Conecta con nosotros
blank blank

Sustentabilidad

Prediciendo el futuro 2020: cómo la sostenibilidad redefinirá el desarrollo de los bienes raíces y la inversión inmobiliaria en México

Publicado

el

qq2** Nicolette Müeller
Con un aumento estable en la penetración de mercado durante los últimos cuatro años, la sostenibilidad ha sido una tendencia fuerte y creciente en la inversión de bienes raíces en México. Esta tasa de cambio y la adopción de mejores prácticas de sostenibilidad en el sector significa que retos y oportunidades más grandes están aún por delante para los promotores e inversionistas de bienes raíces comerciales.
En el año 2020, el mercado inmobiliario de México tendrá: más inmuebles y proyectos con ‘certificados verdes’ validados por tercera parte; más inversionistas observando métricas que identifiquen las mejores prácticas de la industria; y más ciudadanos, empresas y gobiernos buscando soluciones para mitigar los impactos del cambio climático. Esto es, si bien apenas un pronóstico, uno audaz basado en algunas recientes tendencias de rápida maduración.
Más edificios verdes Han pasado más de 10 años desde que las principales compañías de bienes raíces en México adoptaron el concepto de la certificación tercerizada de edificios verdes (green buildings) con una o más calificaciones LEED® (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental). México ha demostrado, consistentemente, un fuerte crecimiento anual para convertirse en el séptimo mayor mercado de proyectos LEED a nivel mundial, acumulando más de 14.5 millones de metros cuadrados de espacio construido con certificación LEED. Este desarrollo se corrobora por Datos y Análisis Dodge , confirmando que las empresas mexicanas ya anticipan que un 60 por ciento de los futuros proyectos de edificación serán ‘verdes’.
Inversionistas más inteligentes Impulsado por la demanda de inquilinos, que desean edificios de más alto desempeño energético, ahorro de agua y que favorezcan un mayor rendimiento (salud y productividad) para los ocupantes, el mercado global de la construcción ecológica continúa expandiéndose. La eficiencia energética y la sostenibilidad en el entorno construido han surgido como señales económicas importantes para muchos de los mayores inversionistas inmobiliarios en el mundo. Los inversionistas institucionales, tales como fondos de pensiones y compañías de seguros, valoran que los atributos sostenibles de las edificaciones afectan directamente al perfil de riesgo y el rendimiento financiero de sus carteras de inversión en bienes raíces. Los inversionistas líderes están recurriendo a las evaluaciones de GRESB (Global Real Estate Sustainability Benchmark) como una forma de identificar los riesgos y las oportunidades basadas en atributos y acciones de sostenibilidad dentro de sus portafolios inmobiliarios. GRESB es una organización impulsada por la industria, comprometida a evaluar el rendimiento ESG (Ambiental, Social y Gobernancia) de los activos inmobiliarios a nivel global, incluidas las carteras de bienes raíces e infraestructura. GRESB utiliza una herramienta cuantitativa que compara (vía benchmarking ) el rendimiento -desde la amplia óptica de la sostenibilidad- de una empresa inmobiliaria o fondo de inversión, a nivel portafolio, incluyendo políticas y mecanismos de gestión que dan lugar a la aplicación de técnicas de eficiencia energética y uso eficiente del agua, entre otros, junto a una serie de mejores prácticas de negocio.q1
En el año 2015, 707 empresas inmobiliarias y fondos de inversión informaron su desempeño de sostenibilidad al GRESB. Conjuntamente, estas organizaciones participantes representan 2.3 billones de dólares en valor de propiedades, con posiciones de capital en aproximadamente 61 mil activos, en más de 50 países. El período de evaluación GRESB 2016 comienza en abril.
Mayor exigencia hacia la acción En México, son mayores la conciencia de los riesgos del cambio climático y la necesidad de esfuerzos y acciones coordinadas de resiliencia y mitigación. Desde el Legislador Federal hasta el Gobierno de Ciudad de México, desde las corporaciones transnacionales hasta las empresas familiares, existe un fuerte consenso que el cambio climático representa una amenaza considerable para la economía y para la sociedad, derivando una creciente urgencia en torno a la mitigación de riesgos.
Como recientemente lo ha señalado Nils Kok, Director Global de GRESB: “El sector inmobiliario es responsable de 81 por ciento del consumo de electricidad en América del Norte. La energía y la electricidad son insumos para el desarrollo económico – la energía se utiliza para operar los edificios y equipos, de la misma forma que las fábricas utilizan la energía para crear productos”.  ww3
Si los edificios son una parte del problema, se deduce que el entorno construido debe ser parte de la solución. Todos los países quieren una economía fuerte y próspera que maximice sus insumos mientras minimiza los desechos, proveyendo la base para que las empresas respondan de una manera efectiva al cambio climático.  
En 2020, este estado de cosas será una realidad y el mercado habrá premiado a los líderes y precursores del cambio. Apoye e impulse a México como un líder mundial en sostenibilidad.
 
Para conocer más sobre GRESB, visite  https://www.gresb.com/
Para conocer más sobre USGBC, visite  http://www.usgbc.org/

 

Publicidad
blank

Sustentabilidad

La necesidad de infraestructura hídrica en México

Publicado

el

blank

México enfrenta un problema de desabasto de agua debido a la poca infraestructura hidráulica existente; 47% de la población no tiene acceso constante al líquido vitalConagua es la organización gubernamental encargada de distribuir agua al país, mediante su programa Proagua, el cual subsidia servicios básicos hidráulicos en territorio nacional, trabajan agua potable, drenaje y tratamiento de aguas residuales.

El dinero público que recibió esta organización desde junio del 2019 hasta el mismo mes del 2020 fueron 3,302 millones se pesos, mientras que la inversión anual sugerida, según los datos del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), es de 49 mdp, a lo largo de 21 años, para que exista una sólida sustentabilidad y seguridad hídrica, pero esta inversión no se ha hecho.

blank

“México vive en una paradoja: en el norte del país no se cuenta con el abasto suficiente del recurso natural, pero sí se tiene infraestructura, mientras que en el sur existe disponibilidad del agua, sin embargo, su infraestructura es nula”, manifestó Hugo Roberto Rojas, director de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México (ANEAS).

El país cuenta con 979 plantas potabilizadoras, 2,642 de tratamiento y 3,531 de uso industrial. El problema es que la tecnología y los recursos que obtienen estos lugares no es suficiente para la labor que deben llevar a cabo. Las aguas residuales a las que se les da uso de nuevo oscila entre el 30% y 40% de lo que se produce. Los líquidos residuales que se limpian pueden usarse para el riego y para el sector agricultor

El reúso, según el doctor Carlos López Morales, investigador del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales del Colmex, es una alternativa necesaria para disminuir la explotación de los acuíferos subterráneos que proveen a México. El agua que se extrae de estos se hace a un ritmo que duplica el volumen de recarga natural.

Además cuando la excavación es muy profunda, la concentración de fluoruro y de arsénico aumenta, ambas sustancias son nocivas para la salud si exceden los 0.025 microgramos por litro y los 1.5 microgramos por litro respectivamente, según la Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-1994 con su última reforma en 2010. La extracción del subsuelo se debe a que el 80% de los cuerpos de agua están contaminados o secos por la sobreexplotación

blank

El agua es un recurso público, de hecho, el artículo 4° de la constitución mexicana establece, desde el 2010, que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible, sin embargo, en la práctica los resultados son otros.

Gracias a la contaminación y el mal manejo hay una desconfianza en el agua potable de la federación y mucha gente ahora consume de los negocios privados que embotellan este líquido. Mismos que, gracias al extractivismo sin moderación, son responsables de muchas sequías en el país

La doctora Judith Domínguez Serrano, coordinadora académica del doctorado en estudios urbanos y ambientales de El Colmex, indicó que esta ley no se cumple. Que el agua llegue en pipas a muchos lugares no cumple con el derecho al agua, ya que no garantiza acceso de 24 horas. En 2016, según López Morales, la demanda del agua fue del 33% en el Valle de México y la región norte del país, 57% en la región centro y solo 9% en el sur.

Esta desigualdad es visible a menor escala: la CDMX gasta un promedio de 366 litros al día por persona, cuando, según la OMS, lo necesario para vivir dignamente es entre 20 y 50 litros diarios. Las zonas de alta actividad económica como Polanco tienen un gasto promedio de 500 litros, otras zonas como Iztapalapa usan entre 50 y 100. Volviendo al tema de la infraestructura, los acueductos en la ciudad tienen más de 50 años de antigüedad, son de asbesto y tienen muchas fugas que aumentan el malgasto del líquido. La doctora Domínguez insistió en que el mal uso en la ciudad afecta a todo el país y que se debe resolver. 

blank

Según el INEGI hay un 90% de cobertura nacional en agua, pero estos datos no consideran la constancia del agua y la infraestructura. Considerando lo anterior, solo el 25% del cumplimiento hídrico está bien gestionado.

El agua, además de ser vital para el consumo humano y el sostenimiento cotidiano de la vida, es esencial para la producción de prácticamente todo. No hay nada en la economía que no utilice agua de algún modo u otro”, enfatizó López Morales

“Tenemos que evolucionar para incorporar en los procesos de producción y generación el componente tecnológico, si no cada día que pasa nos quedaremos rezagados en contraste con lo que ocurre con el resto del mundo”, adviertió Roberto Ballinez de HR Ratings. 

Judith Domínguez y Carlos Andrés López participaron en el Foro Problemas Metropolitanos: Acciones para su Atención: Temática Agua, organizado por el Colmex, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Ambos coinciden en que se tiene que poner el tema del agua en toda agenda pública, mediática y política para así reformar nuestra relación con el líquido sin el cual no hay vida. De otra manera, la situación en 2030 será de emergencia. 

Publicidad
blank

Sigue leyendo
Publicidad
blankblankblankblank
Publicidad
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank
  • blank

Lo más leído