Conecta con nosotros

Industria

Sector industrial: asignatura pendiente para los agentes Inmobiliarios

Publicado

el

El arte de ser agente inmobiliario involucra conocer variedad de disciplinas y ramas del conocimiento, tales como el Derecho Fiscal, Derecho Civil, Derecho Notarial, Valuación Inmobiliaria, Psicología, Arquitectura, Contabilidad, Administración, entre varias más, lo que requiere una enorme preparación.

México es un país en el que predomina la actividad inmobiliaria como segunda o tercera profesión en el otoño de la vida laboral de las personas, siendo esta, una excelente opción productiva para seguir en el radar de la actividad económica. Como consecuencia de lo anterior, los agentes inmobiliarios comienzan su trayectoria ubicados en el sector residencial por la facilidad de captar sus primeros clientes en el entorno en el que se desenvuelven.

Esta tendencia de comenzar en el sector residencial provoca que muchos agentes no conozcan la actividad de otros sectores, el sector residencial resulta tan seductor que los agentes dejan a unos cuantos el enorme sector relativo a la intermediación industrial.

La comercialización de naves industriales y terrenos para la construcción de parques industriales son el día a día de los agentes establecidos en sitios privilegiados por la inversión, y si debemos dar un ejemplo de ello, el Bajío Mexicano es el mejor. Su geografía y orografía resultan privilegiada y su economía ha sido principalmente potencializada por el sector automotriz.

La llamada “zona dorada del país” ha sido aprovechado por empresas multinacionales que establecen sus centros de operaciones principalmente en los estados de Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes y Guanajuato. El estado mexicano, tan sólo del 2013 al primer trimestre de 2018, captó 10,100.2 millones de dólares de Inversión Directa Extranjera proveniente de Japón, en donde el principal destino de esta inversión fue en el bajío mexicano; esto ha provocado una enorme demanda y necesidad de ocupar grandes porciones de tierra para ejercer sus actividades comerciales, siendo natural que los agentes inmobiliarios de esas zonas han experimentado el crecimiento y la necesidad exponencial de tierra para industria y por ende sufrieron una especialización poco ortodoxa sobre el tema.

El agente inmobiliario mexicano tiene que aprovechar los espacios que requiere este sector y los empleos que han generado en el país, tener siempre presente que comerciar con inmuebles de giro comercial genera un potencial de comisiones de alto valor, sin perder de vista que incursionar en este ramo hace necesaria una profesionalización profunda y especializada que pocos emprenden, no por falta de oportunidades o de centros para desarrollar estos conocimientos, si no por temor de no salir de su zona de confort y atreverse a conocer este nicho de negocios.

Actualmente AMPI y otras instituciones ofrecen capacitación sobre la intermediación en el sector industrial, todo agente inmobiliario que quiera mantenerse vigente y en crecimiento constante debe “aprobar” esta asignatura lo más pronto posible.

Por Lic. Arturo González CEO Pulso Inmobiliario TV

Este artículo es de la edición 111 http://inmobiliare.com/inmobiliare-111/

Industria

Las compañías tendrán que adaptarse a un futuro flexible: WeWork

Publicado

el

Como líder global en espacios colaborativos, y con miles de compañías instaladas en sus espacios alrededor del mundo, WeWork, está en buena posición de entender cómo las organizaciones imaginan el mundo laboral en un futuro post pandemia; y el futuro luce flexible.

Después de meses navegando por una crisis sanitaria que ha permeado en casi todas las esferas de la vida, ahora existe un consenso colectivo de que el futuro del trabajo será flexible e incluirá opciones de oficina y de trabajo remoto en distintas combinaciones; pero la naturaleza de su alcance todavía es una pregunta abierta.

En un estudio realizado por Hamilton Place Strategies en asociación con Réplica, encontramos que el 70% de las personas quieren regresar a sus oficinas gran parte de la semana y han empezado a demandar mayor flexibilidad a sus empresas”, comentó Claudio Hidalgo, director de WeWork para América Latina. “En general hace falta la conexión e intercambio con colegas; somos seres sociales y los contactos cara a cara generan confianza, agilizan la toma de decisiones y sobre todo estimulan la innovación, fundamental para el desarrollo de cualquier empresa”.

Sin duda, las empresas tendrán que adaptarse y repensar sus estrategias frente a un entorno en constante transformación, incluida la planificación de los espacios de trabajo y los esquemas laborales.

Cuando sea el momento de volver, las compañías se enfrentarán con el desafío de una fuerza laboral que ha probado las ventajas y desventajas del home office, y que ha superado diversos obstáculos para adaptarse a la nueva normalidad laboral. Frente a este escenario se espera que los colaboradores demanden mucha más flexibilidad y busquen esquemas híbridos de trabajo que les permitan decidir cómo utilizar su tiempo y desde donde.

Gracias a su visión global y las oportunidades que ofrece en cuanto a flexibilidad de espacios, contratos y ubicaciones, WeWork puede ser una solución idónea en medio de un clima de incertidumbre. Ya sea que las empresas necesiten reconfigurar sus espacios, descentralizar sus oficinas, reducir o ampliar su fuerza laboral u ofrecer diversas ubicaciones en la ciudad, WeWork está en una posición inmejorable para colaborar con empresas de todos los tamaños. Incluso cuenta entre su cartera con grandes compañías multinacionales en toda Latinoamérica.

Claudio Hidalgo,Head of WeWork LATAM.

“Somos una plataforma flexible que permite a las compañías usar el espacio en sus propios términos y mirar hacia adelante con confianza. No sólo tenemos soluciones a la medida, sino que hemos invertido gran cantidad de recursos en adaptar nuestros espacios conforme a los nuevos protocolos sanitarios, brindando a nuestros miembros un espacio cómodo y seguro. Para nosotros esta es una tremenda oportunidad de ayudar a que las empresas se adapten de forma eficiente a los nuevos retos de esta transición”, concluyó el ejecutivo.

Los espacios de trabajo flexibles se encuentran en una posición única para ayudar a que las personas y empresas vuelvan a trabajar de forma segura y eficiente. Sin embargo, no todas las compañías tienen los recursos, financieros o de otro tipo, para implementar rápidamente un modelo de espacio de trabajo flexible que se extienda por toda la ciudad. Empresas como WeWork se basan en proporcionar esta flexibilidad y están redefiniendo el futuro del trabajo por medio de eficiencia en costos, soluciones flexibles y entornos seguros.

Por WeWork

Este es un artículo de la edición 122 https://inmobiliare.com/inmobiliare-122/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son
responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan
la posición de Inmobiliare.

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído