Conecta con nosotros
blank blank

Industria

Se contrae 82% mercado corporativo de la CDMX

Publicado

el

El mercado corporativo ha resentido los efectos de la pandemia en todos los indicadores fundamentales. De acuerdo con los datos recabados por Solili, el segmento de oficinas de la Ciudad de México (el más importante del país con 90% del inventario nacional) reportó en el mes de mayo una demanda bruta de 12,082 m2, situándose en los niveles más bajos de los últimos cuatro años.

Al comparar los montos de demanda de mayo 2020, con los del mismo periodo pero del año pasado, resulta en una contracción anual de 82 por ciento; y en contraste con el mes de abril de este año se observa una disminución en la demanda de 53 por ciento. A pesar que en abril la caída en la demanda de espacios de oficinas de la Ciudad de México se había reducido a casi la mitad, durante mayo fue más pronunciada, ya que solo se comercializaron la mitad de los metros que se reportaron el mes anterior.  No obstante, por ahora, los volúmenes de desocupación se han mostrado estables.

En resumen, durante el mes de mayo la demanda neta del mercado de la Ciudad de México resultó ser negativa, reportando una cifra que alcanza los 7,500 m2, monto similar a lo mostrado en el mes anterior. 

De acuerdo con Solili, con la implementación por parte de la mayoría de las empresa del home office, la disminución de la plantilla laboral y la reestructura financiera, está haciendo que aumenten los subarrendamientos, los cuales consisten en la cesión del uso del espacio o una parte de este que tiene alquilada el inquilino a otra nuevo. Mientras que, los volúmenes de ocupación se prevé disminuyan en próximos meses en los mercados de Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Sin embargo, a inicios de este mes de junio ya se han dado a conocer la aplicación de los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral que estableció la Secretaría de Salud. Asimismo, el Gobierno de la Ciudad de México publicó la instrumentación de medidas sanitarias para reanudar actividades por sectores, entre ellos la construcción. Este marco legal dictamina los requisitos que deberán cumplir las empresas para el regreso seguro a la ‘nueva normalidad’, donde las autoridades verificarán su instrumentación en pro de mantener y resguardar la salud de los trabajadores y público en general. 

Por lo que, la implementación de estas obligaciones y la reducción del personal que ahora asistirá a los edificios corporativos obligará a las empresas a redimensionar no solo sus espacios de oficinas sino a laborar bajo nuevos modelos donde las actividades no medulares se puedan delegar a otras empresas.

Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank