Conecta con nosotros

Industria

Operación de inmuebles en tiempos de pandemia: Fibra Mty

Publicado

el

Desde marzo el gobierno federal declaró la emergencia sanitaria nacional por el brote de Covid-19, hecho que orilló a la mayoría a un confinamiento, desarrollando sin saberlo, un sentido adaptativo a la nueva forma de trabajo desde casa, donde las circunstancias de la pandemia han generado el llamado ‘Síndrome de la Cabaña’, provocando inseguridad y temor a las actividades realizadas fuera de la misma. Generado un hábito y una resistencia al nuevo cambio, donde para muchos significa el cercano e inminente regreso a los espacios de trabajo.

Expertos en el ramo inmobiliario se han dado a la tarea de generar propuestas y nuevos protocolos aplicados reactivamente a las medidas establecidas por instituciones de salud nacionales e internacionales que evitan la propagación del virus.  Grandes firmas como: Gensler y CBRE han contribuido con recomendaciones que sirven como guía para que los propietarios de los inmuebles generen un plan de acción efectivo para el regreso de sus inquilinos, alineado a su vez con el Protocolo Activo de Seguridad Sanitaria (PASSA) establecido por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que comprende 78 puntos de autoevaluación que se basan en la promoción de la salud.

Al respecto, Otto Pérez y César Rubalcava, CFA Operaciones y Relación con Inversionistas de Fibra Mty comentan que para ellos el gran reto que enfrentan los operadores y/o propietarios de inmuebles de oficinas, es lograr un regreso controlado y seguro para sus inquilinos, esto implica elaborar en conjunto con el equipo de administración de cada propiedad, un plan inmediato de acciones que van desde la instalación de dispensadores de gel en puntos estratégicos hasta un plan de inversiones mayores que comprenden tecnología de punta para ofrecer aire de calidad hospitalaria en sus edificios.

Durante el periodo de confinamiento, el equipo de Fibra Mty se ha dado a la tarea de adaptar los protocolos de operación en sus inmuebles a las nuevas circunstancias que demandan procesos de seguridad y salud estrictos, mediante un plan de trabajo estructurado en dos frentes:

1. Acciones por parte del propietario

Se refieren a todo lo que el propietario y el equipo de administración del edificio deben contemplar para que el usuario final, sea inquilino o visita, logre un recorrido seguro dentro del inmueble.

Las medidas inmediatas comprenden: establecer un primer punto de control donde se verifica el uso de cubre bocas, se mide la temperatura y se sanitiza el calzado; identificando claramente las entradas y las salidas, colocando señalización en pisos y muros que fomentan la distancia mínima permitida y se muestra el sentido en el que debe transitar para evitar encontrarse de frente con otro usuario.

Asimismo, ubicar estratégicamente módulos con dispensadores de gel antibacterial, reducir la densidad del mobiliario en áreas de amenidades como comedores y centros de negocios, habilitar nuevos espacios para convivencia en el exterior, generar filtros de acceso y control para proveedores, además de realizar constantemente la sanitización de áreas comunes, entre otras acciones.

Es de igual importancia establecer un plan de inversión a corto y largo plazo en soluciones relacionadas a la calidad del aire en los edificios, ya que además de evitar el Síndrome del Edificio Enfermo o SBS por sus siglas en inglés, se mitiga el riesgo de un brote al interior de los espacios de trabajo. Actualmente el mercado ofrece diversas opciones para suministrar aire de calidad hospitalaria tales como: Sistemas de Ionización Bipolar, instalación de Lámparas Ultravioleta en equipos de aire acondicionado y filtros de aire de alta eficiencia (HEPA) por mencionar algunas opciones.

Con la finalidad de ofrecer al usuario una experiencia de ‘cero contacto’, también es conveniente implementar el uso de tecnologías como: cámaras biométricas de reconocimiento facial en torniquetes que midan la temperatura, sistemas inteligentes para llamado de elevadores y aplicaciones de control de visitas que ofrezcan pre-registros.

2. Acciones en conjunto con el inquilino

Tener un plan de operación detallado no será efectivo si no se cuenta con la participación de los inquilinos, por lo que en conjunto con el propietario se deben evaluar y tomar decisiones a través de comités organizados por el equipo de administración del inmueble. En las minutas, se deberá plasmar información relevante como: las fechas estimadas de regreso, el número de colaboradores, el horario escalonado que convendrá respetar para no saturar los accesos, las medidas de seguridad para recepción de paquetería, las recomendaciones para el uso de circulaciones, los planes de acción ante casos sospechosos de contagio, etc.

El objetivo final es generar para cada edificio un manual de operación que englobe todas las medidas necesarias que evitarán un brote del virus al interior de los edificios. El inquilino deberá concientizar a sus colaboradores para respetar las medidas de prevención establecidas en conjunto con el propietario del inmueble y a su vez generar protocolos de seguridad e higiene.

Industria

Mercado inmobiliario industrial del Bajío muestra signos positivos al cierre del 3T2020

Publicado

el

Al cierre del tercer trimestre de 2020, el mercado inmobiliario industrial del Bajío mostró un incremento del 28% en la absorción neta, es decir, 268 mil m2 en con respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras que la absorción bruta ascendió a 300 mil m2, lo que significa un incremento de 13 por ciento.

De acuerdo con el Reporte Industrial del Bajío y ZM de Guadalajara, publicado por CBRE, la reactivación del sector continúa avanzando en la región, principalmente en Guanajuato y Querétaro, impulsada por las nuevas inversiones y expansiones recientes.  

“Se espera que el T-MEC aporte un impulso adicional a la confianza en la región, que a nivel nacional es la que cuenta con más superficie para desarrollo industrial dentro y fuera de parque. Sin bien en esta parte del país predominan los espacios BTS, al cierre del trimestre se desarrolla un proyecto para un inquilino de e-commerce que satisfaga el incremento en la demanda de espacio logístico causada por la pandemia”.

El Bajío suma más de 400 mil m2 en proyectos en construcción, con Guanajuato a la cabeza ya que registra 48% de las obras, seguido de San Luis Potosí (27%) y Querétaro (20%). En cuanto al inventario, este tuvo un incremento anual de 3% con respecto del 3T de 2019. Mientras que su tasa de vacancia cerró el 3T-2020 en 6.2%, a la baja durante los últimos 9 meses. 

Por su parte, la capital de Jalisco ha vivido un año récord en términos de construcción de espacios industriales, con 375 mil m2 reportados, es decir, un crecimiento del 86% con respecto al mismo periodo de 2019.

Pese a las dificultades económicas derivadas de la pandemia, Jalisco se mantiene como uno de los estados con mayor captación de Inversión Extranjera Directa (IED), sólo por detrás de la CDMX y Nuevo León.

La reactivación de la construcción propició la incorporación de nuevos espacios al inventario, que al cierre del 3T de 2020 cerró en 3.4 millones de m2, un incremento del 8.8% con respecto al mismo periodo del año anterior. La tasa de vacancia se ubicó en 5.1%, con 172 mil m2, un incremento de casi 1 punto porcentual con respecto al año anterior. 

Asimismo, el reporte señaló que 95% de las operaciones al cierre del 3T-2020 corresponden al sector de logística, transportación, distribución y almacenamiento, siendo los submercados de El Salto y Periférico Sur los que muestran mayor crecimiento en oferta.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído