Conecta con nosotros

Turismo

Panorama hotelero post covid-19 en México

Publicado

el

La situación actual derivada de la pandemia Covid-19 ha tenido como consecuencia restricción de viajes, cierre de negocios y fronteras, y en general la falta de movilidad, generando un impacto sin precedente en la industria hotelera, tanto en México como alrededor del mundo. Al momento en que las autoridades mexicanas evalúan el levantamiento del confinamiento y se anuncia el plan para un retorno gradual de las actividades económicas en el país hacia el mes de junio, en paralelo con medidas ya en curso en Estados Unidos, sigue habiendo incertidumbre sobre la resolución de la crisis sanitaria y sobre posibles brotes durante la segunda mitad del año. Durante las últimas semanas, las noticias han sido abrumadoras, documentando las tristes consecuencias de pacientes de dicha enfermedad, así como la profundidad del agujero que este suceso ha dejado en distintos sectores de la economía.

Sin minimizar las dificultades a las que se enfrenta la sociedad, este artículo tiene como objetivo dirigir la mirada hacia el futuro para atender dos temas: 1) analizar ciertos drivers críticos que impactan la recuperación de los mercados hoteleros, tanto de negocios como vacacional; y 2) exponer la manera en la que HVS visualiza la recuperación de ocupaciones y tarifas y proyectar el comportamiento financiero de activos hoteleros, así como el impacto en los valores de estos.

Antecedentes del mercado hotelero en tiempos de crisis

Publicidad

No hay manera de minimizar el impacto adverso de la crisis actual. Al mismo tiempo, vale la pena tomar nota de la resiliencia que ha mostrado el mercado hotelero en otros periodos de shock para luego determinar cómo podremos ir saliendo de este pasaje sin precedente. Por otra parte, consideramos importante hacer la distinción entre los elementos de mercado que puedan regresar a cierta normalidad, de aquellos que terminen por sufrir un cambio de carácter estructural.

La tabla 1 presenta tendencias del mercado estadounidense entre 2000 y 2019. Permite percibir los efectos cumulativos para la industria hotelera durante y después del acto terrorista del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, D.C., así como durante la llamada Gran Recesión del 2008-2009. Dicha tabla muestra, a nivel nacional, un impacto moderado por el evento 9/11 y una recuperación relativamente ágil. Sin embargo, las cifras presentadas son para todo Estados Unidos. La revisión de cifras para Nueva York evidentemente sería mucho más dramática.

Las condiciones que se dieron durante la Gran Recesión muestran una caída marcada, tanto en ocupación como en tarifa promedio. Reflejan también una recuperación que comienza en un plazo relativamente corto, pero que se extiende a una cierta normalidad durante un periodo de 18 a 24 meses y que acaba de consolidarse en un comportamiento de mercado parecido a niveles pre-crisis al cabo de unos tres años.

Las tablas 2 y 3 muestran condiciones en dos mercados de México, a saber, la Ciudad de México y el corredor Cancún-Riviera Maya, durante periodos de shock. Las cifras de oferta y demanda hoteleras provienen de la base de datos de la Secretaría de Turismo y contemplan hoteles exclusivamente de 4 y 5 estrellas. Presentamos también cifras de tráfico aéreo para cada localidad con base a estadísticas de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte.

En cada tabla se muestra un declive marcado durante el periodo 2008-2009 en el cual se vivieron los efectos de la Gran Recesión en Estados Unidos, así como los relacionados a la epidemia AH1N1 en México. Se observa de igual manera que la recuperación de demanda en los mercados comienza en un plazo corto de algunos meses y que se extiende durante un periodo de 18 a 24 meses para regresar a niveles pre-crisis. Hemos revisado también otros mercados y el patrón de comportamiento, en términos generales, es parecido.

En estos dos mercados, como otros estudiados, un aspecto interesante y consistente tiene que ver con tendencias de crecimiento a largo plazo. En todos los casos revisados se observa un incremento marcado en inventario cuyo indicador son los Cuartos Noche Disponibles. De igual manera, se observa un alza en la demanda, indicado como Cuartos Noche Ocupados. Las Tasas de Crecimiento Compuestas indican que el inventario ha sido acompañado por el crecimiento en la demanda. En zonas urbanas, esto se atribuye al aumento de la actividad económica en el país, mientras que en zonas vacacionales se atribuye a los muchos atractivos que ofrecen nuestros mercados. En ambos casos, también es significativo que el inventario que se va agregando define al destino y atrae a un número adicional de huéspedes.

