Conecta con nosotros

Negocios

Sector residencial vacacional de lujo, apuesta por amenidades al aire libre

Publicado

el

A pesar de las implicaciones de la crisis sanitaria, los segmentos residencial, residencial plus y vacacional, no han parado, y de entrada a la “nueva normalidad”, ajustan sus modelos y productos a las necesidades y tendencias que fueron originadas o aceleradas por la pandemia.  

En entrevista con Inmobiliare, Diego Treviño, Responsable de Ventas de Bienes Raíces, de Rancho San Lucas, Grupo Solmar, habló sobre los cambios que percibe en el segmento residencial vacacional de lujo, y sobre la apuesta hacia las amenidades al aire libre. 

De manera particular, Treviño observa que el mercado vacacional en Los Cabos, Baja California Sur, ha comenzado a reactivarse y presenta una demanda favorable por parte de huéspedes de hotel y compradores de activos residenciales. 

Publicidad

“Estamos muy optimistas y esperamos un crecimiento paulatino a corto y mediano plazo, pero tomando las precauciones necesarias”, señaló. 

Destacó que en la región se han seguido todos los protocolos dictados por las autoridades de salud y asociaciones hoteleras. Incluso, Los Cabos, fue el primer destino del Pacífico Mexicano en recibir el “Sello de Viaje Seguro” otorgado por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés), lo que ha generado confianza en visitantes y compradores. 

En cuanto al sector residencial de lujo, nota dos variables importantes: por un lado, la demanda dentro del mercado nacional ha crecido; y por otro, la mayoría de los compradores adquieren las propiedades no como usuarios finales, sino como inversionistas.

Por lo cual, percibe lo anterior como una ventaja para los productos que ofrece Grand Solmar at Rancho San Lucas: residencias tipo villas y las llamadas “Norman Estates”, del portafolio de lujo del campeón de golf Norman Greg, que van de los 2 a los 7 millones de dólares; y para las cuales, se ha implementado un favorable programa de renta, añadió. 

Amenidades en la “nueva normalidad”

El “new normal” contempla modificaciones en la forma en que las personas se relacionan, comunican, trabajan, consumen, y viajan. Por ello, el sector inmobiliario ha tenido que adecuarse a las nuevas necesidades. 

Por una parte, el distanciamiento social y las medidas higiénicas rigurosas son centrales para todos los segmentos inmobiliarios. Por esta razón, el residencial y residencial de lujo apuestan por amenidades al aire libre, como el golf y la pesca, ya que en ellas existe mayor control para mantener la sana distancia.

En este sentido, Treviño expresó que si bien los nuevos protocolos sanitarios no han cambiado en gran medida las operaciones internas de los bienes y raíces vacacionales de lujo, como lo han hecho en la hotelería; considera que las actividades a campo abierto generan mayor confianza entre los residentes. 

Campo de golf diseñado por Greg Norman en Rancho San Lucas

Por tal motivo, y con el objetivo de garantizar un ambiente limpio y seguro, han mejorado las normativas para el campo de golf, inaugurado en febrero de este año, y desarrollado por Greg Norman Golf Course Design.

Esto incluye una apertura escalonada de los días y horarios en que opera, así como mantener una distancia  aproximada de dos metros entre personas, y el uso obligatorio de máscaras protectoras y gel sanitizante. De igual forma, han buscado disminuir el uso de puntos de alto contacto, fomentar los pagos electrónicos, y aumentado el número de carros de golf para que en ellos pueda viajar un solo jugador. 

Por otro lado, la cadena Solmar ha encontrado otra ventaja en contar con espacios flexibles en sus residencias, que puedan ser adaptados como habitaciones privadas, estudios u oficinas, respondiendo así a la tendencia del trabajo remoto que se ha acelerado a causa del confinamiento. 

Finalmente, Diego Treviño enfatizó que los destinos turísticos que cuentan con una buena conectividad carretera y aérea, como Los Cabos, se verán beneficiados durante su reactivación.

Publicidad

Negocios

¿Cómo incursionar en el negocios inmobiliario?

Publicado

el

Ante la situación que se vive actualmente las personas están buscando cuidar su dinero a partir de oportunidades de inversión reales que generen ganancias. Es por eso que los expertos de la Lamudi han creado una guía breve para aquellos que deciden incursionar en el negocios inmobiliario.

1)    Contar con el presupuesto necesario

En primer lugar se recomienda investigar sobre los precios del mercado y sobre la capacidad de crédito (si es que se emplea una hipoteca). Es importante tener muy clara la cantidad de dinero que se piensa destinar a la inversión, para que así se busque una buena plataforma inmobiliaria.

Publicidad

Se recomienda acercarse a un profesional inmobiliario que pueda ser guía en el proceso y realizar una inversión segura. Datos a tomar en cuenta: ubicación, estado de la construcción, factores que pueden influir en la plusvalía, situación fiscal de la propiedad,  documentación legal y notarial que conlleva, entre otras cosas. 

2)    Tipo de inversión inmobiliaria: renta o venta

 Un paso importante es definir cuál va a ser el uso de la inversión; si es con el fin de rentar o vender, o si se va a adquirir una propiedad en construcción, en pre-venta o para remodelar y volver a poner en el mercado. 

“En este aspecto recalcamos que hay que informarse sobre todas las opciones que hay en el mercado inmobiliario, así como sus riesgos y beneficios. Entre mejor informado se esté, la toma de decisión será mejor” explica Daniel Narváez, Marketing VP de Lamudi.

Una dato importante para tomar en cuenta antes de invertir es la plusvalía, por ejemplo en el caso de la CDMX, las plusvalías han sido en general positivas a pesar de la contingencia donde la plusvalía anual del tercer trimestre del 2020 con respecto al mismo periodo del año pasado fue del 8.9%, mientras que la plusvalía del mercado secundario, es decir, la venta de vivienda usada fue de 14.3%. 

En este año atípico las casas han bajado un 9,4% el precio promedio de venta y los departamentos han disminuido un 3,5% de 2019 a 2020 en las ciudades, pero en renta, las casas han aumentado un 12,4% y los departamentos han crecido un 9,6% sus precios promedio, por lo que comprar para rentar es una oportunidad. 

3)    Riesgos a tomar en cuenta

Una inversión inmobiliaria bien hecha traerá ganancias, sin embargo estas serán a mediano o largo plazo. La liquidez por lo regular no es inmediata. La inversión podría hacerse difícil si se realiza sin haber hecho alguna investigación o análisis previo sobre los factores que influyen en el valor de los inmuebles y de los que depende el poder liquidar. 

Al invertir en un inmueble para vender lo ideal es esperar de tres a cinco años para lograr obtener una utilidad de hasta el 30% en caso de haber realizado la elección del inmueble considerando su plusvalía y que no existan factores que puedan disminuir su valor. Durante ese tiempo existe la opción de rentar el inmueble para ir generando ingresos o si se utilizó un crédito hipotecario, con el dinero del alquiler se pueden ir pagando los intereses.

“Actualmente hay factores como el mantenimiento de las bajas tasas de interés y los plazos accesibles para financiamiento por parte de las instituciones bancarias y que las autoridades han anunciado planes económicos para revitalizar el sector de la construcción, dan certeza de que el mercado no se va a detener. Si bien durante las crisis sanitarias, como la que se vive actualmente, se ralentiza la toma de decisión de aquellos que están por comprar un inmueble, se debe hacer mucho énfasis en que no hay mejor momento para invertir que este”, agrega Narváez.

Publicidad
Sigue leyendo
Publicidad

Lo más leído