Conecta con nosotros

Desarrollo Urbano

¿Qué deberá cambiar en el espacio urbano ante la nueva normalidad?

Publicado

el

A medio año de que se presentó la pandemia en México, sus efectos en la salud, economía, trabajo y otros aspectos se han hecho evidentes, dejándonos numerosos cuestionamientos sobre cómo será el futuro. 

“Respecto a la vida en las ciudades, hay que comprender que la realidad cambió. Aquellos sitios de nuestra vida cotidiana hoy están siendo utilizados con una capacidad menor. El transporte público, los espacios comerciales, plazas y oficinas continúan prácticamente vacíos y esperando el aprendizaje sobre cómo regresaremos a ellos”, señaló Arturo Aispuro, Ex Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda CDMX, durante su exposición “Un nuevo orden urbano” en la Cumbre Inmobiliaria InCON México 2020, organizada por Vivanuncios, el portal inmobiliario de e-Bay, en conjunto con las asociaciones AMPI CDMX, APCI, GIZP Y UPIM

Actualmente, se han integrado elementos en el diseño de inmuebles para garantizar la sana distancia, que nunca antes estuvieron contemplados. Del mismo modo, se ha evidenciado que mucho del espacio público no está pensado para las nuevas necesidades, y esto lleva cuestionarnos qué es lo que tenemos que cambiar en la ciudad, edificios e infraestructura para poder adaptarlos a estos cambios, contempló el especialista. 

Publicidad

Una de las primeras consecuencias en términos de ciudad, fue que tuvimos que utilizar la vivienda para todas las actividades que realizamos. Por esta razón, un tema muy discutido es el rediseño de los hogares para adaptarlos a múltiples usos. Sin embargo, Aispuro consideró que esa no es la solución, pues el objetivo va más allá del espacio doméstico y compete a toda la urbe.

Aunque el home office y las herramientas tecnológicas facilitan muchas de las actividades, también orillan a que los seres humanos dejen de moverse y esto contribuye a otras enfermedades relevantes en los índices de mortalidad, como la obesidad y el estrés, apuntó. 

“La ciudad saludable es aquella que tiene en sus características y condiciones la posibilidad de que la población pueda desarrollar las actividades que como seres humanos requerimos para mantenernos saludables”.

Destacó que no hay que perder de vista que la raíz de estas nuevas discusiones surgieron de un problema de salud, y por tanto, este tema debe ser un eje en la creación de nuevas políticas y/o tendencias de infraestructura y construcción.

De igual forma, hay otros elementos que deben tomarse en cuenta, y que han sido señalados desde antes de la crisis actual: sustentabilidad, acceso a la vivienda, equipamiento social, y transporte público, así como competitividad, oferta laboral, integralidad, innovación y tecnología.

Para construir una ciudad segura después del Covid-19, primero se tienen que resolver problemáticas previas, como crear la infraestructura necesaria, proveer a la ciudad de servicios básicos como agua potable y drenaje, áreas verdes para el esparcimiento y la actividad física, así como promover una cultura de autocuidado en los habitantes, añadió.

A partir de lo anterior, el ex secretario expuso tres elementos que son esenciales en la transformación posterior a la pandemia:

1. Que las ciudades cuenten con un verdadero programa de desarrollo urbano que cumpla con los objetivos y se adecue a políticas donde el tema de salud sea esencial.

2. Garantizar estas acciones con un fideicomiso que concentre los recursos indispensables.

3. Poner en un solo documento todas las reglas y leyes que tienen que ver con lo urbano.

“Este es el nuevo paradigma, dejar de ver a la inversión como un enemigo de la ciudad, cuando se pueden lograr a través de ella proyectos de carácter social, ambiental, de salud, etc.”.

Asimismo, subrayó algunas claves a considerar en los futuras edificaciones residenciales o comerciales:

1. Añadir espacios de esparcimiento o actividad física en las edificaciones para promover la salud. 

2. Tomar en cuenta un diseño que garantice las necesidades sanitarias y una comunicación y conectividad más eficientes.

“Los desarrollos de gran importancia, históricamente han perseguido el mejor aprovechamiento del suelo para garantizar la mayor rentabilidad; hoy creo que lo que estamos aprendiendo es que la mayor rentabilidad no está en aglutinar todo, sino en incluir elementos que permitan a quienes los habiten tener calidad de vida”, concluyó. 

Publicidad

Desarrollo Urbano

Zócalo peatonal: intervención de urbanismo táctico

Publicado

el

El gobierno de la ciudad de México presentó el día de ayer el proyecto “Zócalo peatonal”, que convirtió la parte sur y oriente de la Plaza de la Constitución en una zona peatonal con la recuperación de 2 carriles vehiculares. 

El espacio está delimitado por mosaicos pintados en el asfalto, que evoca los tejidos coloridos del estado de Oaxaca. En el lugar se han colocado 28 bancas, 3 mesas, 40 árboles, 1507 plantas, 106 jardineras, 3 sombrillas y 4 racks de bicicletas, para que las personas puedan disfrutar del espacio una vez que el semáforo epidemiológico lo permita. 

La intervención abarca 2,963 m2 y cuenta con una inversión de  7.5 millones de pesos. En videoconferencia el secretario de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, destacó que se repavimentaron tres costados de la plancha, dejando únicamente dos carriles para automóviles y una ciclovía, que no estaba dibujado ni configurado dentro del Zócalo, pero se piensa conectar con la calle 5 de Mayo y llevarlo a la ciclovía en Hidalgo. 

Publicidad

El proyecto tiene una configuración de urbanismo táctico, lo que significa que no se queda en la parte de planeación sino hace una intervención para observar su desarrollo, además se empieza poco a poco a ganar espacio público a la parte vial. “Empezamos a ver cómo opera, cómo lo ocupa la gente, la dinámica que se da y dependiendo de eso será hacerlo en piedra para hacerlo definitivo” afirmó el secretario, quien también adelantó que se está analizando ampliar la intervención a la zona norte de la Plaza de la Constitución, es decir, enfrente de la Catedral Metropolitana.

El mobiliario es contemporáneo con concretos blancos y grises y el tejido que cubre el suelo fue pintado con grafeno que permite tener los colores por más tiempo. Asimismo los macetones aseguran que los vehículos no ingresen a la zona.

Por su parte, la Jefa de gobierno Claudia Sheinbaum comentó acerca de la obra: “Estamos en Semáforo Rojo, pero ya habrá momento para poder disfrutar de todos estos espacios caminando por nuestra ciudad, festejando a la Ciudad de México que este año, como sabemos, se cumplen 500 años de la llamada Conquista Española y 200 años del México Independiente”.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído