Conecta con nosotros
blank blank

Desarrollo Urbano

SEDATU integra perspectiva de género en ciudades con la metodología CIUATL

Publicado

el

Históricamente la construcción del espacio público ha estado condicionada por las relaciones de poder, expresándose en asimetrías entre hombres y mujeres, pobres y ricos, lugareños y personas migrantes, entre otras. 

Para transformar las ciudades en espacios dignos, seguros y accesibles para todas las personas, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), reconoce que las políticas territoriales tienen una gran deuda, principalmente con las mujeres, es por ello que enfatizan en que el territorio debe adoptar una perspectiva de género a través de la Metodología CIUATL: Auditorías Territoriales para la Evaluación y Transformación del Espacio Público con Perspectiva y Necesidades de las Mujeres.

De acuerdo con la SEDATU, son las mujeres que viven y transitan el espacio público quienes mejor conocen el estado en que se encuentra la infraestructura, cuáles son los elementos y las causas que las hacen sentir seguras o inseguras y cuáles son sus necesidades. También son  ellas quienes tienen las ideas de cómo se podrían mejorar sus barrios y ciudades, teniendo al gobierno como facilitador y catalizador de dichas soluciones.

CIUATL permite generar un diagnóstico a partir de la percepción y necesidad de las mujeres y, a la vez, integrar propuestas de intervención en el espacio público, desde colonias, calles, rutas de desplazamiento, parques, plazas u otros.

Al respecto la coordinadora de la estrategia Mujeres en el Territorio, Mabel Almaguer, comenta sobre la CIUATL, “Su objetivo es considerar todas las necesidades de las mujeres y sus recomendaciones, pues son ellas quienes conocen el espacio público, quienes lo trabajan y saben cuáles son sus necesidades. También la metodología considera la perspectiva interseccional pues se trabaja con grupos de mujeres indígenas, niñas, adultas mayores y con afromexicanas”. 

Actualmente, las calles y espacios públicos son percibidos como inseguros por la mayor parte de mujeres en el territorio mexicano (INEGI, 2016), además no cubre las necesidades de movilidad y habitabilidad de las mujeres en muchas de las zonas que recorren y viven. Es por eso que la metodología, alineada al Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), busca evaluar y transformar el espacio público desde la perspectiva y necesidades de las mujeres, contemplando que las personas son el eje de la toma de decisiones para el mejoramiento en el acceso y ejercicio de los derechos humanos en el espacio público. 

 El espacio público se analiza en cuanto a percepción e infraestructura, a través de diversos instrumentos: grupos focales, caminatas, entrevistas, encuestas, entre otros. Todo ello, ofrece los elementos para generar un diagnóstico del espacio agrupados en 11 categorías:

  1. Diseño universal
  2.  Iluminación
  3. Señalética
  4. Mobiliario
  5. Movilidad
  6. Usos y equipamiento
  7. Espacios para el cuidado
  8. Áreas verdes
  9. Habitabilidad del espacio
  10. Olores, higiene, belleza y sonidos
  11. Seguridad. 

Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank
Anuncio blank