Cómo, cuándo y para quién del Programa Nacional de Vivienda fueron las principales preguntas de los desarrolladores y expertos en la materia hacia las autoridades de la actual administración federal, entre los que se encontraban Edna Vega, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y Armando Rosales, subsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). Lo anterior, durante su participación en el Cuarto Foro Universitario de Vivienda.

La Directora de la Conavi, señaló en su intervención, que el programa se encuentra en tiempo y forma ya que se están cumpliendo con los tiempos definidos de acuerdo a la normatividad legal, además de que se encuentran a la espera del Plan Nacional de Desarrollo y su aprobación en el Congreso. Esto ante la pregunta de empresarios sobre el retraso en la publicación de dicho documento.

Asimismo, puntualizó que los subsidios no han sido eliminados, sino que sólo se reorientaron a diferentes sectores de la población, principalmente para la más vulnerable. “[…] ya no se están orientando tan fuerte al tema de vivienda nueva, sino a las necesidades claras y presentes que hay para la población más vulnerable del país”, enfatizando que se trata de un tema de vivienda adecuada y de derecho humano y no sólo como la necesidad de fomentar la producción y adquisición de la misma.

Por su parte, Armando Rosales comentó que la política de vivienda estará enfocada en la atención de personas no afiliadas, es decir, que obtienen sus ingresos bajo la economía informal como meseros o taxistas. Además de anunciar la inclusión de una perspectiva de género para esta política, con lo que se busca que más mujeres puedan acceder a una vivienda, con apoyo del gubernamental.