Conecta con nosotros

Vivienda

Reconversión de hoteles a co-living, estrategia frente a la “nueva normalidad”

Publicado

el

Derivado de la pandemia por Covid-19, una de las industrias con afectaciones severas fue la del turismo y la hotelería. Debido a las restricciones de movilidad y el confinamiento, los hoteles se vieron obligados a parar sus operaciones casi por completo y a re-evaluar sus protocolos y modelos ante la llegada de la “nueva normalidad”.

La actividad turística se reactivará de manera paulatina y no homogénea en los diversos destinos, y los especialistas pronostican que los niveles de ocupación hotelera vistos en 2019, podrían recuperarse hasta 2022. En este panorama, actores del sector han evaluado diferentes estrategias, una de ellas, es la reconversión de hoteles a espacios residenciales bajo el formato co-living, propuesta por la firma de arquitectura y urbanismo BroadwayMalyan (BM).

“Ante la crisis del turismo y el auge del teletrabajo, el sector hotelero tiene la oportunidad de transformarse en una alternativa habitacional moderna y flexible, que aproveche la capacidad de movilidad geográfica del home office, y les ofrezca un paquete estimulante de ocio y trabajo en nuevos destinos a descubrir”, destacó la firma.

En este sentido, publicó una serie de medidas y recomendaciones para poder llevar a cabo dicha transformación. Éstas se dividen en dos puntos principales: a) zonas comunes del edificio, como salones, restaurantes, salas y bares; y b) habitaciones, grupales o agrupaciones (cluster). 

Zonas comunes

De acuerdo con la firma, el objetivo del co-living es crear un ambiente en la vivienda compartida que inspire a sus residentes a ser creativos y participantes del mundo que los rodea, por lo que busca proyectar la colaboración y el encuentro no solo de sus habitantes, sino de la comunidad externa.  

Los espacios comunes son donde los co-livers pueden establecer relaciones y compartir experiencias, por lo que se requieren zonas flexibles, de relajamiento, de co-working, y/o de entretenimiento. Por esta razón, BroadwayMalyan recomienda ajustar las instalaciones de uso común de los hoteles, y ubicar en ellas, por ejemplo, áreas de comedor, salas para realizar reuniones privadas, salas de trabajo y estudio, y terrazas exteriores. 

Habitaciones individuales

BM señala que esencialmente, la habitación de un co-living es muy parecida a la de un hotel, pues se compone de una zona de aseo, un armario o ropero, un espacio para cocinar y comer, así como uno para dormir.  La forma de acondicionar habitaciones de hotel, es añadir de los elementos anteriores, aquellos con los que aún no cuenta. 

Espacios compartidos

Por otro lado, se pueden crear clusters de habitaciones que son zonas comunes donde se comparten la cocina y la sala de estar. 

“La distribución tradicional de un hotel hace muy fácil la creación de un Cluster. Según las necesidades especiales, podemos convertir una o dos habitaciones estándar en zonas comunes. Las áreas húmedas o de aseo, pueden situar las nuevas instalaciones de cocinas para aprovechar la estructura existente. Por otra parte, las habitaciones individuales asociadas al cluster requerirán de intervenciones reducidas”, determina BM. 

Sin duda, de frente a la “nueva normalidad”, la capacidad de transformarse y adaptarse a las necesidades, será esencial. Y ante el riesgo económico al que se enfrentan los complejos hoteleros, reconfigurar sus modelos y mercados resulta una estrategia factible.

Publicidad
mercado libre octubre

Construcción

REB Summit Guadalajara 2020: espacio de innovación en occidente

Publicado

el

Como parte de la innovación y transformación digital de los últimos tiempos, B2B Media e Inmobiliare Magazine, realizaron el día de hoy, 7 de octubre, la primera parte del REB Summit Guadalajara 2020, el cual contó con la participación de destacados speakers conocedores del mercado inmobiliario en el occidente del país.  

El evento, llevado de cabo de manera virtual, dio inicio con la presentación “Panorama de vivienda” por Eugene Towle, socio director de Softec, quien detalló que el país se encuentra frente a una fuerte contracción en los inventarios de vivienda, debido a la falta de construcción por el temor que ha dejado la pandemia. 

A nivel nacional se realizan un millón de casas de las cuales solo 170 mil son de interés social y 72 mil son de los segmentos media, residencial, plus y vacacional. En cuanto a ventas, anteriormente se comercializaban 30 mil unidades al mes, sin embargo al 3º trimestre del 2020, son 11 mil 500 mensuales. 

“Como no se está produciendo, los inventarios están bajando de manera estrepitosa. En abril calculamos que se iban a vender 140 mil viviendas, pero hasta julio del 2020 ya se han comercializado 130 mil. El problema es que si todos los productos se siguen vendiendo a su ritmo, en 2021 se venderán sólo 180 mil porque no habrá inventario, se va a terminar”. 

Asimismo, apuntó que en el mercado de Guadalajara la parte vertical de la vivienda media está creciendo rápidamente con 150 mil unidades al mes; el segmento residencial se encuentra estable pero puede caer en sobre inventario; mientras que el residencial plus está a la baja tanto en ventas como en inventarios. Por lo que hizo un llamado para arrancar con nuevos proyectos, ya que de no iniciar, “para agosto se va a estar vendiendo solo la mitad de lo que se vende actualmente”.  

El siguiente panel titulado “Alternativas de fondeo y capitalización”, contó con la participación de Nicolas Santacruz, director de adquisiciones de Gava Capital; Alberto Padilla Luengas, CEO de Briq; Xavier Iturbide, CEO de Investus Capital Partners; y Erico García, director general de Inmobiliare, como moderador; quienes conversaron sobre las necesidades y modificaciones en el diseño que está buscando el nuevo cliente, así como la mejor estrategia de venta en estos momentos.

Los directivos coincidieron en que el primer paso para una venta exitosa es diseñar el producto para el usuario final, conociendo sus necesidades; entender el mercado y su demanda, para finalmente proporcionar un precio competitivo. 

Por lo que Xavier Iturbide, señaló que lo importante es producir lo que el cliente necesita y no lo que le gusta al desarrollador, ya que se saturan ciertos segmentos del mercado y se dejan de atender otros en los que existe una alta demanda. “En Guadalajara, el segmento de vivienda de un millón de pesos, tiene una cantidad de créditos aprobados muy grande y con mucha demanda, el problema es que no hay oferta porque no hay financiamiento, ya que  no se pueden vender en preventa”.

El evento continuó con la participación de Maria Falomir, VP regional de desarrollo de negocios de CPA, como moderadora; Sergio Mireles, director y fundador de Datoz; Adalberto Ortega, VP de nuevos negocios de Vesta; y Bruno Alejandro Martinez, CEO de Alveo Kapital, en el panel “Desarrollo industrial y logístico”. 

Quienes iniciaron la conversación destacando la madurez y crecimiento del sector industrial tanto de Guadalajara como en todo el occidente del país. De acuerdo con Sergio Mireles, el segmento de logística, distribución y almacenaje son los que mayor impacto positivo han tenido en los últimos meses, resultado del aumento del comercio electrónico durante la pandemia.

Adalberto Ortega, enfatizó la importancia de crear nueva o transformar la existente infraestructura industrial hacia edificios de gran formato que comercialicen metros cúbicos en lugar de metros cuadrados, ya que el nivel de almacenaje que requieren es mayor al que estaba acostumbrados. Además de necesitar mayor capacidad para recibir vehículos de cualquier tipo, una mejor organización en cuanto al tráfico de personal y carga; y mayor seguridad para cumplir con todos los reglamentos establecidos por la nueva normalidad.

La jornada finalizó con el panel “Reconfigurando el espacio”, en el que estuvieron presentes Juan Carlos Caballero, director general de Grupo DMI; Alejandro Michel Leáño, director general de Idex; Brandon Angulo, director y fundador de Grupo Brada; y Gullermo Almazo, CEO de Inmobiliare, como moderador. 

Uno de los cambios más importante que ha dejado la crisis sanitaria, es la reconfiguración de los espacios de trabajo, ya que a partir de la declaración de pandemia, el trabajo remoto o home office se convirtió en la rutina diaria de gran parte de la población. 

Por lo que hoy en día, quienes buscan adquirir un vivienda lo hacen bajo parámetros muy específicos, según lo mencionado por Juan Carlos Caballero, el cliente le está dando mayor relevancia al espacio que al diseño. Los productos tendrán que rediseñarse para quienes buscan lugares con privacidad y amplitud para trabajar desde casa. 

Además de desarrollar proyectos flexibles que puedan cambiar su uso conforme las necesidades del usuario final cambien. Espacios en los que no sea necesario desplazarse para encontrar todo tipo de servicios.

Publicidad
mercado libre octubre
Sigue leyendo
Publicidad
BrickCiudad MayakobaBeckBanner skyhausAxezaAltio Capital
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído