Conecta con nosotros
blank blank

Desarrollo Urbano

Querétaro enfrenta problemas ante crecimiento urbano

Publicado

el

Para enero del 2021, Querétaro reportó un crecimiento anual real en el sector constructor del 31.1%, según datos del INEGI. Sin embargo, no han crecido a la par las obras de transporte, urbanización, electricidad, telecomunicaciones; tampoco las de agua, riego y saneamiento que han caído un 43.3 por ciento.

Los valores monetarios totales generados para enero de este año por las construcciones en Querétaro alcanzan 763.9 mdp, de los cuales el 56% es en edificación; el 18.9% en transporte y urbanización; 15.8% en otras obras; 4.4% en agua, riego y saneamiento; y el 4.8% en electricidad y telecomunicaciones.  

En términos anuales 77.6% es para edificación; 45.2 para otras construcciones; menos 7.3% en transporte y urbanización; -14.5 en electricidad y telecomunicaciones; y -43.3 en agua, riego y saneamiento

Querétaro ha crecido durante los últimos meses por un fenómeno migratorio de personas de la Ciudad de México que se han mudado por el Covid-19, el dilema es que las construcciones no han sido parejas y los siniestros por la poca infraestructura pluvial son inminentes

blank
Foto vía pexels.com

En todo el 2020 sólo 4.4% de las obras fueron para el ámbito acuífero; los dos principales problemas son el desabasto de agua que depara a la ciudad y las inundaciones desastrosas que vendrán con la temporada de lluvias. 

Ante la situación, la Comisión Estatal de Infraestructura (CEI) ha generado un sistema que controla el crecimiento de los desarrollos habitacionales, para revisar la hidrología de la zona y limitar el uso excesivo de agua en fraccionamientos. Si se expanden los condominios se debe certificar la funcionalidad de estos, considera Pablo Talamantes Contreras, secretario técnico del Comité Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro. 

Construcción

Infraestructura y construcción en mal momento por Covid-19

Publicado

el

blank

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el sector de la construcción tanto pública como privada ha retrocedido diez años en niveles de demanda, a su vez, las empresas que laboran en este campo están ingresando menos que en los últimos quince años

La baja en la industria se vio exacerbada por el Covid-19, pues el brote de la enfermedad impidió la inversión de 221 mil 962 millones de pesos durante el año pasado; estos proyectos se han ido reanudando. Además, hubo 333 proyectos con una derrama económica de 33 mil 506 millones que se detuvieron de manera permanente

blank
Foto vía pexels.com

Sin embargo, el declive comenzó en 2016, según Francisco Solares Alemán, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC). Fue desde hace cuatro años que la aportación de este sector al Producto Interno Bruto (PIB) decreció y con la pandemia la facturación se vino 25% a la baja

El año pasado esta industria contribuyó 6.7% al PIB de México, 0.8% menos que en el 2019; las cifras no habían sido tan bajas desde el 2011

A esto se suma que la inversión pública en construcciones de infraestructura bajó considerablemente durante la última década. En 2014 el 4.7% del PIB se dirigió a este sector y en 2020 ya era el 2.8%, según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)

 

Todo lo anterior frena el crecimiento económico del país que se encuentra en un mínimo histórico. INEGI ha reportado un crecimiento en el PIB a lo largo del primer trimestre del 2021 de 0.4% con relación al año pasado, pero a pesar de esto se sigue en números rojos con relación años anteriores

Sigue leyendo

Descarga la edición

blank

Publicidad

Eventos

Lo más leído