Conecta con nosotros

Finanzas

¿Qué hacer con los dólares durante la actual crisis?

Publicado

el

Ivan Anz, Fundador de Equity & Help, Inc.

Ivan Anz, es un empresario internacional, autor del libro EL FILANTROINVERSOR®️ INMOBILIARIO, creador del sistema de Filantroinversion®️ Inmobiliaria y Fundador de Equity & Help, Inc. una de las compañías de Real Estate de mayor crecimiento en los Estados Unidos en los últimos 3 años y con presencia en más de 13 países.

Actualmente una de las monedas más fuertes en el mundo al día de hoy, es el dólar americano. El gobierno de USA ha lanzado el pasado 27 de Marzo el estímulo más grande jamás visto en la historia para inyectar al mercado norteamericano 2 trillones de dólares, con lo que se logrará mayor liquidez en la economía.

Al analizar los principales medios de vida prioritarios, se observa que la vivienda ha contado con diversos tipos de inversión. En los últimos 150 años ha sido la inversión más estable y segura, tal como se observa en este reporte de ATLAS.

Publicidad

El análisis fue realizado en 2017 con una comparación entre los años 1870 y 2015; que muestra cómo el Real Estate ha superado históricamente a las acciones de la bolsa (Equities). En estos tiempos, este es el principal vehículo de inversión para resguardarse y dejar un legado a la familia, ya que verdaderamente puede sobrepasar cualquier crisis. 

Por otro lado, uno se pregunta, ¿ahorro billetes en dólares o invierto en bienes raíces? La respuesta es simple, el gráfico azul muestra que el valor adquisitivo de los dólares en 1953 ha perdido poco más de 1000 por ciento. El único momento donde hubiera sido conveniente “quedarse parado” en esta moneda, hubiera sido de 2008 hasta 2012 en la crisis de la burbuja inmobiliaria.

Ahora bien, existen diversas diferencias entre las crisis de 2008 y 2020. La primera de ellas (Burbuja Inmobiliaria 2008-2012), inicio en la década de 1990 y de acuerdo con la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, los precios de las viviendas aumentaron más del doble en 2006 antes de colapsar en 2008.

El mercado inmobiliario permaneció en crisis hasta 2012, resultado de una especulación de préstamo fácil, en la que las personas compraban propiedades que después no podían pagar, lo que se sumó a la enorme demanda de construcción de vivienda.  

Estas construcciones fueron estimuladas por los incentivos del SBA (Small Business Administration) -La Administración de Pymes del Gobierno de Estados Unidos- en 2006; que de acuerdo con el administración americana de ese año, la SBA estaba autorizada “a emitir garantías de bonos a las compañías de seguro de caución para contratos de construcción, servicio y suministro que no excedan los $2,000,000 y reembolsar estos seguros hasta en un 90% de las pérdidas sufridas si el contratista no cumple. Las garantías de la SBA proporcionan el incentivo necesario para que los dichos seguros emitan certificados de caución a pequeños contratistas que de otra manera no podrían asegurarlos y así competir en la industria de la construcción”. 

Este incentivo es lo que disparó la edificación de viviendas y causó el desplome de los precios en 2008.

Durante este tiempo, el gobierno no proporcionó ayuda a familias para continuar pagando las cuotas mensuales de los préstamos hipotecarios, tomando de esa manera, responsabilidad por la cantidad de préstamos fácil que se otorgan a familias mal calificadas. Por lo que puede concluir, a la crisis del 2008-2012 le podríamos llamar entonces: L a crisis del “Sí fácil”.

En cuanto a la actual situación por el Covid-19, aunque los precios han aumentado constantemente en los últimos años, solo están 22% por encima de su pico, lo que significa que con las bajas tasas hipotecarias y sistemas de calificación más estrictos, la vivienda puede ayudar a compensar los problemas en el resto de la economía.

En cuanto a la oferta y demanda de vivienda, simplemente no hay suficiente para todos. Cada año, el número de hogares estadounidenses crece en más de 1 millón, mientras que simultáneamente se destruyen entre 300,000 y 400,000 unidades de vivienda existentes.

Actualmente no hay un buen incentivo económico para la construcción de vivienda nueva, y ahí es donde el mercado de propiedades recuperadas por los bancos (propiedades de segunda mano) y reparadas, aumenta su valor.

Por otro lado, el gobierno de Estados Unidos está brindando ayuda económica, nunca antes vista en su historia, al proporcionar sueldos de regalo para personas que han perdido el trabajo, préstamos no reembolsables para negocios pequeños que no despidan a sus empleados, etc.

En conclusión, mis recomendaciones son:  

1. Salir de las inversiones especulativas

2. Convertir sus dólares en activos reales que otorgan servicio de vitalidad a las personas

3. Resguardarse en el mercado inmobiliario de segunda mano de los Estados Unidos: casas recuperadas de los bancos.

4. Mantenerse positivo ya que toda crisis tiene 3 cosas en común:

            A. Una solución

            B. Una fecha de caducidad,

            C. Una enseñanza para su vida

Por Ivan Anz, Fundador de Equity & Help, Inc.

Publicidad

Finanzas

AMPI acuerda descuentos en rentas para locatarios del Centro Histórico

Publicado

el

Mediante una conferencia de prensa, Salvador Sacal Cababie, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) CDMX, informó que se llegó a un acuerdo con los locatarios del Centro Histórico y otros puntos de la capital, para aplicar descuentos a las rentas como apoyo por la pandemia de Covid-19.

La AMPI CDMX, indicó que para los nuevos arrendamientos se ha disminuido el monto desde un 20% hasta 30% con respecto al monto original del 2020, e incluso se han diferido los pagos hasta en seis meses. Mientras que para las renovaciones, se podrán reducir los incrementos de renta. 

Asimismo, destacó que se darán facilidades para que el arrendatario que no pueda continuar con el pago de las rentas realice la desocupación del inmueble sin penalización.  Esto, señaló, es gracias a esquemas de apoyo que la Asociación ha generado con los locatarios para reducir la morosidad de los espacios comerciales.

Publicidad

Por su parte,  Fadlala Akabani Hneide, secretario de Desarrollo Económico, mencionó que como parte de las medidas de apoyo a las micro y pequeñas empresas se lleva a cabo el proceso de recepción de solicitudes para otorgar 50,000 microcréditos equivalentes a 500 millones de pesos, de los cuales se han efectuado 13,068 registros.

Estos microcréditos consisten en un monto único de 10 mil pesos, a un plazo de pago de 24 meses con periodo de gracia de cuatro meses, tasa de interés ordinaria del 0% y una forma de pago mensual.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído