Conecta con nosotros

Construcción

Se acelera venta online y aumentan centros de “última milla”: CBRE

Publicado

el

La pandemia del Coronavirus ha acelerado la venta online, con lo cual muchas empresas han empezado a enfocarse en su logística y principalmente en los centros de distribución de “última milla”.

“En México, la tendencia ascendente del e-commerce se vio acelerada con el confinamiento provocado por la pandemia. Las ventas en línea, no solo de las principales empresas especializadas sino de tiendas departamentales y supermercados, crecieron. Algunas de estas compañías con entregas de forma directa y otras a través de servicios 3PL (Third Party Logistics), almacenando productos en bodegas de los proveedores”, comenta Francisco Muñoz, Vicepresidente Senior de Industria y Logística en CBRE México.

Sin embargo, el directivo asegura que uno de los principales factores que marcan la diferencia entre los proveedores de venta online es el tiempo de entrega. “Entre más rápido llegue el producto al comprador a la puerta de su casa, será más apreciado. Es en este punto donde entra el factor logístico de última milla”.

Una de las fases críticas del proceso de distribución es la denominada last mile o “última milla”, paso que transcurre desde que el paquete sale del último punto de almacenamiento hasta llegar a las manos del consumidor y que requiere contar con centros de distribución cercanos a los lugares donde vive la gente.

Con el confinamiento por la epidemia, los desarrolladores, brokers y propietarios de inmuebles pusieron foco en este asunto para buscar la instalación de más sitios. “Antes del Covid-19, los centros de distribución maestros de los operadores logísticos y de los productores, estaban en el área metropolitana de la Ciudad de México, la salida a Querétaro y el corredor CTT, (Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán). Pero para ser competitivos y entregar rápidamente a los clientes deberán instalar centros de última millas dentro de la ciudad. Por ejemplo, en Vallejo, Naucalpan, Mixcoac, Granjas México, Acoxpa e Irrigación. Sin embargo, la Ciudad de México está saturada de construcciones, no hay espacios grandes y el valor de la tierra es muy elevado. Por ello, en conjunto con los desarrolladores y todos los jugadores de este mercado, analizamos que la última milla tiene que contar con características específicas”, precisa Muñoz.

Entre las características que CBRE propone, se encuentran:

  • Área de hasta el 70% o 75% construida y 25% de área maniobras (contra la que ocupa un centro de distribución tradicional, 50% de área construida y 50% de patio de maniobras).
  • El edificio de almacenamiento se sugiere sea de 2 o 3 niveles, para diferentes marcas y alturas de 5 o 6 metros, ya que la mercancía será desplazada rápidamente.
  • Los metros cuadrados se estiman entre 3 mil a 10 mil (contra los 50 mil a 100 mil metros cuadrados de los centros de distribución maestro).
  • En el caso de grandes retailers y operadores logísticos, todos requerirán de espacios de almacenaje exclusivos para sus marcas; es decir sus propias “últimas millas”.

Empresas líderes en e-commerce, no solo en la Ciudad de México, sino en Monterrey, Guadalajara y el Bajío, comienzan a abrir estos centros de distribución que hace las veces de última milla y de centro de distribución local. Hoy las entregas han alcanzado tiempos mínimos de 24 horas, pero se aspira a que estos centros ayuden a disminuirlos hasta 4 o 5 horas como ocurre en EE.UU.

Construcción

Sector de la construcción, clave en la reactivación económica de Yucatán

Publicado

el

Como parte de la estrategia estatal para impulsar la recuperación económica, Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán, señaló durante su participación en el Foro “Construcción en la nueva normalidad: expectativas en la industria para 2021”, que se han impulsado fuertes inversiones en el sector inmobiliario para 2020 y 2021, así como en las industrias manufacturera y logística.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet), Ernesto Herrera Novelo, expuso que, aunado a lo contemplado en inversión pública, este proceso está basado también en la confianza de las empresas, que se manifiesta con la instalación y crecimiento de distintas compañías en el territorio.

De igual forma, comentó que próximamente, se verá la llegada de centros logísticos de empresas americanas, por lo que se necesita inversión y construcción, “eso va a complementar el gran trabajo que están haciendo desde las cámaras, tanto de la industria de la construcción como de la vivienda, para sumar todo el capital que está llegando a esta reactivación económica y a la recuperación de empleos”.

El funcionario también detalló que, para los próximos 24 meses, Yucatán recibirá una inversión por encima de los 50 mil millones de pesos en estos rubros.

Por su parte, Raúl Aguilar Baqueiro, presidente y vicepresidente de las Cámaras Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Yucatán, señaló que del 100% de la derrama económica del estado, 80% proviene de la iniciativa privada y 20% de obra pública.

“Seguimos convencidos de que un indicador estratégico del desarrollo de un estado y de un país es la inversión que se haga en infraestructura, ya sea pública o privada. Yucatán es un mercado de oportunidades; lo vimos en el 2019 y lo estamos viendo otra vez con el interés de proveedores nacionales que nunca habían estado aquí”.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
  • Banner Colliers

Lo más leído