Por RICHARD KATZMAN, MAXIM GOMEZ, PATRICIA BADIUK, LOREA ARNOLDI.

Este es un fragmento del artículo PANORAMA HOTELERO POST COVID-19 EN MÉXICO de la edición 120 https://inmobiliare.com/inmobiliare-120/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.

Publicidad

Turismo

Sectur declara tres posibles escenarios para el turismo en 2021

Publicado

el

La Secretaría de Turismo informó que con base en la información disponible en la Cuenta de Viajeros Internacionales, con datos hasta noviembre de 2020 y a partir del probable impacto que se tenga por las medidas implementadas por el gobierno de Estado Unidos, reformuló las expectativas de los principales indicadores de la industria para este 2021, proyectando tres escenarios probables: Optimista, Conservador y Pesimista.

Las opciones se harán realidad conforme a cómo evolucione la crisis provocada por la pandemia , así como por el avance en la aplicación de la vacuna en México y los principales emisores de turistas al país. 

En este sentido, Miguel Torruco Marqués, titular de Sectur, comentó que el monitoreo de setenta destinos turísticos indica las siguientes valoraciones para los tres escenarios en distintos indicadores.

Publicidad

Ocupación hotelera

El escenario Optimista pronostica un promedio anual de 56.6 por ciento, lo que representa 4.7 puntos porcentuales menos que lo registrado en 2019; el Conservador sería de 50.9 por ciento, 10.4 puntos porcentuales por debajo de 2019; y el Pesimista alcanzaría el 46.1 por ciento, una baja de 15.2 puntos porcentuales con respecto a 2019.

Consumo turístico

Los estimados son, para el Optimista, tres billones 64 mil 622 millones de pesos, que representan 7.4 por ciento menos que en 2019; para el Conservador, dos billones 760 mil 312 millones de pesos, 16.6 por ciento por debajo de 2019; y el Pesimista, dos billones 496 mil 893 millones de pesos, que significa 24.6 por ciento menos que en 2019.

Consumo por hospedaje

El escenario Optimista marca una expectativa de 288 mil millones de pesos, lo que representa 23 mil millones de pesos por debajo de lo registrado en 2019. Conservador: 260 mil millones de pesos, 52 mil millones de pesos menos que en 2019. Y Pesimista: 235 mil millones de pesos, 77 mil millones por debajo de 2019.

Llegadas de turistas internacionales

El escenario Optimista proyecta 33.1 millones, lo que representa un incremento de 8.3 millones sobre lo registrado en 2020, equivalentes a un alza del 33.7 por ciento; el Conservador indica 30.4 millones, 5.6 millones más que en 2020, lo que representa un aumento de 22.6 por ciento; mientras que el Pesimista estima la llegada de 25.2 millones de turistas, 375 mil más que en 2020, con un alza de 1.5 por ciento.

Ingreso de divisas por visitantes internacionales

Optimista: prevé que llegue a los 16 mil millones de dólares, cuatro mil 700 millones de dólares más que en 2020, equivalentes a un alza del 41.8 por ciento; el Conservador: 14 mil 400 millones de dólares, superior en tres mil 200 millones de dólares que en 2020, lo que representa un incremento de 27.4 por ciento; mientras que el Pesimista plantea un ingreso de once mil 500 millones de dólares, 214 millones más que en 2020, es decir, un aumento de 1.9 por ciento.

Por otro lado, Torruco Marqués señaló que debido a la emergencia sanitaria, Estados Unidos ha tomado nuevas medidas que entrarán en vigor a partir del 21 de enero, se trata de la incorporación de una prueba negativa de Covid-19 para quienes ingresen a su país en avión; a lo que se añade un acuerdo de restricción fronteriza que vencía el próximo 21 de enero y recientemente fue ampliado al 2 de febrero de 2021, por lo menos.

De inicio, se plantea que este año la llegada de turistas provenientes de ese país vía aérea  alcanzará los 5.6 millones (un aumento de 8.4% contra 2020) sin considerar un alto impacto de las alertas de EEUU.

No obstante, si hay repercusión de las medidas adoptadas, la llegada sería de 5.5 millones de turistas estadunidenses en avión, con un incremento de 6.1% en comparación con el año pasado.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído