Conecta con nosotros

Desarrollo Urbano

¿Qué deberá cambiar en el espacio urbano ante la nueva normalidad?

Publicado

el

A medio año de que se presentó la pandemia en México, sus efectos en la salud, economía, trabajo y otros aspectos se han hecho evidentes, dejándonos numerosos cuestionamientos sobre cómo será el futuro. 

“Respecto a la vida en las ciudades, hay que comprender que la realidad cambió. Aquellos sitios de nuestra vida cotidiana hoy están siendo utilizados con una capacidad menor. El transporte público, los espacios comerciales, plazas y oficinas continúan prácticamente vacíos y esperando el aprendizaje sobre cómo regresaremos a ellos”, señaló Arturo Aispuro, Ex Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda CDMX, durante su exposición “Un nuevo orden urbano” en la Cumbre Inmobiliaria InCON México 2020, organizada por Vivanuncios, el portal inmobiliario de e-Bay, en conjunto con las asociaciones AMPI CDMX, APCI, GIZP Y UPIM

Actualmente, se han integrado elementos en el diseño de inmuebles para garantizar la sana distancia, que nunca antes estuvieron contemplados. Del mismo modo, se ha evidenciado que mucho del espacio público no está pensado para las nuevas necesidades, y esto lleva cuestionarnos qué es lo que tenemos que cambiar en la ciudad, edificios e infraestructura para poder adaptarlos a estos cambios, contempló el especialista. 

Una de las primeras consecuencias en términos de ciudad, fue que tuvimos que utilizar la vivienda para todas las actividades que realizamos. Por esta razón, un tema muy discutido es el rediseño de los hogares para adaptarlos a múltiples usos. Sin embargo, Aispuro consideró que esa no es la solución, pues el objetivo va más allá del espacio doméstico y compete a toda la urbe.

Aunque el home office y las herramientas tecnológicas facilitan muchas de las actividades, también orillan a que los seres humanos dejen de moverse y esto contribuye a otras enfermedades relevantes en los índices de mortalidad, como la obesidad y el estrés, apuntó. 

“La ciudad saludable es aquella que tiene en sus características y condiciones la posibilidad de que la población pueda desarrollar las actividades que como seres humanos requerimos para mantenernos saludables”.

Destacó que no hay que perder de vista que la raíz de estas nuevas discusiones surgieron de un problema de salud, y por tanto, este tema debe ser un eje en la creación de nuevas políticas y/o tendencias de infraestructura y construcción.

De igual forma, hay otros elementos que deben tomarse en cuenta, y que han sido señalados desde antes de la crisis actual: sustentabilidad, acceso a la vivienda, equipamiento social, y transporte público, así como competitividad, oferta laboral, integralidad, innovación y tecnología.

Para construir una ciudad segura después del Covid-19, primero se tienen que resolver problemáticas previas, como crear la infraestructura necesaria, proveer a la ciudad de servicios básicos como agua potable y drenaje, áreas verdes para el esparcimiento y la actividad física, así como promover una cultura de autocuidado en los habitantes, añadió.

A partir de lo anterior, el ex secretario expuso tres elementos que son esenciales en la transformación posterior a la pandemia:

1. Que las ciudades cuenten con un verdadero programa de desarrollo urbano que cumpla con los objetivos y se adecue a políticas donde el tema de salud sea esencial.

2. Garantizar estas acciones con un fideicomiso que concentre los recursos indispensables.

3. Poner en un solo documento todas las reglas y leyes que tienen que ver con lo urbano.

“Este es el nuevo paradigma, dejar de ver a la inversión como un enemigo de la ciudad, cuando se pueden lograr a través de ella proyectos de carácter social, ambiental, de salud, etc.”.

Asimismo, subrayó algunas claves a considerar en los futuras edificaciones residenciales o comerciales:

1. Añadir espacios de esparcimiento o actividad física en las edificaciones para promover la salud. 

2. Tomar en cuenta un diseño que garantice las necesidades sanitarias y una comunicación y conectividad más eficientes.

“Los desarrollos de gran importancia, históricamente han perseguido el mejor aprovechamiento del suelo para garantizar la mayor rentabilidad; hoy creo que lo que estamos aprendiendo es que la mayor rentabilidad no está en aglutinar todo, sino en incluir elementos que permitan a quienes los habiten tener calidad de vida”, concluyó. 

Publicidad
mercado libre octubre

Desarrollo Urbano

Sedatu e Infonavit recuperarán 18 mil viviendas abandonadas en Tamaulipas

Publicado

el

Durante el fin de semana, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) entregó a las comunidades de Nuevo Laredo, Tamaulipas y Piedras Negras, Coahuila, 32 y 34 obras de infraestructura y equipamiento, respectivamente, a través del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU). 

En el caso de Nuevo Laredo, se destinó una inversión de 249.3 millones de pesos para las obras más recientes, que se suman a los 134.3 millones de pesos aplicados en Coordinación con la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), para la realización de mil 41 acciones de mejora, ampliación o construcción de vivienda; y las 214 acciones de regularización de lotes, en colaboración con el Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus), con una inversión de 2.5 millones de pesos.

Al acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador en su visita a la ciudad fronteriza, el titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón indicó que Tamaulipas fue la entidad que más recursos recibió a través del PMU, concentrando 99 de la 348 obras que se construyeron en todo el país como parte de dicho programa; lo cual, ha generado alrededor de 10 mil empleos directos y una importante derrama económica

En la ciudad de Nuevo Laredo, la demanda de la comunidad se enfocó en garantizar la seguridad de los planteles educativos. “Si bien el programa busca romper barreras y no conformar muros perimetrales, también entiende las necesidades locales y que estas son diferentes en cada región, en cada ciudad. En el caso de Nuevo Laredo, ese fue el distintivo del programa: coadyuvar a implementar y mejorar los servicios educativos”, detalló Meyer.

Por otro lado, recordó que Tamaulipas es uno de los estados donde más viviendas abandonadas existen, lo que genera problemas de inseguridad. Por ello, informó que junto al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) se recuperarán 18 mil inmuebles abandonados. 

“Nos hemos propuesto que Tamaulipas sea uno de los estados donde el programa de recuperación de vivienda abandonada que ya impulsamos con el Infonavit, se lleve a cabo. Pero no solamente es la recuperación de vivienda; sino del entorno urbano de la vivienda. No dejamos Tamaulipas, seguimos trabajando y lo haremos en coordinación con otras instancias del Gobierno de México”, afirmó el servidor público.

Del mismo modo, la Sedatu entregó 43 obras de infraestructura a las autoridades locales y a la comunidad de Piedras Negras, Coahuila, para las cuales se invirtieron 259.9 millones de pesos. 

Las mejoras urbanas incluyeron la construcción de una cancha multimodal (25 millones 500 mil pesos); rehabilitación de canchas deportivas y de fútbol (27 mdp); y la construcción de un espacio deportivo cultural (23 millones 337 mil pesos), entre otras.  

Además de las obras entregadas el pasado 24 de octubre, la Sedatu ha colaborado con la Conavi en la misma ciudad, y con un monto de 150.3 mdp han realizado 1,870 acciones de mejora, ampliación y construcción de vivienda. Asimismo, en coordinación con el Insus se han concretado 71 acciones de regularización de lotes, con una inversión aproximada de 850 mil pesos. 

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
AxezaBanner skyhausBeckBrick
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído