos a nivel mundial. Un 78% de éstos son de tipología empresarial.

Tanto la Certificación WELL como LEED son programas independientes. No obstante, ofrecen facilidades que permiten la interconexión mutua y, con ellos, la obtención de ambos reconocimientos. En Latinoamérica, el único proyecto que ha logrado el alcance de ambas acreditaciones es las oficinas de ‘Bioconstrucción y Energía Alternativa’ –BEA-, ubicadas en el área metropolitana de Monterrey. Este edificio de oficinas alcanzó la Certificación LEED Platino en su versión actual en el 2015 y la Certificación WELL en el 2017.

Se conformó así un espacio de alto rendimiento que opera con un nivel superior de ahorro de recursos, al mismo tiempo que fomenta la salud y productividad de sus colaboradores mediante sistemas purificadores, amenidades que proveen un saludable grado de iluminación natural, políticas que incentivan la actividad física, entre otras características.

Imagen de archivo

Google -Alphabet-, Microsoft, Apple, Williams, IBM y LG Corp son algunas de las empresas que se encuentran en el Top 10 de Forbes “Global 2000: World’s Best Employers” reconociendo el valor de sus colaboradores de trabajo, al tiempo de proveerles espacios laborales cómodos que aportan a un estilo de vida sano. Las nuevas generaciones se están incorporando al ámbito laboral: es momento de crear la nueva generación de oficinas de alto rendimiento.

Por César Ulises Treviño Treviño. MSc LEED Fellow / Director General Enrique Betancourt. LEED Green Associate / Publicidad & Marketing Bioconstrucción y Energía Alternativa
**Bioconstrucción y Energía Alternativa (BEA), empresa consultora pionera y líder en el mercado latinoamericano de Edificación Sustentable, Certificación LEED® y Certificación WELL Building® aporta al desarrollo de proyectos inmobiliarios de clase mundial que favorecen un ganar-ganar tripartita: para el inversionista/propietario, para el ocupante y para el medio ambiente.