Conecta con nosotros

Sustentabilidad

Puntos clave de la evaluación de Portafolios Inmobiliarios Sustentables: Metodología GRESB

Publicado

el

** Melissa Beltrán Villegas y César Ulises Treviño Treviño
sdEn la edición pasada de Inmobiliare, hablamos sobre GRESB (Global Real Estate Sustainability Benchmark), la metodología para evaluación de sustentabilidad en bienes raíces. GRESB nació hace más de un lustro en los Países Bajos, con la intención de atender la creciente necesidad e interés de instituciones financieras y fondos de inversión en validar las estrategias de sustentabilidad ambiental, responsabilidad social y gobernanza interna para sus portafolios inmobiliarios.
A lo largo de seis años, docenas de organizaciones participantes –todos líderes globales en la gestión de portafolios de inversión inmobiliaria- han utilizado y enriquecido esta evaluación que, al día de hoy, evalúa efectivamente siete aspectos principales de la sustentabilidad (Tomado del 2015 GRESB Guidance v 1.1):

  • GESTIÓN DEL PORTAFOLIO: Este aspecto pesa 9% del total de la evaluación. Se centra en cómo la organización aplica la sustentabilidad en el contexto de su estrategia global de negocios. Su propósito es identificar quién en la organización participante es responsable de la gestión de los temas de sustentabilidad y quién tiene la autoridad para la toma de decisiones en estas cuestiones; comunicar a los inversionistas de los participantes respecto a la gestión de temas de sustentabilidad, y determinar cómo encaja la sustentabilidad en la organización, en general.
  • POLÍTICAS Y TRANSPARENCIA: Los inversionistas institucionales y otros accionistas son los principales impulsores en tener informes más robustos en sustentabilidad y divulgación, entre las empresas de bienes raíces y fondos de inversión. Las políticas sobre temas de sustentabilidad ayudan a los inversionistas inmobiliarios a entender cuáles son los criterios ‘verdes’ y ‘sociales’ que los participantes incorporan en sus prácticas de negocios. La divulgación y transparencia muestran cómo las políticas de sustentabilidad y prácticas de gestión están siendo implementados por la entidad, y el impacto que estas prácticas tienen en la operación. Este aspecto investiga las medidas adoptadas por el participante, para revelar su desempeño en sustentabilidad y para desarrollar e implementar políticas sustentables. El desempeño en este rubro va más allá de los datos de rendimiento (energía y consumo de agua, las emisiones de gases efecto invernadero y la gestión de residuos): incluye todos los siete aspectos de sustentabilidad de GRESB, junto con datos de nuevas construcciones y renovaciones mayores (en caso que apliquen). Corresponde al 10% de la evaluación.
  • RIESGOS Y OPORTUNIDADES: Este aspecto investiga las medidas adoptadas por la organización participante en mantenerse al tanto de los riesgos de sustentabilidad relacionados con el soborno y la corrupción, el cambio climático, la legislación ambiental, los riesgos de mercado y otros riesgos relevantes en materias relacionadas. GRESB investiga las medidas adoptadas para identificar y gestionar los riesgos de sustentabilidad como parte del enfoque estándar de la organización,así como la implementación de las oportunidades de mejora. Su peso ponderado de la evaluación es el 11%.
  • MONITOREO Y EMS (SISTEMAS DE MONITOREO DE ENERGÍA): El propósito de este aspecto es investigar las medidas adoptadas por los portafolios y fondos participantes para vigilar la aplicación y el cumplimiento de sus políticas de sustentabilidad, objetivos y metas. GRESB distingue entre sistemas de gestión ambiental y los sistemas de gestión de datos. De esta manera, GRESB puede examinar cómo los diferentes tipos de datos ambientales y la información se recopila y se administra a través de la organización. Es el 9% de la evaluación.
  • INDICADORES DE DESEMPEÑO: Este aspecto recopila datos de rendimiento a nivel de portafolio sobre la energía y el consumo de agua, las emisiones de gases de efecto invernadero y los residuos. Es el aspecto con mayor peso, cubriendo el 25% de la evaluación.
  • CERTIFICACIONES EN EDIFICIOS: GRESB requiere la presentación de informes por separado sobre los ‘certificados verdes’ de construcción obtenidos en la construcción y durante las operaciones. Los participantes pueden elegir un sistema de la lista existente de GRESB de sistemas de certificación o seleccionar un nuevo esquema, en cuyo caso se les pide que proporcione información adicional relacionada con el mismo. Esta información se utiliza en el proceso de validación de datos de GRESB. Su peso ponderado del total del la evaluación es del 11%.
  • wewCOMPROMISO DE LOS GRUPOS DE INTERÉS: Mejorar el desempeño de sustentabilidad de una cartera de bienes raíces requiere recursos dedicados, un compromiso de la alta dirección y las herramientas para la medición y gestión de consumo de recursos. También se requiere la cooperación de otras partes interesadas, incluidos los inquilinos, proveedores, mano de obra del participante y su capital humano, así como de la comunidad local. Este aspecto identifica las medidas adoptadas por un fondo u organismo participante para comprometerse con los grupos de interés y la naturaleza de este compromiso. Pesa el 25% de la evaluación.

Como podemos observar, estos siete aspectos impactan a las empresas y sus operaciones de forma directa y tienen un alto potencial de mejorar su reputación y desempeño, tanto financiero como de negocio. En la próxima edición, veremos en detalle cómo las empresas que participan de esta evaluación han logrado resultados superiores en términos ambientales, de salud y bienestar, así como de desempeño financiero.

Sustentabilidad

Canadevi Valle de México promoverá nueva certificación de sustentabilidad EDGE

Publicado

el

A través de un boletín de prensa, la Cámara Nacional de la Industria del Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) delegación Valle de México, informó que trabaja como parte de una alianza en la promoción de la certificación EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias), una innovación de la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), un organismo del Banco Mundial dedicado a impulsar el desarrollo del sector privado. 

Con esta colaboración, Canadevi Valle de México busca lograr el óptimo desarrollo de nuevos proyectos de vivienda que aporten soluciones al cuidado y protección del medio ambiente, a partir de la implementación de elementos ecológicos para brindar bienestar y calidad de vida a las personas. 

Joel Sánchez, Líder de Construcción Sostenible de IFC en el país, comentó que esta alianza es un gran paso para posicionarse en el tema de vivienda sostenible en México, al promover el uso de elementos de eficiencia energética en las construcciones con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

“Estamos seguros que el trabajo en conjunto que estaremos realizando estos próximos meses a través de capacitaciones, talleres técnicos, logrará que más empresas puedan acceder a los beneficios de la certificación EDGE”, expresó. 

Por su parte, Alejandro Trillo, Director de Sustentabilidad de IACSA & Asociados, señaló que esta iniciativa no pretende encarecer los proyectos, sino crear una ventaja competitiva en el mercado contra una construcción tradicional, para brindar al consumidor un espacio alineado con la sustentabilidad. 

Yuri Zagorin, Presidente de la Canadevi Valle de México, informó que esta asociación es parte de un proyecto vital para la Cámara: el Sello de calidad Canadevi VM, que próximamente se dará a conocer de manera oficial. “Es un esfuerzo que nos va a validar como la agrupación de los mejores desarrolladores, los mejores proyectos de la Ciudad de México y el Estado de México”, finalizó.

Una de las metas respecto a la certificación EDGE,  es conseguir que se implemente tanto en la Ciudad de México como en el Estado de México, en todo tipo de desarrollos: horizontales, verticales o conjuntos urbanos, expuso Manuel González, Director General de Canadevi VM. 

“Es necesario proporcionar al usuario final una vivienda que persiga el objetivo de la sustentabilidad en términos reales prácticos, no es simplemente poner un foco ahorrador, se trata de todo un sistema que parte del mismo usuario hasta su comunidad inmediata y la ciudad en general. Nuestros desarrollos deben de ser más amigables con el medio ambiente y la comunidad a la que llegamos”, manifestó el Arq. Manuel García Mass, Director General de DCM al presentar su proyecto Elements como caso de éxito de la certificación EDGE. 

Asimismo, el Gerente de Innovación y Sustentabilidad en Vinte, Tobias Contreras, comunicó que recientemente certificaron 3 mil 916 viviendas y están en proceso de certificar 2 mil más.  “VINTE tiene la experiencia de certificar en diferentes climas y prototipos como vivienda vertical y horizontal. La sustentabilidad no necesariamente es más cara, se pueden encontrar oportunidades con mejoras en procesos y ahorros en costos”.

El IFC creó EDGE como una herramienta de evaluación y solución medible, para utilizarse en la etapa inicial de diseño y así determinar la viabilidad financiera de un proyecto de construcción sustentable. El software ofrece soluciones técnicas para lograr un ahorro mínimo de 20% en energía, materiales de construcción y consumo de agua, calculando los costos iniciales y reducciones operativas potenciales. 

De acuerdo con la Cámara, este sello ofrece ventajas competitivas al brindar valor agregado a los proyectos, al mismo tiempo que permite ser parte de la solución para combatir el cambio climático, además de promover la inversión financiera a nivel internacional para este propósito. 

Esta iniciativa es la base para próximamente llevar a cabo la firma de un convenio de colaboración entre la Canadevi Valle de México y expertos y auditores de EDGE. 

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído