Conecta con nosotros

Arquitectura

Nuevo restaurante japonés con atmósfera de cueva facetada

Publicado

el

Oku es un nuevo restaurante japonés ubicado en la zona noreste de la Ciudad de México en la planta baja de un edificio corporativas en la calle Prado Sur; cuenta una superficie construida de 100 m2 y con un diseño arquitectónico de Isaac Michan y Alan Eskildsen.

La estructura formal del espacio aparece como una atmósfera de cueva facetada que se corta y se deforma para adaptarse a las diversas necesidades del restaurante. La cocina y los servicios se ubican en la esquina posterior del local, abriendo el resto del lugar para la recepción, la barra de sushi y el espacio interior y exterior de comensales con distintos tipos de asientos.

Si bien el elemento del techo cambia constantemente, también genera una unidad espacial entre todas las áreas desde la terraza al aire libre hasta el interior. Tres elementos bajan del techo para coincidir con el programa y las ambiciones estéticas. Uno llega al suelo y se convierte en una columna de servicio que contiene los baños, mientras que los otros dos se cortan a 2,4 m y crean un elemento de iluminación artificial que enmarca la barra de sushi y le da carácter. Estos elementos están revestidos internamente con latón para contrastar la crudeza de las células de cemento. El resto del interior es de madera de roble que, en relación con los otros materiales, crea un ambiente sepia.

El restaurante de fusión japonesa se enorgullece de un menú basado en ingredientes frescos y de alta calidad, que buscan crear platillos de inspiración oriental con toques culinarios internacionales y sabores originales que sorprenden a sus comensales. Al respecto comenta el chef Mario Alberto Rodríguez Sánchez: “OKU tiene muchos significados entre ellos hay uno que quiere decir: dar y recibir de corazón, que es lo que nosotros como restaurante ofrecemos a cada uno de nuestros clientes. Recibir de ellos, su gran satisfacción, por cada platillo que prueben”.


Publicidad
mercado libre octubre

Arquitectura

Sidewalk Labs crea una herramienta para diseñar ciudades

Publicado

el

Sidewalk Labs, subsidiaria de la empresa multinacional de Alphabet, ha lanzado al mercado la herramienta que utiliza inteligencia artificial Delve, la cual está creada para diseñar millones de posibilidades en minutos. 

De acuerdo con el Director de administración de productos de Sidewalk Labs, Okalo Ikhena, Delve utiliza el aprendizaje automático para ayudar a los equipos de desarrollo a encontrar el mejor diseño para su proyecto, lo anterior es en función de los resultados prioritarios que más importan. 

Asimismo, al decir cuál es la opción de diseño óptima, Delve ayuda en el control de los objetivos económicos del proyecto, mientras mejora los resultados de calidad de vida para los residentes y las empresas. 

¿Cómo funciona? 

Es una realidad que en los vecindarios tienen personalidades únicas, pero también comparten muchos de los componentes  centrales con otras ciudades. “Nuestro equipo ha construido un modelo de estos componentes que incluyen edificios, espacios abiertos, servicios, calles e infraestructura energética. Al aplicar ese aprendizaje a esa referencia, Delve explora millones de posibilidades de diseño para un proyecto, siempre midiendo el impacto de estos y que los equipos desarrollen el más adecuado”. 

En el proceso de descubrimiento, los clientes agregan información del desarrollo en el que se incluyen las entradas de planificación de un proyecto como es el área bruta del piso para uso comercial o residencial; las restricciones del sitio, ejemplo: limitantes de altura; y resultados prioritarios como el costo y la cantidad de luz natural deseado. 

De acuerdo con el directivo, la herramienta se destaca porque proporciona información de elementos holísticos como la accesibilidad para peatones, el espacio al aire libre y la luz del día. Asimismo, identifica la cantidad de luz natural que reciben las unidades residenciales individuales, de este modo los materiales se pueden elegir tomando en cuenta esta característica. 

A  partir de ese instante, Delve enseña al equipo un sinfín de posibilidades de diseño óptimo. “Los colaboradores pueden actualizar sus prioridades e insumos de planificación a medida que cambian los comentarios de las partes interesadas, explorando nuevas posibilidades en minutos en vez de meses”. 

Posteriormente, la herramienta identifica automáticamente las alternativas de mayor rendimiento en función de los resultados prioritarios del desarrollo, lo anterior lleva a diseño de vecindarios aprobables y económicamente rentables. 

“Delve se puede usar en varias etapas a lo largo del proceso de desarrollo: desde las fases de prefactibilidad, a medida que los desarrolladores exploran los sitios potenciales, hasta tener un plan maestro permitido, que puede servir como punto de referencia para mejorar aún más”. 

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
AxezaBanner skyhausBrickBeck
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído