Conecta con nosotros
blank blank

Negocios

Principales tipos de microinversiones inmobiliarias y sus ventajas

Publicado

el

De acuerdo a una encuesta aplicada en 2019 por la gestora BlackRock Global Investor Pulse (GIP), cerca del 50% de la población mundial considera que las inversiones financieras son una acción que sólo se efectúa por especialistas con capital amplio, por lo que una idea común entre las personas es que para invertir en el sector inmobiliario se necesitan ingresos o ahorros altos.

Sin embargo, lo único que se requiere son ingresos fijos y una adecuada educación en el ramo económico en que se desea invertir, aseguró la compañía inmobiliaria del segmento residencial plus, Agatha Premium Living. Del mismo modo, contar con información constante por parte de asesores y actores de la industria, como asociaciones, institutos y medios especializados, puede guiar a los inversionistas en la dirección más favorable.

Por otra parte, es importante tener claros los objetivos a los que se quiere llegar, y particularmente, dentro del sector de bienes raíces es muy útil preguntarse a qué velocidad se desea recuperar la inversión y generar ganancias. Estos puntos, detalló Agatha Premium Living, definen el tipo de micro inversionista en el que te convertirás. 

blank

En este sentido, la compañía ha reunido los tres principales tipos de inversión inmobiliaria al menudeo, así como sus ventajas y riesgos.

Microinversionista flipper

Es aquel que hace un negocio o compra una propiedad para revenderla en el menor tiempo posible, máximo seis meses. Con el fin de evitar riesgos por cuestiones del entorno económico actual, o que se encuentre en una ubicación no tan atractiva, por ejemplo. Por lo regular, realizan el pago de la propiedad en una sola exhibición. 

Con esta estrategia se puede revender un inmueble con gran plusvalía, pero los riesgos son altos ya que por lo general, los compradores se dejan llevar por cálculos tentativos y tienden a comprar de manera prematura un activo del que obtendrán resultados a mediano o largo plazo, sin conseguir su inversión de vuelta a la velocidad intencionada. 

Inversumidor

Este concepto fue acuñado por Gustavo Ortolá, especialista en desarrollos inmobiliarios, comerciales y de retail, y es utilizado para definir a los compradores que fluctúan entre aquellos que desean ocupar el inmueble y que también ven la propiedad como como un medio para obtener ingresos, mediante el arrendamiento tradicional, cuya velocidad de retorno y ganancia se extienden en el largo plazo. 

Este tipo de inversionistas suelen pagar a crédito, por lo que se caracterizan por ser mucho más cautelosos a diferencia de los flippers, y no miran las propiedades como un vehículo económico, sino como una alternativa para vivir.  

Microinversionista financiero a largo plazo

Este perfil busca invertir en inmuebles de categoría plus, con inquilinos tipo AAA que implique contratos por plazos extensos. Su plusvalía se basa en la rentabilidad mediante el arrendmiento recurrente, y si lo desea, el dueño puede revender la propiedad en un momento dado, sin que esta acción sea su prioridad. Para ello, se vale de analizar las coyunturas para evaluar si es conveniente ya que su móvil es generar ingresos a futuro. Suelen combinar formas de pago cómo créditos, y de una sola exhibición, además de que tienden a ser especialmente cuidadosos con la calidad del inmueble. 

Agatha Premium Living, apuntó que después de elegir el tipo de inversión que se crea más oportuno, se debe recurrir a buenos consultores que puedan diseñar estrategias exclusivamente para un perfil, y que ayuden a calcular si la ubicación, el precio, y la calidad producirán plusvalía. Esto es muy importante ya que en esta acción están en juego los ahorros económicos del inversionista. 

Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank